miércoles, 16 de septiembre de 2009

Su demagógica majestad


Jorge Javier Vázquez dijo el otro día en "Sálvame" que había unos programas muy elitistas escritos por guionistas gordos, sudorosos y gafapastas que eran la antítesis de la frescura y la campechanía de su espacio televisivo. En la frase, enunciada con mucha mala hostia y una grave dósis de demagogia, JJV dejaba bien claro que lo guay, lo fetén, lo popular, lo que tiene tirón es, ni más ni menos, que lo que se hace en su programa mientras que lo otro crece alrededor no porque tenga que crecer ni porque tenga que haber algo de pluralidad de contenidos si no porque, como el pueblo de los irreductibles galos, "Sálvame" se ha convertido en el último bastión de lo que de verdad interesa al público.


Es JJV un demagogo de esos que, para justificar su propia vulgaridad, no tiene empacho en ampliar el término "vulgar" hasta convertirlo en un sinónimo de "popular". Es sorprendente como alguien al que se le llena la boca diciendo que es un gran lector de Gala o Skarmeta, Almudena Grandes o García Márquez y que se pirra por Caetano Veloso y el cine de Almodovar sea capaz de jugar a construir dañinos estereotipos sobre los demás mientras se emplea a fondo en cultivar uno propio e igualmente feo: el de la "típica marica mala".


Por desgracia los estereotipos no están construídos sobre verdades si no sobre prejuicios y, al no ser yo una persona que crea ni en la culpa colectiva ni que tenga prejuicios, niego tajantemente que JJV forme parte de esa cosa tan fea.


De hecho la frase de JJV es tan prejuiciosa como aquella otra emitida por Millán Astray y que decía eso de "Cuando escucho hablar de cultura cojo la pistola" o como si, por ejemplo, alguien fuera capaz, en los tiempos que corren, de argumentar en contra de "Sálvame" diciendo que "los programas de corazón tienen un alto índice de mal gusto debido a los homosexuales que trabajan en ellos".


Ya es triste que un tío tan moderno como el conductor de "Sálvame" quiera ser comparado ideológicamente con un legionario golpista y posiblemente homófobo.


Enfrentamientos y mal rollo es lo que JJV y la cadena que emite su programa creen que es lo que gusta a la gente...es posible que incluso eso sea una de las muchas exageraciones o cebos que producen este tipo de programas porque, la verdad, cuando dicen eso de "toda la gente" me acuerdo de todos los que no vemos casi nunca la televisión. Y no por falta de ganas porque ver lo que le están haciendo a la caja tonta es como asistir a un espectáculo donde la gracia consiste en ver a un sádico ahogando cachorritos.

8 comentarios:

Chema Lajarín dijo...

Es evidente que JJV tiene que defender lo indefendible; es posible que se haya creado una justificación profesional para defender(cuando se cepilla los dientes en el espejo) la mierda que hace. Y como es un tío inteligente, porque lo es, necesita creerse a sí mismo. Y me da a mí que pertenece a ese grupo de homosexuales que justifica (como prueba de autoevolución post-represional)todo lo que hace con la cabeza bien alta metiéndolo todo en el saco del "tirar p'alante que bastante mal me ha tratado la sociedad". A ver si evolucionáramos un poco, de una puta vez, y quitáramos argumentos a aquellos que confunden, a sabiendas, velocidad y tocino. La frase de la cultura y la pistola no la conocía, es brutal, jojojojo. Saludos.

manu dijo...

Tema plantearse es porqué ese tipo de demagogia cala entre el espectador televisivo y encumbra a su programa como líder de audiencia.

No sé si eso es lo que demanda el público, diría que no, pero sí es lo que ve.

Con lo fácil que es apagar la tele... ¿no?

Paria dijo...

Ese comentario de JJV no deja de ser un ejercicio más de cinismo por parte de uno de los que dan la cara por esos "Proyectos"...Ahí tienes a Jordi (Micaratienemascrateresquelaluna) Gonzalez, que parece pasarse la vida en permamente campaña de justificación de sus toneladas de basura. Porque es obvio que cualquiera que forma parte de esos programas sabe mejor que nadie la cantidad de mierda que revuelven, pero ya se sabe que la pela es la pela.

Todos esos ataque y justificaciones no son más que una medida preventiva para descalificar los argumentos del contrario de cara a que te lo llamen, para así poder decir-Ves si ya lo decía yo, no es más que un gafapasta que se cree con derecho a decirle al "pueblo" lo que debe ver-

Por cierto, siempre pensé qeu la frase de la cultura y la pistola era de un nazi, bueno, de otro nazi, Goebels creo.

Dr.V13 dijo...

JJV despues de ponerlo de vuelta y media JJV ? venga coñooooo! pon su verdadero nombre ke almenos eso se merece el pobre "EL MERMELADAS"

Onanista Sánchez dijo...

Creo que es un error intentar encontrar lógica a una televisión falsa donde cualquier atisbo de enfrentamiento está guionizado. Partiendo de esa premisa, la única forma de no morir en el intento es tomarse todo lo visto como una mera historia entretenida sin moraleja. JJV quizá esté acomplejado por su falta de preparación, quizá haya llegado demasiado tarde a cierto tipo películas y libros que ni si quiera comprende, quizá intente en vano por todos los medios adoptar el papel de marica mala e ingeniosa pero es honesto reconocerle esos momentos donde ni él mismo se toma en serio lo que está haciendo, porque básicamente lo que hace no tiene mucho sentido. Si hablamos de demagogia, me parece más peligroso intentar tomarse en serio asuntos sin interés alguno, como esos ratos libres que tiene el Defensor del Menor en los informativos de A3. Creo que la cadena amiga se ha encontrado de chiripa un espacio que ha llegado a la gente. Conclusión, creo que perdemos el tiempo en desmontar a un personaje que no vale la pena, pero que por X o por Y ha conseguido captar la atención con el "que hablen de mí aunque sea mal".

Dicho lo dicho, a sus pies maestro

Azul (MrBlue) dijo...

Llevaba un tiempo desconectado...pero es volver a leerlo y resoplar aliviado: hay gente que es de mi cuerda!!!
Felicidades por la entrada.
1Abrazo!

Señor Insustancial dijo...

Hola a todos,

Chema Lajarín,
Pues me tomo bastante mal el hecho de que una minoría otrora perseguida se dedique ahora a juzgar al personal con las mismas armas de la irracionalidad de la que tanto se han quejado. Como soy gilipollas sigo creyendo en que la gente que sale por la caja tonta tiene cierta responsabilidad a la hora de medir sus palabras y que debería de aplacar, en cierto modo, sus instintos asesinos con otros que sabe que son más débiles y están peor mirados. Me refiero a gordos y guionistas. Los primeros mal vistos en una sociedad que opta por acercarse a un modelo estético absurdo y los segundos por estar mal pagados y mal mirados en todos los puestos de trabajo que ocupan.

La frase es brutal.

Manu,
La primera vez que salí de España y visité un domicilio privado me sorprendió que, al entrar en el salon y en plan cortesía, las personas que lo ocupaban apagaron la tele. Me dije que eran unos bichos raros y que en España a nadie se le hubiera ocurrido semejante cosa. La opción "apagar la tele" para hacer otra cosa no está entre nuestros usos.

La demagogia esta barata funciona por el bajísimo nivel del personal. Es duro hablar así pero pierdo la fe en el ser humano cuando veo los índices de audiencia. Mi teoría es que la gente ve lo que hay en la caja tonta a esas horas y que si pusieran documentales o telenovelas, películas o retransmisiones de curling se verían igual. No es demanda es idiocia.

Paria,
Pues sí, tienes bastante razón pero no es más cierto que hace ese tipo de comentarios a sabiendas del público que tiene y al que es fácil convencer de que hay un complot de unos gordos intelectuales para quitarles el "Sálvame"...porque esa es otra, tardarán muy poco en darse cuenta de que será muy fácil decir que se agrede su derecho a la "libertad de expresión" cuando alguien diga que lo que están haciendo es una puta mierda.

¿La frasecica? Pues ya me has hecho dudar....

Dr.V13,
Gracias por pasarte. Pues utilizo lo de JJV porque es más corto que Jorge Javier Vázquez. Nada más. Es evidente de quien se habla ya que su cara encabeza la entrada.

Señor Insustancial dijo...

Onanista Sánchez,
Creo que el mismo JJV se confiere así mismo ese recurso tan bueno de salirse de cuando en cuando del papel y hacerle un guiño a sus colegas de tertulia (con los que me imagino que compartirá proyecciones de pelis en VOS y libracos profundos) como para recordarnos a todos que está bastante por encima del programa que presenta.

Sinceramente no entiendo cómo es posible que una persona como Belén Esteban parezca hacer tanta gracia a JJV o a Jordi González que parecen partirse con las salidas de tono de esta señora. De verdad, que creo que en el fondo, existe ese mismo rollo que Sardá tenía con todas las señoras que llevaba a su programa y que alguien tradujo como "eso chistes que hacen los señoritos cuando se ríen del acento de sus chachas".

Ese es un guiño peligroso que estos presentadores tan postmodernos a sabiendas de que entre su audiencia natural, ya me entiende, se esconden también muchos posibles cómplices que descubren los toques de ironía y los gestos de "no se crean nada que todo es ficción y chuflilla". Digamos que "Sálvame" y su Belén Esteban han vuelto a crear un "Efecto Tamara". Sí, ella se creía que todo el mundo la adoraba y que era una estrella, que todos los que iban a sus conciertos la querían mogollón, que Alaska dijo en serio aquello de que era la "nueva musa de la postmodernidad" pero, tanto tu, como yo y como JJV, sabíamos que todo aquello era una broma gigante montada alrededor de un único bufón. Pues esto es igual, las bromas tienen su punto divertido pero también su gran carga de profundidad de mala, malísima, hostia y muchos daños colaterales.

A lo mejor no lo he conseguido expresar bien pero en esa línea de diálogo de Jorge Javier Vázquez había tal mala hostia reconcentrada, tal desprecio que me recordó a aquel actor de los años sesenta cogido en un renuncio durante un ensayo que se quejaba de la cantidad enorme de laca que le habían puesto diciendo "¡Van a pensar que soy un sarasa! ¡Un maricón de mierda! ¡No quiero parecer un maricón de mierda!" y notabas que cada "maricón" sonaba con más odio. Pues lo mismo con la palabra "gordo" en la boquita del conductor del programa.

Pero, vamos, que en lo del Defensor del Menor completamente de acuerdo...aunque me cascan por ahí que parece ser que el hombre este tiene que intervenir ante cualquier denuncia que le llega...

Ah, y que usted me sigue cayendo excepcionalmente bien, claro está.

Azul
Pues gracias a ti por volver a conectarte.

Abraaaaazos a toooodos,
A.