jueves, 22 de enero de 2009

Cuando Madrid es un plató


Spy vs. Spy lleva publicándose en MAD desde 1961. Es una tira cómica en la que dos espías completamente idénticos (uno viste de negro y otro de blanco) básicamente se putean con todo tipo de trampas mortales.

Como en la Comunidad de Madrid, vamos, donde dos o tres facciones del Gobierno de la Comunidad y el Ayuntamiento están enfrentadas entre sí no de una manera tensa y desagradable públicamente si no tirando de cosas tan feas como perseguirse para irse sacando los trapos sucios y después ir filtrando la información en los periódicos o, mucho peor, utilizando el material de las pesquisas para utilizarlo como chantaje. Cuando uno se entera de que, previsiblemente, su dinero es utilizado en este tipo de cosas, se siente como dentro de una novela de Dashiell Hammet o en medio del barullo de "Muerte entre las flores" (1990, Coen Brothers). De hecho esta mañana me he despertado y he descubierto que llevaba puesto unos pantalones de pinzas, unos zapatos bicolores, unos tirantes y un sombrero de ala corta como el que se gasta Gabriel Byrne en dicha película y eso que creo que anoche no fui a ninguna fiesta de disfraces.


Podemos decir, desde los madriles, que es posible que nuestra sanidad sea de coña, nuestra educación (y sus ridículos planes de bilingüismo) una porquería, que sea la Comunidad autónoma que más veces se declara inoperante para afrontar cualquier problema -curiosamente los que revierten en el bien público en materia de inmigración, lucha contra la pobreza...-, la que más dinero ha recortado en ayudas sociales y, finalmente, la que más sufre la delincuencia derivada del descontrol del ladrillo (comisiones, operaciones guateques, compra de diputados regionales, transfuguismo etc.) pero, la verdad, es que como escenario para futuras novelas o películas no tenemos ningún parangón y nos podemos convertir, de un momento a otro, en toda una potencia a la hora de generar empleo en las áreas de periodismo de investigación, el derecho penal y/o la caza del maloso.

Evidentemente, y hasta ahora, gracias a Telemadrid se nos ha vendido la interesada idea de que esta provincia era un remedo castizo de "Manhattan Sur" ( 1985, Michael Cimino) y "El precio del poder" (1983, Brian de Palma) con algunas gotas de "Miedo a salir de noche" (1980, Eloy de la Iglesia". Nuestras noches eran inseguras, era necesario recortar los horarios de los bares, las bandas organizadas internacionales campaban a sus anchas y, oh,ah, eh, nuestros hijos estaban en manos de todo tipo de traficantes, malas personas de toda índole etc.

Pues no, ya digo, siguiendo la tradición impuesta por esta clase política nuestra de confundir lo público y lo privado en realidad vivimos en una especie de sistema de seguridad que se parece peligrosamente al que se desplegaba en la RDA y que puede verse en "La vida de los otros" (2006,Florian Henckel-Donnersmarck). Paradójicamente, esta, nuestra Comunidad, es la que más critica este tipo de sistemas y a la que se le llena la boca hablando de libertades individuales y cargando contra el régimen de Castro y se les vacía el bolsillo pagando manifestaciones a favor de los derechos humanos de los disidentes de todos los regímenes del Eje del Mal y, sin embargo, parece discretamente enamorada de los sistemas de control de los regímenes totalitarios que no tiene ningún tipo de sonrojo en llevar a cabo como si esto fueran los Estados Unidos de Nixon o la Rumania de Ceaucescu.

Direis que esto es malo pero aquí opinamos que no, que mola, mola mucho porque te da ese puntito de paranoia, esa sensación de estar rodeado de señores malvados, es como vivir en Gotham pero con olor a cocido.

9 comentarios:

Dante dijo...

Hola Mr. Insustancial,
que buenos los dibujos de la tira cómica que comentas, no los conocía.
Mira yo no vivo en Madrid pero tengo gente muy cercana a mí que sí, la verdad es que a mi siempre me han vendido la moto de que salir por Madrid de noche era peligroso y cuando fuí la primera vez iba cagada, pero sorprendentemente no sentí ese miedo que me habían vendido, todo lo contrario me sentí agusto como en casa y reconozco que Madrid no me ha gustado nunca. Eso sí, que de obras por todos lados. ¿Como os aclarais?
Un saludo y hasta pronto.

Grom el Único dijo...

Virgen Santa de los Paramecios Hinchas del Atleti, cuan sutil me es Vd., estimado Insustancial: hablar de los férreos sistemas de control poblacional el día de la final de "Gran Hermano".

Por otro lado, debo reconocerle que algo de pánico sí que sufro al recordar ciertas áreas de Ciudad Gato (Las Barranquillas, determinadas calles de Lavapies a horas intempestivas, el Café Gijón,...); pero bueno, yo soy de los que me asusto al verme reflejado en un espejo, por lo que no me considero objetivo (ni atractivo).

Libertad frente a inseguridad; control versus responsabilidad; George Foreman contra Mohammed Ali... Ah, elegir, qué difícil! (no hay más que ver a quien tienen Vds. de Lady Presidenta).

Afectadísimos y charlesbronsianos saludos.

Señor Insustancial dijo...

Hola,

Dante,
Pues Madrid es una ciudad estupenda con todas las inconveniencias de una ciudad grande. He visitado ciudades en España mucho más chungas, sinceramente, y donde me he sentido mucho más inseguro aunque, la verdad, creo que todo tiene que ver con como te lo montes. Lo malo de aquí son los macarras de los gobernantes. Spy vs. Spy es una gozada. Hablo poco de comic, la verdad...

Grom,

Suti, sutil...pues hombre, pánico en Las Barranquillas pues sí pero, joder, no entiendo que hacia usted paseando por el plató de Callejeros, sinceramente...Lavapies ya no es lo que era y,la verdad, El Café Gijón sigue dando el mismo miedo pero, más que nada, porque se sienta allí Arturo Pérez Reverte. Ups.

La Lady presidenta da muy mal rollo, de verdad.

Abrazakos charlesbronsonianos también para usted. Aquí le espero comiendo un huevo.

manu dijo...

Qué bonico es el cainismo, sobre todo en política.

En Madrí siempre estáis rodeados de malvados, lo único que ahora alguien la ha cagado y se ha quedado con el culete al aire de la opinión pública.

raquel dijo...

Me siento muy identificada con la sensación que describe al final,pero con olor a paella y naranjas por alfombra.Felicidades, me ha gustado mucho este post.

A mi Madrid me encanta,sueño facilmente por sus calles tan grandes, me gusta además pasear sóla. pero la última vez que estuve, no hace mucho,crucé una zona céntrica cerca de la Gran Vía,sóla y por la noche(para cambiarme el modelito,una es así)y pude elegir: fumar un chino,participar en una pelea,perseguir un emigrante con la policía local,pagar una prostituta,participar en un concurso de vómitos y variedades varias,todo bastante sórdido.
Aunque no tuve más miedo que en cualquier otra ciudad grande a la misma hora, si que noté más peligro que otras veces que he estado en Madrid.Mejor coger un taxi a la próxima.
Aquí en Valencia cada vez que se ha degradado un barrio,se ha especulado con él,la contribución urbana del yonki,lo llamamos. No sé, dá que pensar.
Saludos

Señor Insustancial dijo...

Buenas noches a ambos,

Manué,
Me temo que quien la ha cagado o estaba hasta los huevos de los jefes o ha soltado por esa boquita porque pensaba que le iban a dar el palo. El asunto no es quien, que eso, más o menos se sabe el asunto es por qué...eso es del guión de JFK pero, chico,quedaba superbien aquí...¿Que no?
Granados es un poco trepita y cateto y los otros son como más finos pero, unffff, igual de malos.

Rak-El
Pues mal porque vienes y no me avisas...eso lo primero.

Y fatal porque conozco a todos los de los concursos de potas, a las lumis, a los camellos, a los vagabundos etc. etc. etc. y si les dices que vas de mi parte (incluso si hubieras venido con moi) no te hubieran dicho ni pío...jodía...

Anyway...lo cierto es que el centro se está degradando porque han querido que se degrade una zona en Madrid que pretendían convertir en un enorme centro comercial pero, cosas de la crisis, desgraciadamente el plan se les ha ido por el retrete. Quitaron los cines para poner tiendas y ahora solo tienen cines abandonados...

Es verdad que la Gran Vía da un poco de miedito a ciertas horas y que hay que ir precavido pero, bueno, en todas las ciudades grandes cuecen habas y te lo dice uno que ha sido atracado en BCN y en los Madriles...

Me apunto lo de la aportación del yonki que ha quedado guay y, por favor, la próxima vez avisa y te hacemos un salvoconducto.

A kiss (it´s just a kiss...y una rock and roll band muy espantaja).

Y para usted Don Manué, grandes abrazos.

manu dijo...

Mi primer mes en Madrí viví en Sol. El siguiente mes y medio en una perpendicular a Montera (ya no recuerdo el nombre). Sobreviví ;-)

raquel dijo...

ay,en Valencia lo cines también son espectros, de los antiguos céntricos sólo queda el D'OR, donde,a principios de los 90 se hacía la maratón de cine de terror,pasábamos 24 horas seguidas viendo pelis sin salir,
La habitación roja tiene una canción sobre esto
el otro día fuimos y ponían una comedia americana de chica busca chico,nos dijeron que el cine europeo que proyectaban estos últimos años no lo pasarían más,que ahora estaban asociados a bla,bla
decidimos no volver
buaaaaa
bueno,igual vuelvo por ver al taquillero que es un poco como Norman Bates y me hace gracia

Y..claro,cuando vaya a madrid le aviso,que ya son varias cervezas pendientes. Esta vez no pudo ser,estuve muy liada.
Como mi salud sufre de altibajos,no puedo coger compromisos a medio plazo,así que dado que en Febrero quiero ir varias veces con una delegación de la Valencia musical, le doy un toque días antes a ver si coincidimos

por el correo que tiene a la derecha, ok?

B. dijo...

Porqué via tengo que prueguntarte si estas bien? si necesitas algo? besos de película