lunes, 15 de septiembre de 2008

Alone again or (Love)

Arthur Lee (1945-2006) estaba llamado a ser el gran dominador de la escena musical californiana de los años 60. El primer disco de su banda Forever Changes es una joya del rock psicodélico que, en 1967, ya se adelantó al sonido imponente que, un año después, desplegaron The Beatles en el Sargent Pepper pero con el aire tristón que acompañó la biografía posterior de Lee que, incapaz para conectar con el gran público (cuando todo el mundo estaba en los 60 él ya se había adelantado una década), se sumió en una batalla con su banda y consigo mismo. Entre 1990 y 2000 tuvo tiempo a volver a la carretera y a cumplir una absurda condena de tres años de cárcel por acumulación de tres delitos menores (borrachera pública, una denuncia por una riña vecinal y un delito de resistencia a la autoridad).

Ya en el siglo XXI músicos de toda Europa cayeron en la cuenta de la existencia de Forever Changes y fue ampliamente reivindicado por bandas tan dispares como Planetas, Stereolab, Nightwish y un largo etcétera. Gracias a ello Arthur pudo regrabar en directo y con una Sinfónica de jóvenes músicos francesa su máximo éxito.

Mucho antes del concierto que Love dio en La Riviera en Madrid y al que acudió en peregrinación tolda la plana mayor del "indie españo" Arthur Lee había visitado nuestro país a finales de los 90 para participar en algunos festivales del Norte y en un par de actuaciones en Madrid que pasaron completamente desapercibidas. Corría julio del 98.

Una noche de ese asfixiante verano entré con dos amigos en el Tupperware de Malasaña. Un grupo de guiris y nosotros éramos de los pocos clientes del local. Kike Turmix se esmeraba por poner copas y pinchar. Como los borrachos son polos diferentes de un mismo imán acabamos tomando whisky con ellos. Parecían los barriguitas (un blanco, un oriental, un negro borrachísimo...) y hablando con el blanco me dijo:

-Estamos de gira...somos Love...

Comencé a reírme y le dije que "no", que los Love eran un grupo mítico de los 60 y que ellos tenían mi edad. Me explicó que eran los nuevos Love mientas que por el rabillo del ojo veía como alguien bajaba de la segunda planta del local con un vinilo del disco Out here. Se acercó a la barra y dijo que Arthur Lee se había negado a firmarle el disco. Sin esperar permiso de nadie subí las escaleras y atisbé al fondo al propio Lee aparranado en un sofá, mirando al infinito. Otro guiri me cortó el paso:

-No va a firmarte ningún disco. Déjalo en paz.

-No, no, sólo quiero darle la mano y decirle que me encanta su música.

- Tranquilo que él lo sabe y te lo agradece...¿A quién no le gusta Arthur Lee?

Antes de darme la vuelta levanté la mano para saludarlo poniendo mi sonrisa más ridícula. Desde el fondo, y ojalá sea verdad que lo hizo aunque es posible que no se coscara, creí ver como levantaba la mano de manera bastante vaga. Volví abajo completamente flipado

La letra de Alone Again or es muy tonta pero yo la escuché por primera vez con quince años en el tocata Philips de Julius...y también me pregunto a quién lo le gusta Arthur Lee...

Yeah, said its all right I wont forget

All the times Ive waited patiently for you

And youll do just what you choose to do

And I will be alone again tonight my dear

Yeah, I heard a funny thing Somebody said to me

You know that I could be in love with almost everyone

I think that people areThe greatest fun

And I will be alone again tonight my dear

4 comentarios:

manu dijo...

Tranquilo que él lo sabe y te lo agradece...¿A quién no le gusta Arthur Lee?
Viva la modestia y la humildad. Qué, que ese pack no figura en el kit del artista-que-se-precie?

Señor Insustancial dijo...

Jajajaa...

Pero era Arthur Lee y le perdono cualquier cosa...Por cierto, ¿Qué ha sido de tu enmascarado?

Un abrazo

manu dijo...

Pues como gmail me ha clasificado como spammer (cágate lorito), me ha bloqueado el blog, me ha borrado todas las "afotos" (y no guardaba mi máscara en el disco duro, snif, y no la encuentro por interné), y me ha jodido el blog.

Resumiendo, el lunes empiezo el blog en nueva dirección.

Señor Insustancial dijo...

Joder, que mala pata...

Dinos nueva dirección...¿Spammer? A mi me pasó durante un tiempo pero me lo levantaron y pude seguir tranquilamente...ays, que penica...

Un abrazo