lunes, 15 de septiembre de 2008

Respuestas insustanciales

Tras pasarme dos días bregando con la sanidad de corte thatcheriano que Esperanza Aguirre ha instaurado en Madrid (siete horas para un análisis de sangre, dos para unas placas, ocho para un primer diagnóstico y el agradable consejo de un médico que te dice que te busques solución en la privada...) me ha dado tiempo para contestar algunas preguntas que atañen a la raza humana y que, al parecer, no tienen respuesta...yo creo que sí, en realidad...Ah, por cierto, me hicieron una prueba de alcohol y drogas (venía de mi casa, por cierto, señor doctor) que no solicité y, pese a dar negativo en todas, me dieron una charla moralizante sobre "los costes que los adictos producen a la sanidad pública". Cuando les dije que lo mejor era legalizarla para que que así los camellos pagaran impuestos creo que me volvieron a hacer otra.
¿Dios existe?
No, la verdad. Básicamente porque un ser superior que se precie debería de dejar claras sus apetencias ante sus criaturas y transmitirlas de una manera clara y concisa. Si alguien está capacitado para fundar un complejo universo de constelaciones y planetas, de ser el Alfa y el Omega, de ser, en definitiva, la repera debería de haberse dado cuenta hace años de que es una estúpida pérdida de tiempo utilizar a pastorcillos analfabetos, tontos del pueblo de toda índole o potenciales psicóticos de todo el planeta como interlocutores de sus mensajes y utilizaría otras vías de comunicación más efectivas como, por ejemplo, presentarse de cuando en cuando y comentar de viva voz los asuntos que le afligen. Así quizás nos hubiéramos ahorrado varios malentendidos como que dos colgados enzarzados en una guerra sostengan detentar la aprobación de un mismo Dios, los sacrificios de vírgenes, varias matanzas, la construcción poco funcional de algunas obras públicas de la humanidad como catedrales, pirámides etc. o saber de una vez por todas si la programación de todas las cadenas de televisión en España es de naturaleza satánica.
Si hay un Dios único y verdadero lo normal es que, de una vez por todas, nos dijera: inspiré el Corán o mi sabiduría está en la interpretación de la biblia que hace la Iglesia Episcopaliana de Filadelfia o “por Dios, sea, por mí mismo, franqueadle el paso a los Testigos de Jehová que en la revista Atalaya se encuentra todo el corpus de mi pensamiento filosófico que os lo estáis perdiendo”…


¿Es buena la violencia?
La violencia está justificada en muchos casos. Reconozcamos que las películas de bud Spencer y Terence Hill de nuestra infancia hubieran perdido bastante sin las escenas de bofetones. En el plano de la realidad es evidente que la continua agresión que viene soportando esta sociedad por parte de grupos subversivos como la Tuna habrá de llevarnos en un futuro a pasar de las palabras a los hechos y descargar sobre ellos, así como sobre las personas que se compran aparatos de sonido para el coche de 2000 watios para pinchar el enésimo recopilatorio de chunda-chunda, una buena ración de vieja, desmedida, brutal y ciega ola de violencia que haga palidecer los saqueos de los Mongoles. Lavada la afrenta con la sangre de los enemigos, nos sentaremos sobre las todavía humeantes ruinas de la batalla para contemplar como los buitres mueren intoxicados al ingerir su carne corrupta y mientras se pone el sol vislumbraremos un glorioso futuro en el que ninguna mujer volverá a ser acosada por un borracho disfrazado de Quevedo en ningún bar de la zona universitaria de ninguna ciudad española y en el que sólo escucharemos la palabra “clavelitos” de los labios de las vendedoras ambulantes. Amén.

¿Existen los extraterrestres?
La misma existencia de Michael Jackson y Cesar Vidal, a los que catalogamos no sé si erróneamente como seres humanos, nos dan un claro ejemplo de que la diversidad biológica que se encuentra en nuestro planeta bien podría ser trasplantable a cualquier otro lugar del infinito cosmos… En todo caso, los extraterrestres que, de cuando en cuando se pasan por la tercera roca del Sistema solar, demuestran no pocas manías irritantes como la de secuestrar a personitas inocentes para meterles una sonda por el culo, implantarle chips de control mental a Carlos Jesús o hacerse solamente visibles en parajes rurales donde el único urbanita que han visto en su vida se llama Iker Jiménez (otro tío bastante raro, por cierto).


¿Es buena la segregación?
Definitivamente sí. No por cuestiones raciales, de género, religiosas o económicas, no. NO que es feísimo.
¿Entonces?
En los transportes públicos, claro. Debería de haber servicio de metro, cercanías y autobuses para gente que se lava y gente que no. ¿Es usted un camerunés que se está ganando las judías en España y gusta de su buena ducha mañanera? Pues en este vagón ¿Es usted un vallisoletano cuya idea de la higiene es una ducha cada sábado por si cae alguna tontorrona y va tirando durante la semana poniéndose litros de Old Spice en la sobaca con la esperanza de que eso evitará que le transpire la podredumbre? Pues espere al siguiente.

¿Son buenos el alcohol y/o las drogas?
Decía Lou Reed que “hay a gente que le sientan bien y gente a la que le sientan mal” para justificar que él fuera casi el único superviviente de su generación…yo digo que si el alcohol y las drogas fueran buenas seguramente no me hubiera embarcado nunca en la escritura de este cuestionario y también que las voces que me piden que asesine al Presidente de Micronesia cada vez que leo un párrafo de “El guardián entre el centeno” cesarían aunque son unas voces tan divertidas y me hacen tanta compañía que…

¿Quién es el verdadero rey de la comedia?
El mono. El mono vestido de persona más, el mono vestido de persona e imitando a un ser humano más y el mono ese tan gracioso de internet que se mete un dedo en el ojete y se lo huele para luego caer mareado de la rama posiblemente sea el Faraón del humor, aunque como en todo hay gustos y haya por ahí algunos que digan que el Rey de la Comedia es Carlos Latre haciendo de bruja Lola. Que también podría ser.



¿Es posible la originalidad?
Sí, el primer paso es intentar dejar de hablar apostillando cada argumento con una cita célebre aunque como dijo no se quién también es verdad que “no hay nada nuevo bajo el sol”.

¿Es Paquirrín un ser superior?
Definitivamente. Está demostrado que la mezcla genética de un Maestro del toreo y una Gran dama de la Copla sólo puede ofrecernos el nacimiento de un español de cabo a rabo, y por lo tanto, de un ser superior en toda regla. Si además Paquirrín es capaz de casarse con una Guardia Civil es posible que estemos ante la definitiva aparición de un ser humano evolucionado llamado "hombre cañí".

2 comentarios:

manu dijo...

Joé, pues la sanidad de la CAM debe ir viento en popa cuando te hacen pruebas que no vienen a cuento y el médico, además, te da conversación. Aquí te despachan en un pis-pas.

Stallone para Batman? ¡Nooooo! ¡Queremos a Paquirrín!

Señor Insustancial dijo...

Jajajaa,

las pruebas de alcohol y drogas te las hacen para, básicamente, denegarte de algún modo ciertos tratamientos...se cubren las espaldas...

Imagínate que al pobre Jesús Neira no le hicieron un TAC en tres hospitales diferentes, lo que le hubiera salvado la vida, porque tienen una especie de protocolo que recomienda evitar hacer "pruebas innecesarias". Es decir, en Madrid si no te presentas con la cabeza arrancada del cuerpo olvídate de que te hagan una prueba costosa...

¡Viva el neoliberalismo!

Paquirrín es el Dios de la caspa...y eso es así.

Un abrazo