miércoles, 3 de marzo de 2010

15 películas que hacen que se te quiten las ganas de ir al cine.

Me he acordado de unas cuantas películas malas y me ha parecido bien compartirlas con ustedes. Se abre la veda para que incorporen en los comentarios su propia lista. Hagan juego. Seguro que hay más, incluso algunas de esta lista les parecen obras magnas...allá ustedes. Aquí lo dejo.

Me llaman Radio (Michael Tollin, 2003): Posiblemente no haya visto una película más bajonera en mi vida. Sale Cuba Gooding haciendo de tonto de un pueblo de América, con unos dientes falsos que echan para atrás. La cosa tiene que dar ternura pero, me temo, que si el verdadero "Radio" tuviera unos buenos abogados estos ya habrían clavado en la cruz de la justicia a los responsables de una de las películas más bochornosas de los últimos años. 

Nadie conoce a nadie (Mateo Gil, 1999): Las andanzas de Eduardo Noriega por una Sevilla en plena Semana Santa que un chiflado, Jordi Mollá, ha convertido en un juego de rol tan increíble como el hecho de que esta película fuera tan taquillera en su momento. Un horror estruendoso que, al menos, tenía la decencia de contar con Natalia Verbeke en su reparto. Menos mal. Lo único reseñable es que, un año después de su estreno, se produjo una especie de ataque de paranoía/pánico en plena Semana Santa sevillana que los ciudadanos de aquella ciudad achacaron a algunos locos jugadores de rol que habían decidido emular la película. 

Matrix (Hermanos Wachosky, 1999): Ver a Keanu Reeves decir "ya se kung fu" era lo único bueno de esta película con ínfulas filosóficas (un poco de budismo por aquí, un poco de nihilismo por allá mezclado con gente dándose hostias en dos planos de realidad diferentes) que resultaron un exitazo mundial. Las dos siguientes partes, con aparición del Coronel Sanders inventor del KFC como guest star, eran tal despiporre que todavía busco a alguien que me las explique sin que me de (nos de) una embolia. La cosa partía de una premisa falsa: si eres, por ejemplo, Bertín Osborne o alguien de éxito y hacienda parecidas nunca tomarías la pastilla de "despertar" porque, en realidad, lo que te espera al otro lado es un sitio un poco coñazo, básicamente, la pelea eterna con unos robots con malas pulgas. 

La Teniente O´Neill  (Ridley Scott, 1997): Salía Demi Moore con el pelo rapado intentando convertirse en la primera mujer que hacía las pruebas para entrar en los temibles NAVY SEALS que son como los legionarios, la Tuna y los escuadrones de la muerte de los señores de la droga pero con licencia para matar. La cosa partía de la misma premisa falsa que la saga de "La familia Klump" inaugurada por Eddie Murphy: si en las comedietas de Murphy el asunto iba de decirle a la gente que los gordos también eran muy buenas personas pero se pasaba el 90% del metraje haciendo chistes sobre gordos con especial saña en "La Teniente O´Neill" la cosa era demostrar que el valor de una mujer era comparable al de un hombre lo que no era óbice para que ella, en el camino, perdiera la identidad y el oremus gritándole a Viggo Mortensen eso de "Sargento, cómame la polla". Así, en plan travesti. 

Thelma & Louise (Ridley Scott, 1991): Todavía recuerdo el día en el que, saliendo del cine con unas compañeras de facultad después de ver la película, se me ocurrió decir que era una mierda seca, llena de trampas baratas y de estereotipos lamentables cuando un alud de mujeres (compañeras incluídas) se me vino encima en plena puerta del cine al grito de "¡Aquí hay un machista asqueroso, venguemos a esas dos heroínas del feminismo!". 

La Pasión de Cristo (Mel Gibson, 2003): Me entran dolores de estómago cada vez que me acuerdo de la cantidad de compasivos católicos (amigos todos) que me invitaron a "conocer la verdadera naturaleza de la fe cristiana" a través de este cuadro románico perjeñado en el siglo XX para, definitivamente, quitarme cualquier simpatía por las religiones en general. Una cosa floja, floja, una adaptación gore que debería de haber sido quemada en la plaza de San Pedro pero que, con la excusa de atrapar nuevas almas (aunque fuera entre rendidos sadomasoquistas), fue alabada hasta la nausea. Horror, siento. Horror.

El Príncipe de las mareas (Barbra Streisand, 1991): Una de las películas que más alquilé en mi etapa de trabajador de videoclub. Un infierno, Barbra Streisand delante y detrás de la cámara mostrándonos un trauma tras otro que, sin embargo, parecía no molestar a las clientas del establecimiento que decían "es una película preciosa". Jamás lo entendí, es más, no entiendo a Barbra como concepto.

Phenomenom (Jon Turteltaub, 1996): En realidad muchas de las películas de Travolta son enormememente bajoneras pero esta historia de un tonto del pueblo de América que recibe un rayo del espacio y, con él, unos poderes paranormales que lo convierten en un tío inteligente me parece especialmente cochambrosa. La moraleja es la siguiente: si eres muy listo eres infeliz y encima de pensar te sale un tumor en la cabeza del tamaño de una calabaza y te mueres. La cosa, dicen, estaba hecha para que la gente conociera de cerca las grandezas de la Cienciología pero, la verdad, la cosa no quedaba clara.

La habitación de Fermat (Luis Piedrahita & Rodrigo Sopeña, 2007): Nunca entendí porqué un tío que hace comedia se mete, en su primera película, en una especie de thriller de carácter matemático...la cosa quedaba desabrida, extraña y flojuna en general. Un bostezo tras otro y carcajadas a costa de la interpretación de algunos de los actores. No entendí nada. Es posible que la culpa sea mía.

Amistad (Steven Spielberg, 1997): En serio ¿de qué iba Spielberg haciendo esta película? ¿Se puede hacer peor? ¿Se puede olvidar el talento transitoriamente? ¿Había necesidad de firmar esta película? ¿Para qué? ¿Para contarles a los conciudadanos yanquis que el asunto de la esclavitud no era sólo cosa de ellos sino de todos los demás también? ¿Había que sacar a Matthew McConaghey?

Contact (Robert Zemeckis, 1997): Jodie Foster es una científica que malgasta el dinero del erario público en buscar señales extraterrestres. Digo malgasta porque, en realidad, lo que busca es una señal de que, de algún modo absurdo, si es posible que haya vida extraterrestre es posible que ella crea algún día en que el alma de su padre ha subido al cielo y, por lo tanto, pueda creer en Dios sin que se rían de ella en la comunidad científica. También sale Matthew McConaghey haciendo de cura, un tío super intenso que cree que si hay que ir al encuentro de entidades de otra dimensión lo mejor es que nuestro mensajero sea alguien que crea en Dios....sí, por eso la historia de los misioneros está llena de pasajes de amor y concordia, no te jode. Pues nada, una historia de aliens y chiflados religiosos que nos hizo olvidar que su director había hecho Forrest Gump tres años antes.

Varsity Blues (Brian Robbins, 1999): Durante toda la década de los 80 gente como John Hughes se dedicó a reconfortar a los frikis de medio mundo diciendo que, pese a que lo habían pasado mal en el insti, lo cierto es que ellos atesoraban las mejores y más tiernas historias, conservaban las mejores amistades y habían sido protagonistas de los grandes discursos generacionales...todo ese sueño acabó con esta película que engrandecía el papel de deportistas y cheerleaders colocándolos en el lugar que la Enciclopedia del Bullying les había reservado por derecho propio: el de molar hasta el infinito y más allá. Sí, resulta que esos mostrencos insensibles, esas descerebradas que daban culto a la estética eran, en realidad, los protagonistas, los que mejores fiestas montaban. Los guays volvieron a ser guays y a los del club de ajedrez que les den mucho por el culo.

La conjura de El Escorial (Antonio del Real, 2008): Esto, bueno, venga, es verdad que casi toda la filmografía de Antonio del Real  (Sobre todo esa cosa llamada "Y decirte una tontería por ejemplo que te quiero") deberían de estar en una lista de películas que te quitan las ganas de vivir pero este despilfarro de dinero -público, que la película tuvo una jugosa compensación de la Comunidad de Madrid- y el ridículo tan espantoso de rodar una película como esta que tiene todo para triunfar y, sin embargo, se dio la enorme hostia tiene un enorme delito por ser una obra al sonrojo y a la estulticia del tamaño del palacio construído por Juan de Herrera. 

Sangre de Mayo (Jose Luis Garci, 2008):   Esto, bueno, venga, es verdad que casi toda la filmografía de Jose Luis Garci (Sobre todo esa cosa llamada "Canción de cuna") deberían de estar en una lista de películas que te quitan las ganas de vivir pero este despilfarro de dinero -público, que la película tuvo una jugosa compensación de la Comunidad de Madrid- y el ridículo tan espantoso de rodar una película como esta que tiene todo para triunfar y, sin embargo, se dio la enorme hostia tiene un enorme delito por ser una obra al sonrojo y a la estulticia del tamaño de La Puerta del Sol. Un amigo mío diría que, en realidad, estaríamos ante la obra de un Garci menor...pero es que ese si que es un cabrón con pintas.  


Toys (Barry Levinson, 1992): No hay película en el planeta que me cree una desazón mayor que esta tontuna. Una cosa que va de una fábrica de juguetes y de Robin Williams y Joan Cusack haciendo cosas raras y un primo suyo que convierte la fábrica malrollera en una fábrica de material bélico. Lo más parecido a un mal viaje de ácido del de drogarse y del que te provoca úlceras en el estómago.







20 comentarios:

Ignacio J. Rivas dijo...

Jajajjajaja. La verdad es que la mayoría no las he visto. Pero hay algunas en las que coincido contigo. Pero Matrix y Thelma & Louise??? Dentro de las 15 peores?? Has visto Braindead tu madre se ha comido a mi perro, o The Faculty???? JoderQ Merecen ranking!

Azul (MrBlue) dijo...

muy buena lista....una de las peores decepciones me la lleve con la adaptación al cine de Street Figther..pero ahora que lo escribo no se en que estaba esperando o que quería..jajaja....abrazos!

E dijo...

dentro de la basura que expones te dejas grandes truños del 2009 que he tenido la desgracia de ver por obligación.

trash-> hijo de papá político consigue levantar la producción de 90 minutos insufribles sobre parejas que no funcionan. como para exigir la pasta del cine y una indemnización.

after-> cuarentones enganchados a la noche. vacía, para irse del cine al minuto 20.

ágora-> cartón piedra + protas afeminados.

resacón en las vegas-> ¿dónde está lo original y lo tremendo de esta peli? es una gilipollez al nivel de cualquiera de besos que ponen ahora para público femenino en sus 35. si hubiese una crítica de cine mujer la hubiera puesto a caldo (y eh, que soy fan de superbad o superfumados, grandes, muy grandes).

nada de acuerdo con matrix y thelma&louise, para mí entretienen y no tengo ganas de matar al dueño del cine, al director o al de la productora.

Eladio dijo...

Yo incluyo las de Sandra Bullock

Noelia Jiménez dijo...

Coincido con algunas, aunque he de reconocer que no he visto tanto cine como tú ni de lejos.
El otro día vi alguna película bastante mala... pero me dormí y ya no me acuerdo ni del título, fíjate si me interesaría.

manucosamala dijo...

Te dejo una bastante turra. El sabor de las cerezas de Abbas Kiarostami(creo que se escribe asin). Premio en Cannes y alguno mas y de esas que despierta las alabanzas de criticos pseudoculturetas. Creo que es lo mas soporifero que he visto

Paria dijo...

De todas las que has dicho, yo solo sacaría de la lista Matrix, que revolución digital al margen, me parece una gran película de ciencia ficción, bueno de acción y ciencia ficción. Las otras dos son directamente un truño, sobre todo la tercera que no hay por donde cogerla y eso que el speech lisérgico del barbas al final de la segunda me hizo pensar que todo era matrix, hasta lo que se suponía que era la realidad y sigo diciendo que habría sido un final mejor.

Por otro lado, ¿En serio alguien se puede creer que Elena Ballesteros o Santi Millán puedan ser unos cerebritos matemáticos?, lo mejor de la película una referencia que hacen a MacGyver...

Y en la lista faltan cosas como "Mentiras y gordas" o como llegar a ministra cortando y pegando la frase "se droga y enseña las tetas" hasta tener bastantes páginas para llamarlo guión.

A mi "The faculty" me gusta, yo le encuentro un toque de peli de adolescentes ochentera y una banda sonora que mola.

Por no citar "Crepúsculo", meteré en el mismo saco a "Dragones y mazmorras" y "Eragon".

patri-cia dijo...

Las he visto todas y estoy de acuerdo contigo en casi todas aunque lo cierto es que muchas no las entendí porque son pelis para mentes muy superiores a la mía: Contact, Matrix,Phenomenon...
Ah, Thelma&Louis no es tan mala, al final mueren las dos y sales reconfortado del cine.

Una queja de nada: Me molestan mucho los ojos al leer tu blog con el fondo negro ¿no se te ha quejado nadie al respecto? ¿Soy sólo yo la anormal?

eduardoritos dijo...

TODAS LAS DE AMENABAR.
CASI TODAS LAS DE ALMODOVAR.

Sherlock Holmes, versión última.

El hombre enmascarado, con Billy Zane de prota.

And many more.

Como en todo, para encontrar una perla hay que abrir muchas ostras.

Notario dijo...

Hombre, yo creo que Di Caprio (y Scorsese) han hecho méritos para aparecer en esa lista.

eduardoritos dijo...

Toma ya, Oscar y Razzie el mismo fin de semana.
Algo solo al alcance de Sandra Bullock.

Kotinussa dijo...

He visto tres de la lista, y sólo una en el cine (Thelma y Louise). Las otras dos (Contact y La teniente O'Neill) me las tragué en esas tardes en las que te da tanta pereza levantarte del sofá que prefieres comerte una caca con tal de no moverte.

Lo único que se me ocurre decir de esas tres películas es que desde Thelma y Louise, vomitaría sobre Brad Pitt cada vez que lo tuviera a tiro (y no es ni mucho menos lo peor de la película).

Kotinussa dijo...

¡Ah! Se me olvidaba comentar la única vez en mi vida que me he dormido en una sala de cine, por lo que figura en mi lista particular. Fue con "Hook", la de Spielberg.

jordim dijo...

En general bastante de acuerdo, quizá excepto con matrix; le consiguieron vender a Joel Silver una película con casi una hora de diálogos y argumento (por momentos creo que brillante), o sea sin acción. Me gustó, eso sí, la primera y punto..

jordim dijo...

"Has visto Braindead tu madre se ha comido a mi perro, o The Faculty????"

Siento discrepar, las dos me encantan por muchos motivos, creo que en las dos hay cine a raudales. En lo que a Robert Rodriguez se refiere (y sacacuartos infantiles aparte)la única con la que no lo he pasado teta fue aquella secuela absurda de Desperado (y eso que el personaje de Johnny Deep me molaba)...

Anónimo dijo...

Querido y admirado insustancial:
voy a contarte algo que te va a encantar. Algún "decorador" de cafeterías de barrio ha debido encargarse de la remodelación de la iglesia de mi ex-barrio. No se le ha ocurrido mejor idea que colgar enormes prints de pantalla de la pasión de cristo virados a sepia con puntero de ratón tamaño 10x15 incluído en una de las imágenes. Así que en el último funeral al que asistí no pude apartar los ojos de natalie portman y de james caveziel ni un momento,entre espantada e incrédula. y no sigo dando datos de decoración porque no vienen al caso...
Respecto al resto del post, cuanta sabiduria...

Anonima yonki

Daeddalus dijo...

Lo peor de lo peor es Barbra Streisand, tanto detrás como delante de la cámara… Y por cierto, ¿por qué c* entregó ella este año el oscar a mejor director, digo directora? Su ego está ala altura de su nariz.

Pasaba por aquí...

slozano77 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
slozano77 dijo...

Tienes bien afilado el cuchillo, a lo Antonio Gasset, como a mí me gusta.
A lo mejor con la primera de Matrix te has pasado, pero con las otras dos te has quedado corto y entiendo que así se compensa.
A Thelma y Louis tampoco le viene mal un repaso en medio de tantas alabanzas, pero tiene sus cositas.
Yo incluiría Avatar si la hubiera visto, pero me esperaré a verla para no tener que pagar.
Pero qué te voy a yo que tú no sepas...

Blógulo Fruslería dijo...

De Contact sólo diré esto: http://www.youtube.com/watch?v=ZD0_5HFMPIg

(Sí, de vez en cuando me leo tu blog, querido mío).