lunes, 9 de agosto de 2010

Olvidando el paso hacia la tumba


He cumplido 36 años. Mas cerca de los 40 que de los 30. Como decía Larry David en "Si la cosa funciona" (Woody Allen, 2009): "No entiendo por qué la gente celebra el Fin de Año ¿Qué celebran? ¿Que están un paso más cerca de la tumba?".

Tranquilos todos, no se larguen. No voy a comenzar una retahila sobre lo malo que es envejecer porque es un tema con el que, me imagino, estaran todos lo suficientemente familiarizados. La frase me hace gracia porque la escribe Allen, la recita David y, en general, es completamente cierta.

Muchas veces los ciclos no se calculan por años. Lo sabemos bien los que trabajamos en mi campo que vivimos con el asunto de las temporadas que empiezan cuando uno no se lo espera y terminan, más o menos, cuando uno todavía se está acordando de que no ha ahorrado ni un sólo céntimo en vista de la renovación del programa donde trabaja. Je. Este mundo es muy cruel si uno tiene vicios como comer o dormir bajo un techo y, no digamos, si quiere permitirse el capricho de viajar por ahí con un bonometro como si fuera un pachá.

Pero tranquilos, tampoco voy a hablar de la crisis ni nada de eso porque, también, estarán todos bastante familiarizados.

Lo que quiero decir es que, hasta la fecha, he tenido una vida llena de cosas. Como si uno de esos viejos con Síndrome de Diógenes se tratara he ido acumulando todas las experiencias posibles a un ritmo criminalmente alto. Se puede decir que, aunque he tenido tropiezos y sinsabores, me lo he pasado bien y espero pasármelo mejor. Que la Ópera no se acaba hasta que canta la gorda o hasta que el techo del teatro se cae sobre tu cabeza por culpa de la mala coordinación entre el concejal de Obras Públicas y un constructor mangante.

No tengo ni idea de qué me deparará el futuro porque, como ustedes saben, profeso la religión de la MTS o, lo que es lo mismo, Máquina Tragaperras Sideral. A mi entender, la fuerza que mueve el Universo, es una tragaperras gigante, un slot machine inmenso que hace mover las ruedecitas con las cerezas y las herraduras y toda esa mierda de manera aleatoria. Unas veces te toca el premio y otras veces no te toca. Da igual lo que hagas porque la fuerza de la improvisación, la chapuza o lo que sea son mucho más poderosas que las de las cosas bien hechas. Ser bueno o malo, o regular o espantosamente idiota no tiene nada que ver con lo que la MTS te tiene preparado, sólo tienes que levantarte por la mañana y accionar la palanca...nada más.

En todo caso, y como hacía Dennis Hopper en Reborn (Bigas Luna, 1981) inicio aquí un mea culpa y digo que si alguna vez les fallé fue porque yo también soy gilipollas: Lo siento. En todo caso, si se sienten ustedes muy vengativos con mi persona, les recordaré que estoy equipado con una especie de programa interno que produce que todo el mal causado se me sea devuelto automáticamente, en cuestión de horas. Creánme si es que todavía pueden.

Pero no me voy a poner a patalear delante de las velitas de la tarta. Me voy a poner el gorrete de cartón en forma de sombrero pirata y a poner mi canción preferida. Este es un día para celebrar, ya saben, para olvidarse de que estamos un poco más cerca de la tumba. Un día para hacer buenos propósitos, nuevos planes, tomarse unas (varias) cervezas. ¿No? De eso se trata, de reírse, de acabar con esta sensación de estar bien pero a un paso de estar mal. De mirar hacia adelante, me imagino, sin olvidar el paso atrás.

Disfruten, que yo lo voy a hacer.

11 comentarios:

Dante dijo...

Muchisimas Felicidades!!!! Yo los cumplo a la semana que viene.
Pasalo bien wuapo!!
Un millon de besos.

Azul (MrBlue) dijo...

Muchas (y sustanciosas) felicidades!!!

Rous dijo...

Pues que cumpla usted muchos mas y nosotros lo leamos.

Señor Insustancial dijo...

¡Hola a todos!

Gracias por la felicitaciones. Un año más...quién lo diría.

Saludos.

María M. dijo...

Vaya por Dios, qué tarde llego a felicitarle! Espero que la celebración fuese gitana y que se alargue hasta el fin de semana como poco!

Lajarín dijo...

no sufras, sr.Insustancial, nadie se queda perenne. Yo también cumplo este mes los 36, gran generación, ¿no? jajaja...

Si que es cierto que, lo que a los profes nos raya un poco, es que los alumnos siempre tienen la misma edad. Así que sólo envejeces tú, debiéndote adaptar a los 15 años cuando tienes 25 ó 35 ó 45, jajajaja. Pero hay que alegrarse, que lo importante es ir cumpliendo.
Un abrazo y felicidades!!

::::::::::::::::::::::A-Zeta (Revista abierta a participación)::::::::::::::::::::::::::::::::: dijo...

Felicidades supongo, aunque Allen tiene razón...

Concha dijo...

Yo también cumplo 36 el viernes y me siento joven. De tu teoría de la máquina tragaperras especificaría que, si bien estoy de acuerdo, también hay que tener en cuenta que la máquina tiende a sacar términos medios (ni gordo, ni desastre, que esos si tocán tocarón), y ahí, en la mediocridad del tema, entramos nosotros ... lo que hacemos...lo que somos. Y por eso muchas veces decidimos. Quiero pensar. Felicidades y un beso.

email marketing dijo...

Hola , queria felicitarte, pues tu pagina es excelente .
te mando un abrazo .

Señor Insustancial dijo...

Hola a todos,

Maria M,
Nunca se llega tarde si la dicha es buena, así que la felicitación me vale igual.

Lajarín,
Maestro (en todos los sentidos) esa sensación de hacerse mayor y de que los alumnos siempre tienen la misma edad me la ha contado muchas veces mi padre. Debe de ser como meterse en el tunel del tiempo.

Y sí, tienes razón, lo importante es ir cumpliendo.

AZ,
¿Cuando ha dejado de tener razón Mr. Allen?

Concha,
La Tragaperras sideral es lo que tiene y, es normal, que los premios gordos no salgan todos los días, ni buenos, ni malos pero, ahí están, acechando.

E-mail marketing,
Gracias.

Estoy viendo, por los comentarios de todos ustedes, que nuestros padres estuvieron muy atareados allá por diciembre del 73...¿Qué paso? ¿Alguien sabe si no hubo calefacción?

Un abrazo a todos y muchas gracias.

Noelia Jiménez dijo...

¡¡Felicidadeeeeeeeeeeeeeeeeeeees!! Un beso grande, amigo.

Noelia
njimenez79.blogspot.com