domingo, 5 de abril de 2009

La noria de Nieves

Nota del Insustancial: La dirección de Mividainsustancial quiere felicitar a Ka, lector de este blog, que es el último que se ha leído todos y cada uno de los post escritos desde 2007 sin haber sufrido una embolia cerebral aparente. ¡Gracias!






Anoche vi un rato de "La Noria". Específicamente el segmento dedicado a Nieves Herrero. Digo "Segmento dedicado" porque, pese a que tenía forma de entrevista, era en realidad una especie de publirreportaje que, me imagino, tiene que ver con algún movimiento de nombres dentro de la cadena de Fuencarral. Fue tal el nivel de azucar desplegado por Jordi González y el puntazo de populismo que nos regaló Irma Soriano (Gritando "¡Esa es mi Murcia!"a un público básicamente residente en Murcia) que me dio la sensación de que el desembarco de Nieves Herrero es completamente inevitable. Por ahora se dedica a hacer entrevistas para el dominical de El Mundo y se ha cubierto de fama con dos de ellas: Soraya Saez de Santamaría posando de manera rara y Ana Obregón diciendo que con su fuerza mental negativa es capaz de estallar bombillas.



Nieves Herrero es de esas profesionales de este sector que se empeña en hacer del periodismo otra cosa porque lo de informar se les queda corto. Ya sabes: Nieves quiere emocionar, concienciar, educar, convertirse en la voz de los que no la tienen, enmendarle la plana a la justicia...



No es mala cosa si no fuera porque, enfrascados en tan nobles tareas, nos olvidamos de que ya hay otras personas que se encargan de esas cosas y que nada tienen que ver con eso de escribir noticias. "La Noria", encabezada por Jordi González que es un buen profesional de esto, se ha convertido en una especie de autoafirmación del amarillismo. Lo primero es mezclar todo tipo de temas (G-20, Cirugía estética etc.) y darle a todo el mismo tratamiento y la misma importancia y luego justificar la actividad profesional periodística haciendo que todo parezca noble, bienintencionado y, finalmente, claro está, bueno. Rescato la primera píldora que dijo la Herrero cuando le preguntaron sobre la aparición de las fotos de Soraya Saez de Santamaría en la portada de El Mundo y no en la portada de el Magazine de El Mundo que es donde tendrían que haber salido: "Estamos en un momento en el que se venden muy pocos periódicos y Pedro Jota, que es un lince, vio una buena oportunidad, en esas fotos, de poner algo en portada que llamara la atención de la gente". O, lo que es lo mismo, "Follow the leader,leader, follow the leader...sígueme" (Cántese a ritmo de rabioso reggeaton). Resumamos: Todo vale. Y vale mucho más si se televisa y nos ofrecen unas cuantas imágenes de bustos parlantes diciendo "SÍ, SÍ".







Pero no todo podía ser alegría, claro, la vida de una periodista/comunicadora/concienciadora tiene también sus puntos de tristeza. Lo peor para ella: la lucha que llevó a cabo por la conmutación de la pena de muerte que recaía sobre los hombros de José Joaquín Martínez. Nieves, francamente disgustada, dijo en directo: "Yo he llegado a manifestarme con mis hijas en la puerta de la Embajada de Estados Unidos". Veleidades antisistema de la estrella de la comunicación/concienciación. ¿Triste tras la liberación? ¡Pues claro! José Joaquín Martínez volvió a España y le dió la entrevista, la "exclusiva" decían, a Juan Ramón Lucas. Herrero, infinitamente dolida, no ha querido ponerse al teléfono durante quince años porque todavía le guardaba rencor al ex penado. Ya ves, las grandes periodistas también tienen su corazoncito, habría sido fácil llamara a Lucas y decirle "Te has clavado" pero no, en cierto modo Nieves se apodera de todos los objetos de su información. Por si fuera poco tenían allí a José Joaquín y a su madre que andan por estos días promocionando una película sobre la experiencia de este hombre en el Corredor de la Muerte.



Es aquí donde entramos en otro elemento: el plató de La Noria es, en realidad, un lugar para expurgar los pecados, para decir "pelillos a la mar" y hacer borrón y cuenta nueva. Todo se podía haber arreglado en la calle pero, bueno, mola más hacer estas cosas pública y atropelladamente. Que todo el mundo sepa quién metió la pata y quien es capaz de ejercer la infinita misericordia. A estas alturas ya me era francamente difícil mantener el vómito dentro de la boca.


El punto álgido llegó cuando se discutió de esto:










Efectivamente, el programa "De tú a tú" en el que Nieves Herrero sustituyó a Encarna Sánchez, también con bronca intestina. Nada, pelillos a la mar, nos enteramos de poco porque el asunto era exonerar a Nieves Herrero y, al parecer, su intachable carrera periodística/revelística. Les cuento una anécdota: Como cualquier nerd he militado en un club de rol del que fui fugazmente presidente. A mediados de los 90 se produjo un brutal asesinato. El conocido como "crimen del rol" que se llevó una gran parte de la afición por estos juegos, provocó una absurda alarma social azuzada por Antena 3 y Telecinco que vieron que ese verano podía calentarse con un poco de sangre y dados de 20. Las cámaras acudieron como chacales a clubes, centros de juventud y parques varios y se suspendieron ayudas, subvenciones y se cancelaron asociaciones. De pronto nos habíamos convertido en una suerte de proscritos. Desde nuestro club comenzamos una serie de movilizaciones no tanto por el juego en sí, que también, si no porque en realidad todo lo que se estaba contando era una asquerosa patraña. De buenas a primeras te habías convertido en un psicópata potencial. Dos amigos míos acudieron a "De tú a tú". Llevaban la lección bien aprendida, menos mal. Lo primero, encerrarlos en la misma habitación que el hijo y la esposa del fallecido para crear ambiente. David y Álvaro estuvieron charlando todo ese tiempo con ellos para tranquilizarlos, explicarles lo que era en realidad un juego de rol. Los productores se llevaron a la familia y les estuvieron dando cera, cizañearon todo lo que pudieron, les dejaron claro que seguramente había una especie de conexión entre todos los jugadores de rol y el asesinato de su padre. No tragaron. Los dos colegas roleros extendieron dos peticiones a producción: Querían ser maquillados y no se sentarían en la mesa de debate junto a la familia permaneciendo en segundo plano. Aviso a navegantes: si en un programa de televisión maquillan a todo el mundo y lo peinan y no hacen eso contigo es posible que parezcas enfermito o directamente malvado. Un truco muy cabrón, la verdad. Lo segundo, lo del debate, otro aviso a navegantes: No te sientes nunca en una mesa de un plató para discutir sobre nada porque corres el riesgo de que todo sea una encerrona.


Me temo que las excusas de Nieves Herrero anoche fueron las mismas que puso durante ese programa dedicado a sacarle audiencia a la desaparición y violación de unas adolescentes. Ya sabes, no hay diferencia en el tratamiento de temas: da igual un crimen de juegos de rol, una pena de muerte y una desaparición. Todo es el mismo batiburrillo, el mismo cambalache, la misma noria que gira y gira sin llegar a ninguna parte. Después, lo más importante, es hacer gala de mierdismo: poner buena cara, soltar tu mierda y clavarle al personal un cuchillo por la espalda. Siempre habrá quién te justifique, siempre habrá quien diga que estamos aquí por la pasta porque somos unos linces para olernos donde están las ventas, siempre podremos decir que nosotros no nos dedicamos a la información si no a otra cosa y que nuestro reino, como el de Nieves, simplemente no es de este mundo. ¿Telebasura? Esto ya tendría que tener otro nombre mucho menos suave.

7 comentarios:

Grom el Único dijo...

Estimado Insustancial, gracias a la lectura de este post, me ha quedado clara una cosa: la resaca de la gente de nuestras edades dura el doble que la de un quinceañero (pero, hombre de Dior, ¿no se pudo recuperar desde la del Jueves, que se pasó el Sábado nocturno viendo "La Noria"?).

Bromas aparte, ¿qué nos queda? Pues el resurgir de la fagocitadora primigenia; en un ejercicio propio de Michael Crichton, leo con cierto terror sus sospechas de que la Yeti del amarillismo planea su retorno, una vez que los científicos de TeleVasile han sido capaces de clonarla, utilizando el ADN que habría en algún cubo de la basura... Oh, sí, la Sra. Herrero me cae muy bien, como puede Vd. apreciar; quizás porque es la más sibilina de todas: a la Gemio le puede la teatralidad, Ana Rosa está demasiado por encima del bien y del mal (eso de tener su propia self-magazine le quita puntos frente a la homo maruja), y la Griso, pues desde que anuncia yogures que te tapan los agujeros del estómago (¿?), ha perdido credibilidad como demagoga...

Pero ella no, sigue ahí, sigue exhalando ese tufillo embriagador de buenismo que, de modo sólo aparentemente contradictorio, adormece y exhalta a partes iguales; cierto que es su mensaje cala de distintas formas en el cerebro (adormece la parte racional, exhalta el "cerebro reptil"), pero cumple su objetivo con creces: me recuerda a Glenn Close en (la fallida)"The Stepford Wives", intentando instaurar en el mundo ese estilo de vida tan blanquito, soso y muerto que a Vd., a mí y al resto de sus lectoseguidores tanto nos gusta.

Joder, cómo se pone la cosa...

Afectadísimos y amarilláceos saludos.

Isilwen dijo...

Estimado Sr. Insustancial!

No soy seguidora de ninguno de esos programas amarilláceos de la indulgentemente llamada telebasura; tan sólo puedo contar un caso que me puso de muy mala leche por el poco tacto y la crueldad de los responsables de esos espacios televisivos.

A finales del 92 tuvo lugar un macabro suceso, la desaparición de tres niñas en Alcácer.
El caso fue inmediatamente mediatizado; ¿Quién sabe dónde? presentado por Paco Lobatón y, donde decenas de españoles dieron falsos paraderos con la única finalidad de obtener unos minutos de celebridad en la "caja tonta"...

Aunque quien demostró menos escrúpulos y más crueldad fue, como no?, Nieves Herrero y su "De tú a tú".
A dicha periodista sólo se le ocurrió hacer una cobertura del Crimen de Alcácer en directo desde el mismo pueblo, la misma noche en que se encontraron sus cuerpos.

Es indignante que alguien se aproveche del dolor reciente de los familiares de las víctimas, preguntándoles cuales son sus sentimientos en esos momentos y, convirtiendo su pena en un espectáculo público retransmitido a toda España.

La Noria de Nieves? Por mi como si le dan cien vueltas a sesenta por hora y le quitan el gancho de seguridad en la última vuelta...


Como siempre, muy buena entrada Sr. Insustancial! ;)

Un besito.
Isilwen

MalaVida dijo...

Este ser (lo de humano lo omito, porque en su caso no a lugar)carente de escrúpulos y creo que de sistema límbico, que alimenta sus entrañas justamente con lo que intenta despertar en el resto, tendría que dedicarse, por ejemplo, al encaje de bolillos, sería ésta la labor más humanitaria que podría llevar a cabo.
En mis peores pesadillas aparece cual ser famélico con desafiantes dientes de sable encajados en una babeante boca, cuya conducta parasitaria la lleva a adherirse a las espaldas de quienes sufren, y mediante una especie de lengua-tubo succiona hasta la médula los jugos vitales de sus desafortunadas presas.
Debe ser el resultado de un ave carroñera y una inyección endovenosa.

Besos

Fer dijo...

Hola Sr. Insustancial

Sigo con una sonrisa desde hace varios hilos su blog y me lo paso teta, que es de lo mejorcito que se lo puede pasar uno en la vida.

Estaba imaginando que esta persona no puede ser la jefa hierática de todas las presentadoras del Hermida; aquella que ejercía de Madame entre todas las discípulas de tan extraño personaje (y hasta aquí puedo leer).

Lo dicho, estaba imaginando que cuando se operó la tocha (yo la recuerdo como un televisivo tucán) se quedó en el sitio, pero que antes de sacarla del quirófano la embalsamaron y le pusieron una serie de aparatos para aparentar movilidad (como algunos pasos de semana santa, pero curraos) y desde entonces responde a la sibilina maldad de un equipo de profesionales de la tele comandados del Hermida, jactándose de su creación cual Dr. Frankenstain: "yo la creé! Yo la creé!

En fin, se me va un pelín la olla. Como a usted, sr. Insustancial al ver estas cosillas...

Gracias por el rato, de veras.

manu dijo...

concienciar, educar, convertirse en la voz de los que no la tienen, enmendarle la plana a la justicia...
Ahora los periodistas, también los políticos, los curas... qué agobio.

ENRIC dijo...

Merhaba efendi...

Sí, en la nebulosa... en el caos de cerebros que caen por rampas infinitas, como melones sajados de carne pútrida y pestilente: es así: solamente hay que pulsar un botón y el mecanismo defecador se pone en marcha: y todo torna de color y toma esa pátina de mierda que lo barniza sutilmente: gritando en silencio para que no se despierte la gente, para que sigan, no dormidos, sino dopados, adormecidos, agilipollados: y yo me sumerjo en la nebulosa otra vez: y me trasformo en un obús grande y cargado de vete-a- saber-tú qué explosivo: ya sin brazos mi aerodinámica aumenta y con ella la velocidad: el choque es inminente e imprescindible para que el yo renazca: la mierda lo invade todo y es adecuado ¿verdad?: porqué no, vamos a hablar hoy, una vez más de la mierda: hagamos un detallado a la vez que inteligente análisis de la mierda: ¡no!¡no tiren de la cadena!¡hay valores ocultos tras esa hez!: reunamos a los más avezados polemistas, a los analistas más enciclopédicos y a las amas de casa más borrachas de chinchón: ahora sí: ahora venceremos: despacio, sin mover el detonante: sin percutir: sin chispear, suavemente: veamos, una vez más, a su santidad LA GRAN MIERDA.
Y mientras, en Londres, en Ankara, en İstanbul... siguen hostiando al pueblo que se olvidó de programar el DVD y, penosamente, se perdió el último capitulo... el último puto capítulo... de este serial: pongo la tele: busco noticias del hecho: inútilmente, imbécilmente: ¡la tele no es para eso joder!

Un abrazo "indignado",
y otro de lluvia y sol para vos, desde la ulterior embestida de estas olas, desde la arena parda del amado Akdeniz.

Señor Insustancial dijo...

Hola delincuentes,

Grom,
Efectivamente, iba a poner una excusa tipo "Estaba haciendo zapping" pero, sin nada que hacer, no me pareció mala idea ver la vuelta de Nieves a la pantalla amiga.
Por modosita es la más peligrosa, ya sabes, tiene pinta de ser la típica persona que enganchan con la cabeza de la víctima entre las manos y dice: "No se, es que me he vuelto loca, me dijo que le dolía la cabeza, me ofrecí a darle un masaje y como lo hago todo con tan buena intención me he encontrado manchada de sangre y con esto en la mano. Soy Inocente".

Ahí le has dado, tiene toda la pinta de ser un Stepford wive absoluta. Estuve, y esto es cotilleo, con un marido de una de estas grandes damas compartiendo viaje y, la verdad, entendí que tuvieran ese rencor con el mundo.

Isilwen,
Por las cosas propias de mi cargo me ha tocado zamparme mucha caca de esta en forma de tele. Lo malo es que no se puede decir quién ostenta el record de peor gusto porque a los pocos días siempre hay alguien que lo sobrepasa sin demostrar demasiado agotamiento.

Malavida,
Querida amiga, el infierno está adoquinado de buenas intenciones. Lo peor del caso es confundir la labor de informar con la de intentar hacer el bien. Así no se hace bien ni una cosa, ni la otra y se cae en el carroñerismo más asombroso.

Fer,
Bienvenido y gracias por pasarlo teta. Así si que se puede...

El puesto de favorita del Sultán lo ostentaron: Consuelo Berlanga, Nieves Herrero, Irma Soriano y, anteriormente, María Teresa Campos que si no recuerdo mal fue relevada de su cargo por marcharse unos días de vacaciones en riguroso directo con bronca de Hermida incluída.

De la operación de tocha también me acuerdo, se llenaron páginas con eso y con excusas tipo "no podía respirar".

Pues nada paisano, gracias por estar por aquí y sigue disfrutando.

Manu-é,

Pues sí, un agobio de proselitismo.

Enric,

Pues sí, es más fácil ver mierda que ver realidades en TV. Al parecer todas las protestas sobre el G-20 han pasado completamente inadvertidas, algo que es ya a todas luces indignante y de una manipulación asquerosa. Mientras tanto sólo podemos rebozarnos en estas cositas y denunciar el mal estado de las cosas. Una pena.

Espero que todo esté bien por allí.

Abrazos a todos y gracias.