lunes, 1 de diciembre de 2008

¡Vendrán 2.000.000.000 millones de naves!

Ahora lo entiendo todo. Antes no. Pero ahora lo entiendo. Veo Física o Química (Antena 3) y la promo de la nueva serie de Cuatro, HKM, y vuelvo al patio de cemento del Instituto. Tengo un pelazo de no te menees y estoy cuadrado aunque llevo gafas. Tengo un trabajo eventual que me encanta y ligo bastante, voy a fiestas todos los fines de semana, salgo de viernes a domingo, descubro todos los meses a un nuevo escritor y un nuevo grupo de música, todo me hace gracia y, lo mejor, no hay hora para cerrar los bares. Me despierto tras haber bebido dos o tres litros de cerveza y calimocho y no tengo resaca, sólo un leve dolor de cabeza. Soy feliz, muy feliz...yo hago con que no, con que el mundo no me entiende, con que soy único y especial, me doy al drama pero, en el fondo, soy muy feliz porque compro El Víbora y el Makoki y quiero escaparme con mi mejor amigo a ver la casa de Elvis Presley. Todo son grandes sueños y pequeños planazos, tan pequeños como algunas pequeñas derrotas, en el gimnasio piensan que soy gay porque vendo ropa en la tienda de Leticia cuando ella no está y la pelirroja de la peluquería no me hace ni puñetero caso pese a que, cada semana, le preparo una cinta con música o que la última rubia que ha pasado por mi vida ha sido secuestrada por sus padres y vive a, pufff, yo que sé cientos de kilómetros.


Cuando mi padre o mi madre me dicen que "hay tiempo para todo" me desespero...venga va...dejadme ser "underground", acabo de descubrir la palabra "underground" y me pongo triste cuando releo "Al este del Edén" o escucho "I´ll be your mirror" de la Velvet&Nico. He descubierto a Basquiat hace poco y quiero ser parte de la Factory, escribir. Quiero escribir. Quiero retirarme a un lugar apartado a vivir con mi chica, bajar a la civilización de cuando en cuando para bailotear y comprar vinilos y cómics y nuevos libros, a ser posible, mis propios libros. Si no lo consigo me suicidaré pero me acabo de enterar de que la gente que se suicida suele ser recogida por la policía rodeada de un montón de flujos internos y me da reparo. La muerte me da reparo, la muerte me va a impedir moverme, estoy seguro...la muerte me parece la imposibilidad de los grandes planes y sufro bastante cuando veo a J. sufrir, deprimido, tumbado en la cama escuchando una y otra vez un disco de Pentangle o de Waits.


A mi Waits me parece un cínico que se acaba de apartar de la bebida y ya quiere tener hijos pero me gusta esa voz de tubería, la ropa que lleva, las coas que atisbo en mi mal inglés. Me he puesto en los 17, casi los 18, y ya he adquirido más libros y discos que mis padres, he ido más al cine que mis abuelos, he visitado ya tres países diferentes y hablo/chapurreo dos idiomas con total perfección. Es más, ni siquiera me ha salido un maldito grano y he salido triunfante de mi segunda operación grave tras pasarme quince días tumbado en un hospital... tenía 17 o 18.



Cuando veo Física o Química no entiendo nada, la verdad, no entiendo los conflictos que puede tener un chaval de 16 años y me siento viejo. Cuando veo FoQ siento que me están haciendo viejo y que la separación entre la gente que viene por detrás y la mía es enorme e insondable. Me niego todavía a musitar un "Joder, cómo está el patio" pero, la verdad, no entiendo por qué Antena 3 quiere sentarme en un sillón de orejas y vestirme con una batita y unas zapatillas de andar por casa. La tele es tan mala como la juventud que refleja, una juventud que sabe cómo hacer las cosas pero no entiende las consecuencias de sus actos...¿En verdad está la cosa tan malita? Quiero decir, tienen todas esas caras de viejos, de resabiaos, parece que todos son como de gominola, quiero decir, que tienen el espíritu de la gominola, que es una cosa malísima. Alex de la Iglesia me lo dijo una vez: "Cuando haces algo lo que quieres es encontrarte algo contra lo que golpear, golpeas algo y esperas que tu puño le pegue a algo duro, que puedas remover, si le atizas a un hombre de gominola lo atraviesas pero no le haces daño ¿No? Es una sensación pastosa y horrible porque no le habrás hecho daño, ni bien. Te dará las gracias y seguirá caminando".


A mi me da esa sensación. La proyección de la juventud en la tele es horrible, vale Alsalirdeclase (Telecinco) era simplemente mentirosa, dolorosamente mentirosa, la chavalada se compraba un bar que convertía en radio, tienda, centro de cienciología...ficción trolera, de chavales de menos de 20 años viviendo solos y yendo al instituto.



Alsa (la serie, no la compañía de autobuses) puso de moda que gente muy mayor interpretara papeles de personas jóvenes. Por Dios, aquellos tíos tan grandes haciendo de chavales, de canijos, como si vinieran de un país extraño donde hubieran sido sobrealimentados con hormonas del crecimiento; aquellas überhembras, aquellos übermachos saltando de cama en cama...FoQ igual y HKM (con ritmos jipjoperos) sigue la tradición pero sin mano negra (¿Os acordáis de que en Alsa, de pronto, se les coló un terrorista? ¡Qué tiempos! Seguro que era Txeroki porque nunca se supo quién era...se les olvidó, como a Emilio Aragón en Médico de Familia que tuvo unos gemelos que dejaron de aparecer y yo sufría cantidad ¿Dónde están los servicios sociales catódicos cuando uno los necesita?). Ahorame doy cuenta de que todas esas frases, esos guiones y esas historias serían completamente increíbles si fueran dichas por actores de las edades de los personajes y, por otro lado, sinceramente creo que la gente que yo conocía se parecía más al Vaquilla o al Torete que a los protagonistas de una campaña de Calvin Klein...¿Se puede ser más perfecto por fuera y más imperfecto por dentro que los personajes juveniles de nuestras series? ¿Han salido todos de una vaina de La Invasión de los Ultracuerpos?



Como telespectador sufro. Sufro como Ibáñez Menta en aquel episodio de Historias para no dormir en el que ya era incapaz de diferenciar entre realidad y ficción. Yo sufro al revés. Un flashback al revés. Veo a esta juventud con hermanos camellos, con compañeros acosadores, con profesores zumbados que dedican sus clases a ligar con las alumnas más memas, con todas esas frases tan poco vulgares, tan bien construídas y expresadas con una dicción tan deficiente...y me siento extraño y extraterrestre, como vacío.


¿De donde han salido todas esas orgías, todas esas motos, todos esos coches veloces y, sin embargo, toda esa infelicidad? Si yo tuviera un muchacho joven a mi cargo le preguntaría: ¿De verdad te sientes así, amigo? ¿Siempre tan deprimido? ¿Te estás ciscando a la profesora de gimnasia? ¿Está siendo satisfactorio tu paso por una adolescencia tan lacrimógena y tan poco festiva? ¿Eres EMO? ¿He hecho algo para que lo seas? ¿Sabes que un colega mío viendo el otro día un vídeo de Tokyo Hotel pensó que el que cantaba era una chica? ¿No lo es?


Extraño y extraterrestre decía porque no hay nada que me agarre a todo eso. Es decir, he debido de ser trasplantado en este planeta y mis recuerdos inducidos de forma errónea porque me acuerdo que las cosas no estaban tan malitas y que las profes no se quitaban las bragas. No se si me he perdido algo (que es posible) o que todo es una patraña hecha por gente mayor que entiende aún menos que yo a la juventud o eso de ser joven. Vale, una cosa son los Brady y otra Física o Química pero, la verdad, parece que esos muchachos se van a graduar en muchas cosas pero no en física ni química...hace tiempo lo hablaba con la novia de un amigo que es profesora de instituto a la que trasladaba mi preocupación por todo esto y me decía: El insituto es básicamente aburrido, nunca pasan estas cosas. Seguro que está en un instituto pasado de moda, en una institución anquilosada en el pasado donde hay Asociación de Padres, yo que sé.



Que lejos estoy ya de la juventud, madre de Odín, espero que vengan pronto las naves de Raticulón y me rescaten y me devuelvan a Raticulín porque si no, voy a acabar pensando que cuando me volvía a casa todos los cabrones de mis compañeros se ponían ciegos de todo, se reunían para hablar de sus cosas tristes y, evidentemente, me he perdidos tres o cuatro orgías en el departamento de lenguas muertas (valga la oximoron, o el oximoron). De las cosas modernas me quedo con la tristeza alegre de Nena Daconte que creo que tiene la respuesta a todos nuestros males...si alguien me explica porqué bailoteo con esta canción no tengo una respuesta, lo juro. será que yo también quiero volver al instituto.



19 comentarios:

jordim dijo...

Y luego van diciendo que quieren reflejar la realidad, y mucha gente se lo cree, como cuando mis padres ven el telediario y todos los jovenes son siempre drogadictos, alcoholicos y deserebrados, y se lo acaban creyendo.. (así como que los videojuegos y las películas alienan y crean asesinos) Así que todos los adolescentes son atractivos y sus profesoras (también atractivas) tienen que hacer un gran esfuerzo por no enamorarse de ellos y su fluido verbo a reventar de tópicos. Un amigo mio, entre cervezas me dijo algo como: "¿Física o Química?, ah esa serie... los chavales son todos lerdos de diseño a los que ahorcarías con tus propias manos, y a todas las estudiantes te las follarías hasta reventar; fin de la primera temporada. Y luego más de lo mismo.

delirium dijo...

Uff, difícil tema, que me toca muy de cerca.
Comparando con la serie mi hermano de 17 años tiene un compañero de clase camello ("que gana una pasta...no sé para qué está estudiando"), otro macarra (porque el camello no es macarra, por lo visto es un encanto) al que echaron del instituto por posible (¿?) acoso, una amiga fashion con un padre de dudosos ingresos, una novia que le ha engañado (en el más amplio de los sentidos) con más de un tío este verano...Creo que sus profesores aún son "normales" para mí pero todo lo demás no. Les importa una mierda cualquier cosa que suponga un esfuerzo, implique un respeto o unos principios más allá de yo y sólo yo y quizás mi mejor amigo de turno.
Por supuesto le limitamos la libertad los demás hasta límites insospechados, y nunca llegaremos a entenderlos (bueno esto siempre ha sido y será así)
No sé si las series éstas son causa o consecuencia, por supuesto son una expresión exagerada de la realidad pero la realidad de ahora me pilla a mil años luz de la mía y me dan una pena inmensa porque de verdad que sufren, en serio, sin motivos pero lo hacen y creo que es por falta de motivos para empujar la vida que están gastando a manos llenas.

andrea dijo...

Jamás he visto esa serie, pero la primera foto me recuerda a esto:
http://www.tvgasm.com/newsgasm/90210-original-cast.jpg

Yo hace muy poco que entré en el trauma de "oh dios mio! no soy adolescente!" Uno de los momentos clave fue cuando hojeé la Bravo de mi prima de 11 años y comprobé que no conocía ninguna cara.

feliz inicio de semana mr insustancial!

Señor Insustancial dijo...

Hola Insustanciales,

Jordim,
Yo con estas series me siento muy extraterrestre...no creo que haya muchas diferencias entre la muchachada actual y la del Pleistoceno...de todas maneras me falta la síntesis de tu colega.

Delirium,
Bienvenida again, ya pensaba que te habíamos perdido la pista para siempre.

Es posible que lo que cuentan en FoQ sea completamente cierto y que me haya perdido algo...camellear con 17 años antes era cosa de los más chungos de los chungos. Ahora me cuentan que es normal...joder...que tiempos más extraños. Ni mejores ni peores, simplemente diferentes. Que cosas.

Andrea,
Pues sí, tengo las mismas sensaciones que usted cuando veo la revista Bravo...y, por cierto, esa foto de Sensación de Vivir (The golden Years) es clavada.

Un saludo a todos y gracias por pasar por aquí.

raquel dijo...

pues yo vengo a estas horas de hacer un cine-fórum sobre sida con adolescentes!!he pasado kids,y francamente diferencias sustanciales de generación a generación no veo muchas. A mí la adolescencia me sigue fascinando. En cuanto al sexo las compesanciones siguen siendo las mismas:ellos buscando alimentar el ego y ellas buscando recocimiento alimentando el de ellos,de nuevo equilibrio desde posiciones desiguales.en fin,yo por hoy he tenido bastante.Ah!siguen siendo los preferidos los chicos malos que están buenos.Bona nit.

Paria dijo...

Pues yo creo que simplemente es la digievolución de "compañeros". No he visto mas de 30 segundos de la serie pero casi podría afirmar que tienen a un macarra, chungo pero de buen corazón, aunque como la moda cambio, ya no será un melenas con barba de tres dias y chupa de cuero, será un tunero con los pantalones caídos. Habrá la cuota de gays y empollones, pero las tramas supongo que será exactamente las mismas, aunque igual un pelín pasadas de vueltas por lo que leo jejej. Yo solo recuerdo una serie de institutos que tuviera mínimamente algo que ver con la realidad, al menos en las edades de los actores y quizás ganaba porque no era de diseño, como las yankis o lo que se hace aquí imitando a lo yanki, la serie esa era "Colegio Degrassi", bueno creo que se llamaba así, me parece que era una serie canadiense, los recuerdos están difuminados porque yo era pequeño cuando la vi.
Y señor Insustancial, cuando esa serie te haga sentir viejo recuerda que "Salvados por la campana" era igual de extraterrestre y bueno ya "Sensación de vivir", con Luke perry en el cole pura pesadilla psicotrópica.

El Gran Faroni dijo...

Hola Rak,

Pues mira, eso más o menos estaba queriendo comentar...que las diferencias no pueden ser tantas.

El día que se pongan de moda los empollones cuatroojos habremos triunfado. Los empollones cuatroojos, quiero decir. Bona nit y abrazko.

Señor Insustancial dijo...

Holas Paria,

Como sospechaba este blog es un nido de nerds...en la parte masculina, clamando por un poco de autoayuda...jajajajajaa...río, pero en realidad lloro...la serie es infumable pero, de todas maneras, no llega a la idiocia de Generación D.F. que me he negado ni siquiera a comentar por ser horrible de todas todas. No se hace humor en España, no.

jordim dijo...

Hombre por Dios, Salvados por la campana era entrañable, con su rollo de sitcom, sus risas de enlatadas y su Kelly Kapowsky, aquello por lo menos no daba rabia..

Antonio Rico dijo...

Muy ilustrísimo Señor Insustancial:
Los chavales de los institutos son por lo general estupendos. Para su desgracia tienen más pasta en el bolsillo que la tuvo ninguna generación anterior. Son, más que nunca, carne de mercado y sufren más presión publicitaria que la que aguantamos nosotros.

Puede entenderse que, los pobres, se crean que ser joven es ser lo que se ve en la tele. Pero, por Dios, nosotros no deberíamos creerlo.

Otra cosa es que hay que ir haciéndose a la idea de que ser "joven" no es un estado que se prolonga más allá de los 20 años. A esa edad uno es un adulto a no ser que sea imbécil. A ver si nos vamos a creer esas tonterías de "Gran Hermano", con niñatos de 30 anos discutiendo por fruslerías como si estuvieran, ellos sí, en el patio del instituto.
Un saludo y cuidado con la nostalgia, que como nos pillen bajos nos reemiten otra vez "Verano azul".

gromland dijo...

El problema radica, estimado Señor Insustancial, en el inexorable paso de la existencia: parece que fue ayer cuando tenía que haber devuelto "La gran ruta hacia China" en el videoclub... y ya habían transcurrido quince años! (ahora en su lugar, hay un Zara para personas pequeñas).

Coincido con Vd.: "Tísica y Cómica" me hace sentirme como un extraterrestre - cosa obvia, por otro lado -, pues no entiendo el comportamiento de los alumnos durante los más o menos siete minutos que he visto de la serie. Ahora bien: ¿son realmente así los jóvenes o no deja de ser una dramatización burda y exagerada de lo que los guionistas CREEN que son los jóvenes (no sólo es humor lo que NO se hace en España), quienes a su vez se sienten identificados con dichos personajes y actúan emulando - si es que la juventud todo lo piratea, cáspita! - a sus ídolos de cartón piedra? ¿O me dirá Vd. que, como recuerda el estimado Antonio Rico, los Piraña, Tito, Bea y demás calaña eran una muestra representativa de nuestra - creo que debemos rondar la misma quinta - generación? Dígame que sí y le retiro la paga para toda la vida.

Uno, que empieza a peinar canas hasta en los testículos (una afición como otra cualquiera), se teme que los días del "buff, qué resaca... esto se quita con una birra" han pasado. Y, para qué nos vamos a engañar, jode.

Eso sí: y lo bien que vestimos, ¿qué?

Afectadísimos y nostálgicos saludos.

manu dijo...

La pregunta es, ¿cómo un tiarrón como usté pierde el tiempo viendo FyQ y similares en vez de estar escribiendo?

A mí, esas series me ponen nervioso por su irrealidad, su visión distorsionda del mundo, ya desde los tiempos de Compañeros y Al salir de clase, horrendas ambas.

Miss Fruslerias dijo...

A medida que le leía, estimado Insustancial, pensaba que no nos hacemos mayores porque no entendamos las motivaciones, sufrimientos, tristezas, desvaríos o gilipolleces de estos jóvenes de gominola, nos hacemos mayores porque decimos que lo nuestro era mejor.
Ese es para mí, el síntoma de la adultez acusada.
Que nos estén vendiendo una imagen absurda de cómo son los jóvenes teenagers ahora, me parece anecdótico aunque no le falta un cierto realismo, pero que logren que recordemos con nostalgia nuestra adolescencia, cuando lo que me queda de ella (al menos a mí) es un recuerdo funesto, es lo que les echaría en cara a esa panda de mamones con piercings, flequillos por los ojos y pantalones por los suelos.

Azul (MrBlue) dijo...

Hola S.I. pues la verdad es que yo me quede en "Sensación de Vivir" pero puedo suponer de que va FyQ y similares....1Abrazo!

Anónimo dijo...

señor insustancial,

deme un toque por favor :)

carlos clavijo.

Señor Insustancial dijo...

Saludos a toda la insustancialidad concentrada en el páramo....

Jordim,
Es que "Salvados por la campana" no tenía ninguna intencionalidad realista y FoQ....

Antonio Rico,
No dudo de que la chavalería sea bastante mejor de lo que dicen por la tele. Es más espero que sea así porque si no no llegaría ninguno a los 25 y dime tu quién iba a pagarnos las pensiones. Me reconozco como adulto, claro, pero me molesta sobremanera ese mensaje de "la juventud es un valor en sí". Como mi texto era pobrísimo pues, en realidad, me quedé a medias totalmente. Inexcusable y por lo tanto no me excusaré.

Grom,
Es que ya somos mayores...me van a acabar convenciendo...ays, que angustia vital y, por Dios, que como dice Antonio no nos pongan otra vez "Verano Azul" aunque dicen que vuelve pero en plan "reloaded". si lo dirige Mercero va a ser como La Mansión de los Plaff. Qué miedo.
Sí, es verdad, hagámosle caso a Antonio (que de estas cosas sabe un huevo o dos) y convendremos en que los chavales no son mucho más diferentes de los chavales que éramos pero son más víctimas del mercado y de que estas series las suelen escribir tíos de nuestra edad que interpretan las señales de lo que ven de una manera errónea. Estoy casi seguro de que son todos tontos, pero porque son jóvenes, cuando se les quite lo segundo veremos cuantos tontos quedan de verdad.
Y otra vez le vuelvo a dar la razón con el tema de los ZARA que son como una muesca en el calendario...abren uno cada seis meses así que puedes saber la edad que tienes paseando por una ciudad grande. Si no fuera por eso yo estaría más perdido que el tío de 12 Monos. Tempus fugit...o lo que es lo mismo:la cosa va como las balas.

Manu,
En estos tiempos aciagos tengo horas para todo escribir y ver programas malos...lo primero por placer y lo segungo por no perder la panorámica por si mañana o este día o el otro surge la llamada del ahorro. Pero sí, es un poco horrible.

Miss Fruslerías,
Siempre tan acertada...es que quería decir que la muchachada no es tan diferente pero la he cagado. Arf. Lo cierto es que si vemos a estos y ello nos hace pensar que nuestra adolescencia albanesa fue un paraíso mal vamos, ciertamente. Que cosa más penosa.

Mr Blue,
No pierdas el tiempo que no vale la pena.

Un abrazo a todos, prometo estar más fino próximamente.

pau dijo...

nunca he visto la serie ni las que hay ahora similares, pero si que las ví años atrás, cuando tenía edad para ello... pero sin embargo si que la serie ha sido tema de conversación varias veces, por todo eso que comentas que contiene.

Y la verdad es que me da un poco la misma sensación que a tí, cuando lo comentamos nos sentimos como unos peleles, ya que en el instituto, los chungos eran los que se iban a la escalera de incendios a fumar porros.

Una amiga mía es profesora y dice que cada día las generaciones son peores. Sólo una muestra, en clase con chicos de 12/13 años, a mi amiga le preguntaron por otra profesora, que según ellos estaba "muy buena", mi amiga se negó a comentar nada y uno le dijo: "no se preocupe maestra, no necesito su ayuda para follármela".

Cuando nos lo contó alucinamos todos... ¿cómo es posible que eso suceda? es que a nosotros ni se nos ocurría preguntar por otros profesores...

No sé, seguramente seguirá habiendo buenos chicos (al menos medio normales) pero como gente como ésta (o los de la series) tengan que pagar nuestras pensiones... lo llevamos claro.

Tomás Verléin dijo...

Sr. Insustancial, le felicito por su ritmo de actualización. Dejo de entrar dos días y ya me siento como cuando faltaba a clase justo el día que explicaban las integrales.

Las series de adolescentes son a la realidad lo que una botella de agua mineral rellena del grifo a la salud. Creo que mi límite (tras criarme a los pechos adolescentes de Al salir de clase y compañeros) estuvo en esta última cuando Francis Lorenzo salvaba el colegio (y al mundo de paso) de una bomba, saltando de una ventana a otro y supuestamente cortando el cable rojo (esto pasaba fuera de plano). Creo que en esos momentos empecé a reconsiderar como pasar mi tiempo de ocio. Aún así todavía retumba en mi mente aquello de "Colegio Azcona, Colegio Azcona, que privilegio". Miedo me da si la 'nueva' juventud quedara afectada con cosas semejantes.

Un abrazo

Señor Insustancial dijo...

Hola a ambos,

Pau,
Gran anécdota. Será como decía Raquel por ahí arriba y es que se llevan los guaperas y malotes y antes lo más cercano era un Pancho o un Dylan...joder.

Tomás,
Aquí actualizamos a diario, para vuestra desesperación pero no te preocupes que no ponemos falta ni avisamos a los padres. Como un reloj. Me imagino que conseguí salir indemne de Sensación de vivir y de Compañeros y he salido fulminado por un par de episodios de FoQ. Eso me pasa por escribir de lo que desconozco...nunca he sido mucho de series juveniles o juvenales y mira tú por donde me he pillado los dedos.

Un abrazo a ambos y gracias.