martes, 3 de junio de 2008

Mediocres y nada más.


José Luis García Sánchez decía una vez que España estaba gobernada por unos señores muy mandones que rápidamente te levantaban el dedo y te señalaban con él en plan acusador.

De mi coleto también me saco que estamos rodeados de mandatarios mandones y muy torpes. Líbreme el cielo de hacer una columna deportiva, que otros hay más preparados y puestos que yo en el tema, pero lo cierto es que los mandatarios deportivos son un reflejo estupendo de las peores artes del mal gobierno.

Hoy nos hemos enterado de que Pepu Hernández, el entrenador de la selección española, ha sido despedido de su cargo cuando sólo quedan unos pocos meses para ir a los Juegos Olímpicos de Pekín. Pensábamos hacer algo grande, quizás repetir el éxito del Campeonato del Mundo de Japón o nuestro segundo puesto en el Europeo. Ahora ya sabemos que será imposible.

Al parecer al buen presidente de la Federación de Baloncesto de nuestro país no le molaba Pepu y se lo ha cargado. Ya ven. Vendrá Aíto o quien sea. Que pena.

Gracias idiotas.

Desde aquí te lo decimos Pepu, eres y serás grande, de merengón a demente.

Hace unos días me enteraba de que Rafa Pascual, uno de los mejores jugadores del mundo de voleibol, había sido descartado por "cuestiones técnicas" de la selección española. Dijeron que estaba mayor. Pese a sus 41 años sigue en la élite mundial. Bueno pues nada, la selección que había sido campeona de Europa se quedó sin ir a los Juegos. Al parecer el mamarracho del seleccionador se llevaba mal con Rafa y temía que su presencia eclipsara su trabajo. Demasiado carisma. Adios Rafa, bienvenido fracaso. El seleccionador anterior abandonó su cargo por presiones federativas y trajeron a este idiota, mucho más dócil, claro.

Gracias idiotas.

¿Y qué me dicen del Presidente de la Federación de tenis? Pues nada, un tipo que se gasta la pasta de los contribuyentes en mandar SMS amenazantes a jugadores en la élite, a descentrarlos, a reírse de ellos.
Otro idiota.


Raúl no irá a la selección porque al seleccionador no se le pone en las narices. Da igual que haya cumplido con una gran temporada. Tampoco va Guti que estaba en forma. Ahora deja a Cesc en el banquillo y, después, selecciona a 9 jugadores que no tienen sus contratos resueltos. Los mejores tampoco tienen sitio en la selección de fútbol.

El otro día una promo de TVE decía "el equipo de Luis Aragonés"...¿Pero esto no era la selección española? ¡Ah, sí! Los que antes fueron "los chicos de Clemente" o "los machos de Camacho".

¿No les suena todo esto? Pues la próxima vez que se merezcan un ascenso por méritos propios o un aumento de sueldo y no se lo den o su empresa pase de ustedes a la hora de llevarle a ese viaje de compensación que se tenía merecido quizás debería de tomar nota de nuestro deporte y que se consuelen sabiendo que más vale caer en gracia que ser gracioso y que quizás sus jefes prefieran a un rompepiernas, a un "sí, señor", a un grasioso-grasioso, que a ustedes que se han estado batiendo el cobre. Es más, es posible que estén incluso pensando que su carisma es "too much" y que son ustedes demasiado buenos como para no estar en la lista de los reemplazables.

No les arriendo las ganancias, insustanciales.

PD: Por cierto, omito nombres de cualquiera de estos mamarrachos, claro.

3 comentarios:

manu dijo...

Te has dejado al presidente de la Federación de Tenis, que enviaba SMS burlándose de jugadores y técnicos. A eso se le llama hacer equipo para la Davis.

Paria dijo...

Jo pues si crees que el deporte está mal deberías ver la universidad, donde te puedes encontrar literalmente a familias enteras dando clase en una misma facultad, hermanos, hermanas, maridos...Ais ese dedismo endogámico tan español, supongo que ira como asignatura optativa en el contrato para los inmigrantes que tanto predican.

Anónimo dijo...

Hola Manu,

léetelo bien que hay una parte dedicada al Presidente de la Federación de Tenis.

Hola Paria,
Pues sí, en todas partes cuecen habas.

Una pena.