jueves, 30 de diciembre de 2010

No te vayas todavía, no te vayas por favor...

Tenemos un país que es muy gustoso de reconocerle a los muertos todo lo que les negamos en vida. Los muertos, los pobrecitos míos, como no pueden quejarse van de camino al cementerio recogiendo todos los parabienes y halagos que no les fueron reconocidos cuando respiraban. 

Este ritual de la purificación  repentina tras el fallecimiento se plasma a la perfección en la popular sevillana "cuando un amigo se va" popularizada por el cuarteto Amigos de Gines. Ya saben, somos así de raros que cuando estamos en lo álgido de la velada, cuando el rebujito nos circula a toda hostia por las venas y más indefensos estamos en caer en manos de una de esas lacrimógenas borracheras lloronas (previo paso por la exaltación de la amistad) siempre tenemos espacio para que, en medio de la francachela y el despiporre, alguien se marque la popular tonada que acompañó a Chanquete en el episodio de su fallecimiento (ustedes piensan que la canción era "El final del verano" de El Dúo Dinámico...pero no, esa era la del último episodio de Verano Azul en el que Chanquete ya había palmado) como para que todo el mundo sepa que nos acordamos de los que ya no pueden disfrutar de un fino y dos buenas tapitas por no estar. 

Al final de CNN+, sinceramente, solo le ha faltado una turbamulta cantando el "no te vayas todavía" para celebrar/protestar su fallecimiento público. Es lo que nos pedía el cuerpo. Una sevillana, tan española, una canción, tan sentida, que ponga a cada uno en su lugar y, sobre todo, que exprese de una manera tan bella (y tan nuestra) los profundos sentimientos de tristeza que se han apoderado de todos nosotros al enterarnos de que el canal de noticias echaba el cierre. 

Una mierda. Y disculpen, por si acaso los del fondo no lo han oído: una mierda. 

Si no hay nada más alejado del sentimiento de pérdida que marcarse una sevillana que verbaliza las sensaciones que uno tiene ante la desaparición de un amigo, es decir, uno está pedo y de fiesta y no tiene una idea mejor (estando borracho) que lagrimear un poco agarrado al vídrio, no hay nada peor que disgustarse por la pérdida de CNN+ y echarse las manos a la cabeza cuando, en realidad, nadie había reparado (ahí están las audiencias) en la presencia del estupendo canal de noticias. 

Ahora, que parece que todo el mundo tiene un master en economía y en dirección de empresas, y con franquísima ignorancia demostramos ante los demás que todo lo que ocurre es una cuestión "de los mercados", resumiendo en esa sencilla pero críptica frase todos nuestros (ínfimos) conocimientos de como está el patio y nos empeñamos, más que nunca, y por pura burrería y desinformación de justificar todo con un sencillo "vendes o mueres...esto es así" a muchos les será fácil despejar la X de la ecuación que responde a la pregunta de ¿Cómo es posible que el canal de noticias más prestigioso de noticias desaparezca de nuestro país? diciendo que todo es una cuestión económica. Ya saben: poca audiencia, pocas ganancias, mal negocio. 

Pues no. Desgraciadamente no es así. Que CNN+ no sea un buen negocio en nuestro país tiene que ver con nosotros y con nuestra educación, con nuestros prejuicios a la hora de desechar desde donde queremos ser informados. Y eso es malo. Es una pena. 

Los más raciales del país se escoran diciendo que "Spain is different" y que, por lo tanto, nuestro mercado es tan diferente al del resto del mundo que es normal que una apuesta tan directa por la información pura y dura quede fuera del sistema de valores y de la elección de los españoles. Yo digo que eso es una falsedad como otra cualquiera y que, en realidad, es nuestro desinterés por la información lo que provoca que cadenas como esta no tengan cabida en nuestra parrilla. 

Los que crean en el karma estarán de acuerdo conmigo en que lo que le ha pasado a PRISA con CNN+ tiene cierto olor a venganza y a historia ya contada: años ha, Jesús de Polanco adquirió Antena 3 Radio para hacerla desaparecer y eliminar la competencia convirtiéndola en una cadena de música clásica que pasó a llamarse SINFORADIO...paradójicamente parece que Berlusconi se ha tomado revancha por las fotos de Villa Certosa convirtiendo CNN+ en  el canal Gran Hermano 24 Horas. La misma franja que contenía información y era la casa de enormes profesionales del periodismo será ahora el lugar por donde transiten jambos y jambas a medio educar soltando patochadas. 

Echen cuentas: De 6 cadenas nacionales, 2 son estatales y de las otras cuatro el 50% va a quedar en manos de Don Silvio Berlusconi. No está mal, ni mucho menos. Vamos avanzando, está claro. 

Al menos algo ha quedado claro: eso que nos cuentan del monopolio de la izquierda sobre los medios en España comienza a sonar a la mentira interesada que siempre fue y no a  una realidad...por desgracia, la pluralidad de dichos medios queda, cuanto menos, comprometida. Ya ven como está el patio catódico. 

Si el enfermo recibe menos visitas que el muerto y el velatorio es una reunión  más animada que el cumpleaños del fenecido, de una forma muy española el personal se ha llenado la boca con el típico discurso de "siempre se van los mejores" para despedir a CNN+ que deja un hueco enorme en la parrilla y, lo que es aún más sangrante, a más de dos centenares de profesionales en la calle. 

Quizás si más gente se hubiera visto seducida por la oferta de CNN+, si más gente le hubiera dado importancia a los contenidos, a la pluralidad, a los medios de la cadena seguramente ahora no estaríamos ante la tesitura de tener que acudir a un entierro tan sangrante como este...de hecho, si las audiencias hubieran sido buenas igual tendrían que haber cerrado por el empuje del nuevo accionariado italiano pero, al menos, la excusa de que esto es un cierre meramente comercial no hubiera tenido validez.

CNN+ se acabó y se acabó para siempre. Ya saben, no somos un mercado...es más, a veces me da la sensación de que no somos ni un país. 

1 comentario:

Azul (MrBlue) dijo...

Como siempre, y en especial en lo referente a este tipo de temas (televisión o piratería), comparto tu opinión....eres crítico pero con fundamento, no eres prisionero del corporativismo o llenas tus argumentos de sitios vacíos...abrazos!