martes, 31 de marzo de 2009

Valencia/teléfonos duados


Ya he cumplido con mi periplo valenciano. Normalmente de estos viajes antes me traía un buen número de detalles sórdidos. Ni siquiera asomándome al Cabanyal, que yo me imaginaba como zona de guerra pura y dura, lo he conseguido. Los "Diarios del Ron" de Hunter S. Thompson en los que convertía mis viajes se han transmutado en los "post de la horchata". No está mal. Sólo el gris metálico de la lluvia de las tardes me ha recordado un poco a Madrid en estos días tan bobos que he pasado a pocos metros del Mediterráneo. Todo consiste en no perder el eje. Me ha gustado lo que he visto, incluso un monumento alegórico que es, en realidad, la cabeza de una fallera y que está puesto en una rotonda al lado de la torre del Hotel Hilton. Qué sitio más raro. Parece que es la ciudad la que se está zampando a la huerta. Me pregunto que va a ser de todos nosotros tras estas décadas de ladrillazo y tentetieso, cómo se recordarán estos días de hormigón y euros crujientes, si nos veremos como unos incautos que una vez se creyeron tontos y ricos y se despertaron resacosos y pobres. Fuimos capitanes de Copa América y nos hemos despertado aspirando a vender gorras de imitación en la puerta del circuíto de un Gran Premio de F-1. Esto me ha gustado mucho, por cierto.


Mientras tanto Zapatero y Obama se han puesto un plan telefónico "dúo". Se van a poder llamar y contarse sus cositas de gente así con poder, contarse sus grandes planos. Hoy ZP podría haberle dicho a Obama: "Barack, no te lo vas a creer pero está nevando en Castellón. ¡En plena primavera!". ¿Para qué servirá tener un teléfono con el que sólo puedes hablar con una persona que, la mayoría de las veces, siempre está fuera de casa arreglando el mundo? No se, esas cosas molan. Así, cuando uno de los dos cese en el cargo, podrá llamar a otro y organizar una cadena "chuli" como la que sale en el anuncio de Telefónica y que evita que una personita caiga en las redes del paro. Ya ves, Telefónica poniéndose tierna...


Obama podrá llamar a ZP y decirle: "Tengo ganas de verte" o "dile a las niñas que se pongan anda que las mías quieren practicar un poco su español" o cosas así, como de familias lejanas. Todo sea por el Eje del bien y la Alianza de las Civilizaciones. Al lado se van a instalar un viejo telégrafo por si los talibanes quieren decir algo o entregar el cuerpo de Bin Laden a la ciencia. Será el cuarto teléfono del Despacho Oval, el cuarto, fíjate que cerquita de ser el primero.


Yo creo que nosotros los españoles somos más de viajar, de presentarnos en casa ajena con unos cuantos productos típicos y una excusa que reza "que estábamos por aquí cerca y nos hemos dicho que dónde íbamos a estar mejor que en vuestra casa". A los pocos días nos despedimos diciendo "que ya sabéis donde estamos, que vengáis pronto" dejando detrás de nosotros la nevera ajena vacía.


Obama y ZP se verán mañana en Londres mientras que yo estaré regresando a Madrid que me resultará un poco más grande de lo habitual. Siempre me pasa. Madrid me parece pequeña cuando la paseo y gigante vista desde lejos, con todo en su lugar pero todo descolocado. Siempre la he echado de menos, incluso cuando no quería estar allí y tenía una maleta siempre a medio hacer a menos de dos pasos de la cama, por si las moscas, por si los planes. Hoy la echo un poco menos de menos. Soy más de ir y de volver que de "duar" teléfonos. Los teléfonos "duados" existen para arreglar los desencuentros, para hacer con que estás, para rellenar los vacíos incómodos. Los viajes son para estar, para permanecer, para quedarse por aquí un tiempo, para ampliar nuestras fronteras, para hacer un poco menos apetecible el barrio. Vuelvo a los madriles, qué pereza me está entrando. Mañana volvemos a lo de siempre, al turismo de la vida diaria. Perdonadme pero tengo que "duar" el teléfono. No con Rita, precisamente. Aunque creo que sí he pillado eso que llaman "Rollo Camps".

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo también acabo de volver también al turismo de la vida diaria después de unas vacaciones que necesitaba muchísimo y Londres me parece muy grande, definitivamente. Y mañana quizás se monte una buena por aquí...
BIg HuG!

Anónima yonki

manu dijo...

Meláncolico, tierno, cada día te vuelves más sustancial.

Y no, no voy a caer en la tentación barata de cantarte lo de "vuelve a casa x Navidá".

pesimistas existenciales dijo...

YES WE CAMPS

Grom el Único dijo...

Pues, estimado Insustancial, como Barack Hussein y Pepeluí monten la línea duada con Telefónica, se les van a ir los presupuestos anuales en conferencias.

Ciudad Gato es el destino ideal para volver... y el punto de origen perfecto para salir pitando. Perderse por el barrio de los Austrias una soleada mañana de primavera es el paraíso de la tranquilidad (sobre todo, si uno debería estar aguantando al pedorro de Derecho Civil III); pero su exagerada maquinaria de cemento ejerce a los pocos meses una fuerza centrífuga tal que el cuerpo le pide a uno salir por piernas lo más rápido que pueda... para así desear volver cuanto antes.

Constato: qué ñoño me vuelve estar lejos de todo...

Afectadísimos y buenviajeráceos saludos.

Edu Galán dijo...

Cuando era Anakin Skywalker, Gustavo Bueno nos dijo una cosa muy cierta "Los viajes son para regresar".

Muy platónico, muy cierto.

jordim dijo...

Como diría David Foster Wallace, el Aquí tiene más gracia cuando se convierte en Allí..

Señor Insustancial dijo...

Hola gentuza...

Veo que os he infectado con el virus de la poesía. No es mala cosa. Pensaba que acabaríamos convirtiéndonos en el Proyecto Mayhem pero, al final, vamos a acabar organizando un maratón de "Sexo en NY". ¿Qué nos está pasando? ¿No hay ningún Luis Aragonés entre nosotros que nos dirija hacia el eterno masculino? Da igual, es verdad, lo reconozco, estoy ñoñete...¿Pero vosotros? Bueno, vosotros también, gracias por la comprensión.

Anónima yonki,
Ya nos informarás de qué es lo que te ha tenido alejada de la City. Mañana se esperan todo tipo de chuzos de punta por allí. Si te pasas por una casa de apuestas pon un par de libras por mi a favor de los antidisturbios, seguro que generan más víctimas.

Manu,
Es verdad, estoy de melancolía pura...voy a comenzar a ponerme ropa interior victoriana...como dirían en Telecinco: "Muy fuerte, tío, muy fuerte".

Pesimistas,
Camps es un señor acojonante pero creo que el que me tiene cogido por el ánimo completamente es Fabra.

Grom,
Madrid mola más que el Aranjuez de Rodrigo que dijo el poeta. Hay que volver por las necesidades propias del bolsillo y aquí se está bien aunque, siéndote sincero, bajarme en la estación de Atocha y verme rodeado de tantas personas me ha quitado el aire por momentos. ¡Estoy de blandiblub, blub, blub!

Edu Galán,
Qué pena que Bueno se haya convertido en un señor así y que tenga un hijo como el que tiene.

Jordim,
Nunca entenderé como un tipo tan brillante pudo suicidarse dejándonos tan huérfanos.

Un abrazo a todos e id preparando los cosmopolitans para ese maratón de Sexo en NY con fiesta de pijamas opcional y pelea de almohadas obligatoria...En todo caso mea culpa.

Un abrazo, amigos.

moonriver dijo...

¡Ay! Yo es que a Madrid cada vez lo echo más de menos cuando me alejo de él y cada vez lo quiero más cuando me encuentro dentro de sus entrañas. Y ahora que he descubierto los atardeceres rosas de algodón de azúcar ya no quiero anochecer en ninguna otra ciudad.

Aunque, como soy infiel por naturaleza, no me importa ponerle los cuernos de vez en cuando; pero sólo de manera esporádica y siempre que no se trate de nada serio. ;)

Señor Insustancial dijo...

Hola Moon,

Si a Madrid no le eres infiel de cuando en cuando jamás sabrás lo que vale de verdad. Eso es así.

Un abrazo y felices vacaciones.