domingo, 8 de marzo de 2009

El ejemplo de Kevin Carter



Kevin Carter fue uno de los fotógrafos que se trasladó a Sudán en 1993 para dejar testimonio gráfico de la hambruna que, durante esa época, asoló el país africano. Carter era "miembro" del "Bang bang club" junto a Joao Silva, Greg Marinovich y Ken Oosterbroek; este selecto grupo de fotoperiodistas se había hecho internacionalmente famoso por no tener ningún empacho en correr cualquier tipo de riesgo, por estúpido que este fuera, con tal de conseguir la mejor fotografía del conflicto sudafricano (Oosterbroek tenía dos premios como fotógrafo del año y Marinovich fue premio Pulitzer en 1991, posteriormente a la "disolución" del club, Silva y Marinovich han trabajado en otros conflictos como Yugoslavia o Irak). El estilo kamikaze, violento e incluso feroz de su trabajo era el perfecto para describir un momento especialmente feroz y violento de la historia de África.

Kevin Carter viajó hasta la localidad de Ayod donde la ONU estaba llevando a cabo una operación humanitaria en forma de food-center. En los alrededores de la zona, los testigos parecen no ponerse de acuerdo del sitio exacto, descubrió a una niña famélica tumbada en el suelo. A su lado un buitre. Carter inmortalizó dicho momento. Poco tiempo después la foto fue portada del New York Times y a los pocos meses se le concedió el Premio Pulitzer. Es esta foto de aquí.


El fotógrafo sabía que su trabajo escandalizaría y produciría controversia. Lo que no imaginaba es que la mala conciencia occidental dirigiera el debate no hacia las razones por las cuales una niña yacía medio muerta en un páramo de Sudán con la poco recomendable compañía de un carroñero si no hacia las motivaciones que llevaron a Carter a hacer su trabajo y no a auxiliar a la pequeña. Curiosamente esto se supo por boca del propio fotógrafo que reconoció los hechos para luego declarar: "Se que es la foto más importante de mi carrera, pero no estoy orgulloso de ella, no quiero verla. Estoy muy arrepentido de no haber ayudado a la niña".

Pese a todo, la opinión pública fue implacable con Carter. Se le acusó de monstruo, de inhumano, de pesetero, de buscar el reconocimiento a cualquier precio...detrás de eso, claro está, estaba el debate real, ese que nunca se iba a abrir: ¿Hasta cuando vamos a permitir que estas imágenes puedan seguir ocurriendo? ¿Estamos haciendo algo por erradicar este tipo de cosas? ¿Cuantas niñas habrán muerto desde que se hizo esa foto sin que nadie haya movido un dedo?

Carter, que ya tenía un historial de desorden personal importante y había comenzado a comportarse de manera aún más errática perdiendo carretes en aviones y otros lindezas, se pasó el año siguiente contestando preguntas sobre cuestiones de ética y de moral y soportando textos dedicados a su persona como que "el que ha hecho la foto es otro depredador, otro buitre" que lo dañaron mucho más si cabe. Un día Carter abandonó a dos miembros del Bang-Bang, Marinovich y Oosterbroek, en las inmediaciones de Tokoza (Johannesburgo, Sudáfrica) para conceder una entrevista sobre la dichosa foto y, por la radio, se enteró de que a los dos los habían herido de gravedad. Oosterbroek murió. Unos meses después Carter se suicidó enchufando una manguera al tubo de su furgoneta aparcada en la orilla de un río donde solía bañarse de niño.


La historia de Kevin Carter (haceos con el documental "Kevin Carter: Casualty of the Bang-Bang Club" o con el libro "The Bang-Bang Club") siempre significará para mi la capacidad que tenemos para eludir, sea por mala conciencia sea porque nos dejamos llevar por los intereses de terceros, lo verdaderamente importante y ponerlo debajo de los focos. Ocurre cada vez con más intensidad en los medios consiguiendo que perdamos la perspectiva.

Comienzo a estar un poco cansado de que cada vez que alguien habla sobre el Cambio climático se haga más hincapié en el dinero que gana Al Gore dando conferencias que en la cuestión real que no es otra que, en realidad, nos estamos cargando el planeta en el que vivimos. ¿No habéis nunca tenido que soportar un chorreo de este tipo? Comienzan así: "Sí, mucho calentamiento y mucho lo que quieras pero hace un frío que pela...y además Al Gore es un chorizo que se queda con el dinero de la gente ¡Dando conferencias!". Siempre me pregunto: "¿Y qué culpa tendrá Gore de que se deshiele el Polo Norte?". Cuando se habla de África y de echar una mano encontrarás otro discurso del tipo "Las ONGs recogen el dinero de la gente para comprarse palacetes y untarse en caviar iraní". Si se habla del asunto palestino israelí y de la fragilidad de la zona normalmente me encuentro con un grupo amplio de opiniones que van del "es que los palestinos son todos terroristas" hasta el muy complaciente y socorrido "es una cuestión religiosa" dando a entender que como esta es una pelea entre dos super héroes llamados Alá y Yaveh nosotros sólo podemos asistir a la mega pelea de titanes con el rostro cariacontecido que ponen los habitantes de Metrópolis cada vez que a Lex Luthor le da por enfrentarse a Superman.


La Guerra en Irak (un conflicto del que ya casi no se habla) ha sido teñida varias veces de guerra humanitaria, lucha por la democracia, lucha en contra de la proliferación de armas nucleares en el área de conflicto y de solapado comienzo de una especie de "efecto dominó" que tendría como objetivo democratizar el régimen de Irán y, por ende, la cristianización definitiva de los países infieles. De fondo quedaron casi siempre, al menos para una importante masa de personitas, el hecho de que muere gente y de que el control del petróleo era, única y exclusivamente, la razón principal para iniciar una masacre. El caso es que siempre te encontrabas a alguien que te razonaba esto con un sereno "es que a los putos moros hay que meterlos en cintura, que sí, que vale, que no es la mejor forma pero es que hay que hacerlo". A día de hoy todavía se dice, se comenta, que Sadam Hussein era tan malvado que bombardeó a los kurdos con gas mostaza obviando, claro está, que todos los gobiernos que han tenido la posibilidad de pasarse por la piedra a los kurdos lo han hecho incluso siendo buenos amigos de Occidente.


En nuestra España tenemos el ejemplo de las Elecciones Gallegas en las que se ha hablado básicamente de una foto de Anxo Quintana subido en un yate y de unas supuestas reformas que Touriño llevó a cabo dentro de las dependencias públicas de la Xunta que, digo yo, revertirán en algo en su sucesor en el cargo que va a ser el que las va a disfrutar...¿Como osa ningún dirigente del PP en hablar de lujo y ostentación? Claro,como ellos viven como los jemeres rojos, pues no te jode...


Actualmente el chorreo le está cayendo a Garzón. La que hay liada en el PP es bastante gorda, casi un watergate, nos parecemos a Italia peligrosamente pero no, al parecer, lo importante es que este señor coincidió con una cacería con el ex Ministro de Justicia. Nadie ha dicho que los cotos de caza son los sitios donde hay que ir a buscar a los alos cargos cuando se está desencadenando una zapatiesta: Fraga y Álvarez Cascos disfrutaban de una conjuntamente cuando el Prestige se estaba partiendo en dos y tenían el móvil apagado...o fuera de cobertura en ese momento. En nuestro país siempre te encuentras a alguien que te justifica este tipo de cosas con un "no todo el mundo del PP es malo" (claro que no) o "esto lo hace Garzón porque es socialista" y luego te regala un interesante análisis sobre sobre política nacional pese a que nunca lo hayas visto coger un libro -o una papeleta- en su vida.


Que nadie se crea que estos discursos sobre lo externo a un problema real nacen de la nada, vivimos rodeados por gente encargada de alimentar esas líneas de opinión interesadas, esas cortinas de humo necesarias para tapar la realidad, para quedarnos en lo externo. Como decía un alto cargo del gobierno americano: "Si el rabo fuera más listo que el perro el rabo sería el que menearía al perro y no al revés".

Nota del Insustancial: ¿Alguien sabe por qué a Pepe Rubianes nadie le ha hecho un homenaje en la cadena pública? ¿Un homenaje como Thor manda? Pues porque para mucha gente Rubianes siempre será ese tipo que dijo que se "cagaba en España" en un programa de la TV3 y, claro, imaginaos el chorreo que le hubiera caído a Televisión Española por parte de los de siempre. Pues que se sepa que aquello fue otra falsedad interesada, asquerosa, lamentable, bochornosa y estúpida que nos ha alejado de lo realmente importante: Se nos ha muerto uno de los mejores cómicos que ha vivido nunca en nuestro país y no parece que nadie quiera comentarlo. Bueno, Grom sí, pero es que Grom está en todo.
Nota 2 del Insustancial: Todas las fotos de esta entrada pertenecen a reportajes del Bang-Bang Club.

8 comentarios:

La gata Negra dijo...

Encantadisima de haberlo encontrado, verdades como puños, enhorabuena.
Saludos desde La Alcarria.

pau dijo...

poco más que decir... lo peor de todo eso, es que parece que no hay nadie dispuesto a darse cuenta de que las verdaderas noticias, no son las que ponen los periódicos, si no lo que hay detrás de ellas. Pero es demasiado fácil ponerse la chapita de unas siglas y hacer uso de ellas para enfrentarse a todo y a todos...

por cierto, conocía la famosa foto, pero no sabía nada de la historia del fotógrafo... gracias por la aportación

Grom el Único dijo...

Estimado Insustancial: exijo de manera inmediata, y para ello pongo a su disposición los ilimitados recursos económicos de mi mujer, que se ponga en marcha una campaña mediática para que se le conceda a Vd., mi buen amigo, un espacio semanal en prime-time donde pueda decir todas estas grandes, y sencillas, verdades que nos obsequia en esta su casa con su verbo inteligente y divertido (bueno, hoy no tanto...).

La capacidad del ser humano para perder el tiempo en vanalidades es asombrosa. Tomemos el ejemplo de los nuevos gavioteros inquilinos del Pazo de San Caetano: a Núñez "Repelente Niño Vicente" Feijóo no se le ha ocurrido mayor peregrina idea que sacar a pública subasta los coches fantásticos de Emilio Knight Touriño; parte del pueblo llano (plano, diría yo) aplaude a rabiar la iniciativa, sin tener en cuenta que: a) no se va a recuperar el dinero ni de coña; b) el dinero que se recupere no va a servir para sacar a Galicia de ningún sitio; y c) el nuevo Presidente se va a tener que gastar ese dinero en comprarse algún otro coche. ¿Conclusión? Nuestra sociedad sigue las zanahorias "apapaostiado"... mientras el burro se dirige inexorablemente hacia el barranco.

Afectadísimos y admiradoráceos saludos.

PD.- Ya que habla Vd. de la frase sobre "el rabo que menea al perro", comentarle que visioné ayer "What just happened" - peli dirigida por Barry Levinson, precisamente el de "Wag the dog" -; me pareció un estudio sobre los entresijos de la industria del ocio más acertado que "How to lose friends...", y John Turturro está increíble! A por "Roman Polanski, Wanted and Desired" que me voy. Siga recomendando, please!!

Señor Insustancial dijo...

Hola a todos,

La gata Negra,
Pues nada que muchas gracias y que se siga pasando por aquí con asiduidad.

Pau,
La pena es que haya que rebuscar la noticia detrás del texto. Lo de Carter fue una asquerosa persecución que le costó la vida a un enorme profesional, de pronto dio la sensación de que él era el culpable del hambre en África. Una pena.

Te recomiendo que rebusques un poco sobre la historia del tipo que es verdaderamente interesante.

Grom,
No me sonrojes, por favor. Que cualquiera con tiempo y una conexión a internet es capaz de escribirse un articulillo de estos. Gracias.

No sabía lo de Galicia pero me pongo a leer al instante que he tenido la casa llena de gente hoy y no me ha dado tiempo de nada. Muy impresionante lo que me cuentas pero son esas cosas populistas que llegan tanto y que a la gente le calientan el ojete muy mucho.

"What just happened?" es un peliculón muy grande aunque tendremos que reunirnos con Galán para saber qué director es ese que le jodió una película en Cannes...creo que es el mismo Danny Boyle en su etapa en la que estrenó la de Cameron Díaz y que creo que este hombre (el que interpreta De Niro) fue uno de los productores. El documental de Polansky también bueno, bueno.

Afectadísimos y sonrojados abrazos a todos, todos.

manu dijo...

Se le acusó de monstruo, de inhumano, de pesetero, de buscar el reconocimiento a cualquier precio
Semos una panda de hipócritas, unos "buenos" samaritanos, nos gusta escupir a los demás nuestros propios defectos. Ya se sabe, la culpa de todo siempre es de los demás.

Rubianes tenía su gracia, pero en esto debo discrepar. En TV3 parecía que se había muerto el personaje nº 1 de Catalunya. Como tantas otras cosas en esta vida, ni tanto (TV3) ni tan poco (TVE).

¿Por qué todos los que se mueren se tornan cojonudos?

Pedro Cebrino dijo...

hola,felicitaciones por decir verdades como puños. por si te interesa décimo producciones pronto estrenará una obra de teatro sobre kevin carter (será pedro cebrino) y será un monólogo de su última hora de vida.

Anónimo dijo...

Llego tarde, dos años después..en fin, en un intento de recordar la historia de la famosa y controvertida foto ganadora del Pullitzer me he encontrado con estas verdades que no vienen nada mal a esta memoria humana que tenemos y que de vez en cuando hay que apalaerla con comentarios de este tipo, no vayamos a dormirnos como el propio Kevin Carter..un placer, eso es todo.
Desde Madrid, 21 años.

Brummell dijo...

Llevamos dando dinero a las ONG's cerca de más de sesenta años y África no sólo no está mejor, sino que está peor. O las ONG'S suministran mal el dinero o viene un águila y lo roba junto a los niños desamparados, sino nadie se lo explica.