martes, 17 de marzo de 2009

Depredadores



La Iglesia católica nunca había estado tan acertada como con el lanzamiento de esta nueva campaña en la que nos avisa de que los niños están mucho más desprotegidos que los linces ibéricos. Es cierto. No sé de qué os extrañáis. En este país es simplemente imposible encontrar un caso de un lince ibérico violado por un cura y, sin embargo, muchos niños y niñas de todo el mundo han sufrido abusos por parte de señores con sotana (¡Que su Dios los confunda!). Un claro ejemplo de que atendemos mucho más los intereses de nuestras especies animales que las de nuestros propios vástagos que dejamos al cuidado del primer tío con falda que abre un negocio a la puerta de casa. Es posible que si esas leyes tan modernas no fueran tan tiquismiquis ahora estaríamos hablando de pecados como "animalismo" y no de "pederastia" que está peor vista. Seamos claros: si hay que elegir entre dos males, elijamos el menor porque, está claro, que a estos tíos no hay quien los convenza de que sus propias normas les impiden tener relaciones sexuales.

De hecho la vieja ley cristiana es tan ancha que auna todas las tendencias y deseos sexuales bajo el mismo epígrafe: "Pecados carnales". Sección pecados capitales. Capítulo: "Lujuria". O sea, que pecas igual deseando a una octogenaria que a un tierno infante. Otra cosa es lo que dicta el sentido común, claro, que es otra cosa.






Mucho tiene que aprender la Iglesia católica todavía de la Iglesia Protestante. Un Flanders cualquiera, de los que llegó a Norteamérica embarcado en el Mayflower, sintió a su llegada que las tentaciones de la carne aumentaban con el contacto con las nativas de la zona. Atormentado por esta tendencia quiso saber si era de naturaleza pecaminosa y, para tranquilizar su conciencia, envió una carta a su pastor donde le informaba de los hechos y, sobre todo, le rogaba que le dijera si todo aquello era malo o no.

El Pastor, un hombre de su tiempo imagino que de la Iglesia Reformista Holandesa o algo parecido, le contestó en los siguientes términos: Como no tenemos muy claro que los habitantes nativos de las colonias sean personas, ya que no están bautizadas en nuestra fe y no tienen nuestro color de piel, lo mejor es no tocarlas, ni tener contacto sexual con ellas. Si quieres aplacar estas tentaciones lo mejor es que encuentres a un animal de granja que, como no tiene alma, no pasa nada. Abajo los derechos de los animales. Arriba las sotanas. ¡Ay, Lutero, por qué nos has abandonado!





Aprendamos del enemigo (¡Que el Diablo se lleve a esos anti papistas!) y dentro de pocos meses aumentará el número de monaguillos, se engordarán las filas de los coros y los boy scouts pero, sobre todo, dejaremos de sentirnos incómodos cada vez que un miembro de la Conferencia Episcopal use los términos "protección de la infancia". Sólo le veo una desventaja a esta despenalización: muchos fieles, al ir a misa de domingo, descubrirán el templo cerrado y una nota clavada a la puerta donde podrán leer: "Me he ido unos días a visitar las oseras de los Picos de Europa, vuelvo el lunes".

Nota del Insustancial: Disfrutad de la selección musical que también deja claro que hay desventaja entre las canciones dedicadas a linces y a personas pequeñas. La canción de Camilo, sentimiento de amor, es una de las cosas más escalofriantes que he escuchado en mi vida. Le acompaña Camilo Sesto Junior, por cierto.

17 comentarios:

Galán dijo...

Bendito sea Dios en las alturas! Joder, estamos coordinados, acabo de abrir el periodico y cagarme en la madre que parió al lince, al obispo aficionado a los niños y a todos sus amigos imaginarios.

Mi conclusión es que hay que apostar más aún por el lince ibérico, para que se vea en quién descansa la responsabilidad de sacar adelante esta gran nación. ¡Pisos protegidos y descuentos fiscales ya!

He dicho,
G.

P.D. ¿Quién va a hacer una recopilación seria de las palabras que te pide escribir Blogger en "verificación de la palabra" antes de publicar un comentario? A mí me pide escribir "hedul" y no quiero, joder. Es una pseudopalabra demasiado desagradable, suena a "hedor" o a un gitano llamandome "Heduuullll, jaarr, Hedullll"

manu dijo...

Si ya es mala la pederestia, que no asuman que es un delito con castigo penal y no un pecado que intentan tapar pagando indemnizaciones ya es la ossstia.

Qué mala es la abstinencia...

Azul (MrBlue) dijo...

Demoledor.

Anónimo dijo...

Vaya hombre! Otro traumas al que los curas le petaron el ojete de pequeño...

Grom el Único dijo...

Estimado Insustancial, fíjese Vd. que en inicio intentaron promocionar los pecados "can-nales" (realizar el fornicio con perros por vía rectal, y que sirve de metonímico término para definir todo coito con animales); ¿o acaso a la Virgen María no se la folló una paloma?

Lo que me extraña es que a día de hoy los linces no se hayan pronunciado...

Afectadísimos y ateísimos saludos.

álex martí dijo...

Definitivamente, Camilo es nuestro Jacko.

Señor Insustancial dijo...

Hola personas,

Galán,
Alabado sea, lo de la campañita es una de las cosas más diver que han pasado últimamente en los medios.

Mi conclusión es que no hay nada que hacer con esto carcas.

Siguiendo con tus pensamientos me apunto a las absurdeces que el bloger te hace escribir...a mi me pidio una vez "hortoin"...y todavía esto traumado.

Manu,
Curas...que gente más rara...como decía Cassen en "Amanece que no es poco": Nos visten con faldas para que nos acostumbremos a verlas pero, ay, las tentaciones son más fuertes.

Azul,
Gracias.

Anónimo,
El que lo dice lo es. No tengo más que añadir.

Grom, el único,
Es tal la sabiduría de sus palabras que no tengo más que añadir...¿Perros fornicantes? Es la primera vez que lo escucho pero, la verdad, viniendo de usted.

Creo que los linces siguen a su bola y que no quieren pronunciarse por no aumentar la presión mediática sobre su grupo.

Alex Martí,
Estoy seguro de que es nuestro Jacko y nuestra familia Jackson todo en uno.

Abrazos a todos.

Tomás Verléin dijo...

Hale, voy a ser muy demagógico (han empezado ellos). Y no podría cogerse el dinero de la camapaña, de la imprenta, de la colación de las 30.000 vallas y utilizarlo para algo más útil a la humanidad? Ya sé que no soy quien para decirles a ellos lo que tienen o no tienen que hacer, pero de nuevo actúo bajo el lema 'rebota, rebota que tu culo explota' y hago como ellos o no o qué sé yo...

1 abrazo

P.D.: a mí me pone ociter, que me suena a espuma de afeitar de la marca Hacerdado (quiero decir, Hacendado)

MalaVida dijo...

Siguiendo el hilo de las comparaciones con el mundo animal, se me ocurre a mí que podría resultar acertado comparar a un cura con un dobermann, lo siento por la parte que le toca a esta bella raza (la del perro). Existe una leyenda negra sobre esta raza de perros según la cual estos animales sufren un engrosamiento de los huesos craneanos que acaba por comprimir el cerebro y desequilibrar al animal.
En el caso de los curas, pudiera ser que tanto deseo carnal reprimido, tanta acumulación de líbido latente y no canalizada, tantas fantasías sexuales, llegaran a no caber en el cráneo y acabaran colapsando el riego sanguíneo en el cerebro.

La gran diferencia entre un cura y un dobermann, en este caso, sería que lo del dóbermann es una leyenda.

Salondesol dijo...

La pederastia no es un pecado mortal que se paga con tres padrenuestros y dos avemarías, es un delito grave de carcel.

Señor Insustancial dijo...

Hola delincuentes,

Tomas,
Pues será demagogia o no lo será pero tienes mucha razón. Lo que ocurre es que si cogen el dinero de esa campaña y lo reparten nadie se entera y, sin embargo, si se lo gastan en una parida pública nos pasamos tres o cuatro días hablando de ellos...

PD: A mi me acaba de aparecer "vaspante" que no está mal.

Mala Vida,
Cuidadito con darle argumentos a los señores curas que muy pronto no estaremos hablando de abusos si no de "cabezas estrujadas" en contra de su propia voluntad...los pobres...

Sobre lo que es leyenda urbana o no diremos: ¡Coño! ¿No estuvo Maria Magdalena con Jesucristo por ahí danzando?

Un abrazo al primero y un beso grande a la segunda. Molais más que los fulares de Camilo Sesto.

Señor Insustancial dijo...

Salondesol,

Hola paisana. Gracias por venir...

Eso dice nuestro código penal, otra cosa es lo que piensa la Santa Madre Iglesia en su infinita sabiduría, claro.

Dante dijo...

Hola Mr.Insustancial,
Después de tanto comentario bien escrito solo me queda decir una cosa y es que los animales (por suerte para ellos) no saben lo que significa hipocresía.
Un besazo.

moonriver dijo...

Cualquiera que te lea pensará que TODOS los curas abusan de cuatro o cinco niños al día. Vamos, que de tus palabras se desprende que el abusar de niños es algo consustancial a los curas, lo cual no sólo resulta absurdo, sino cercano a lo ridículo. Los curas son personas normales y corrientes, así que no creo que el porcentaje de pederastas entre los miembros de este muy criticable colectivo sea superior a la media de pederastas existentes entre la población civil. Sí, hay curas borrachos, curas puteros y curas pederastas, igual que hay seglares borrachos, puteros y pederastas. Yo, que me he criado en un colegio de monjas y he estudiado en una universidad de jesuitas y que he conocido a bastantes curas no he sufrido nunca ni una mínima muestra de acoso o abuso sexual por ningún miembro de la iglesia. Y yo, originaria de una ciudad pequeña o pueblo grande, en la que los rumores y maledicencias viajan a la velocidad de la luz, conozco a curas borrachos, curas puteros y curas hijos de puta, pero nunca he conocido a ningún pederasta. Por supuesto eres perfectamente libre de autoengañarte centralizando en los curas todo tipo de maldades y vicios, pero creer que los curas son mil veces peores que el resto de los mortales es una estupidez tanto o más gorda que pensar que son mil veces mejores. ¡Ay! ¡Cuánto daño hizo Almodóvar con La mala educación! Y lo peor de todo es que se trata de una de las peores películas de un gran director y fantástico guionista; que si, en esta ocasión, no consiguió dibujar unos personajes creíbles fue porque nunca ha conocido a nadie capaz de protagonizar tan inverosímiles hechos.

Señor Insustancial dijo...

Hola Moon,
Nada más lejos de mi intenció acusar a la iglesia, en pleno, de practicar la pederastia como si se trataran de los brujos de 300. Niet. Simplemente digo que debería de hacer una profunda reflexión sobre los rincones oscuros, perseguir con vehemencia a los culpables y procurar, en la medida de lo posible, no apartar si no directamente fulminar a los implicados en estos casos. Se ha notado cierta, no permisividad, pero sí cierta mano blanda con los casos de pederastia y mucha mano dura con los que han osado llevarle la contraria por cosas menores a la clase eclesial dirigente.

No me engaño. La Iglesia católica hace una campaña así para que se hable de ellos y me parece muy bien pero, cuidado, porque los palos llegan de todas partes cuando se maneja el lenguaje publicitario y el discursivo con esa alegría, dejando muchos frentes abiertos.

Personas malas las hay en todas partes y, en ningún caso, digo que los curas sean mil veces peores pero sí que procuran esconder mil veces este tipo de errores cuando, en mi humilde opinión, sería mucho mejor demostrar una actitud mucho más valiente.

Sobre Almodovar y "la mala educación" te diré que el caso que se narra está levemente inspirado en un cura que impartía clases en una escuela religiosa de la ciudad de Cáceres, si es que mis fuentes no se equivocan y que algunas de las cosas que se cuentan son completamente ciertas.

Un saludo.

moonriver dijo...

Pues sí, reconozco que tienes razón con lo de que la Iglesia se afana excesivamente en ocultar los múltiples errores y tropelías que se cometen en su seno. De hecho hoy mismo hablaba con mi hermana sobre el tema. La pobre no tenía ni idea de que la Iglesia conociera la matanza de judíos en los campos de concentración nazis durante la II Guerra Mundial y no se explica por qué no hicieron nada al respecto. La verdad es que no conozco exactamente todos los detalles ni me he visto "Amén", la película que le ha abierto los ojos a mi pequeña hermanita, pero siempre he tenido claro que la jerarquía eclesiástica siempre ha antepuesto su propio bienestar al de sus feligreses y que se ha afanado en alcanzar el poder a lo largo de todas la épocas y si para ello tienen que ocultar ciertas cosas, como abusos a menores, pues lo hacen y punto. Y ya puestos, te recomiendo encarecidamente que veas "La duda", que esa peli sí que es capaz de inquietar a cualquiera.

Señor Insustancial dijo...

Hola Moon,

Pues entonces está todo dicho. Simplemente no entiendo ese interés por tapar cuando el asunto es evidente. me imagino que esa visita pastoral a los páramos de los Legionarios de Cristo echará algo de luz sobre el asunto. Maciel se lo merece, por hipócrita.

He visto "Amen" y "La Duda". las dos escalofriantes. Muy chungas. Dígale a su hermanita que todo se debió al ínterés del Vaticano por no ser invadido ni por Mussolinni ni por Hitler y que se cometió una de las mayores tropelías de la II Guerra Mundial. En todo caso las potencias aliadas también se hicieron las longuis con la cuestión judía durante años.

Un saludo y gracias.