jueves, 14 de mayo de 2009

Ramoncín salvará España






Si me llamara Zarzuela ahora mismo para consultarme sobre cómo recuperar la imagen pública de la Casa Real le diría a su Majestad que se dejara de cazar osos alcohólicos rumanos e iniciara una montería con el único objetivo de cazar a Ramoncín.


José Ramón Julio Martínez Márquez alias "Ramoncín", un ciudadano de 54 castañazas, tiene la llave para articular de nuevo España. Sin duda. Ya que no somos capaces de encontrar unos símbolos nacionales positivos que articulen este país lo mejor será unirnos en el odio. De hecho ya no seremos más España, seremos la Asociación de Enemigos de Ramoncín o la Unión de Estados que Odian a Ramoncín ¿Qué más dará el nombre cuando de lo que se trata es de llevarnos todos bien?


De hecho el Rey debería de darle caza públicamente y luego llevarlo de un lazo como hacía Jabba The Hut con la mascotica esa que mostraba en "El Retorno del Jedi" a todos los actos oficiales. De ese modo, si alguien osara pitarle a su entrada a un estadio la TVE podría poner la secuencia íntegra diciendo: "¡Y mientras suena el himno nacional los aficionados se han puesto en pie para silbarle al malvado Ramoncín!". Dime tu si así no nos ahorraríamos estas peleíllas pueblerinas de los himnos, las banderas...



¿Qué tiene Ramoncín que tanto molesta? Es algo que se me escapa. En los 70/80 ser de Ramoncín era bastante molón. Los discos no estaban mal del todo y se permitía hacer giras por toda España llenando plazas de toros y polideportivos. En serio. Ramoncín era "El Rey del Pollo Frito" y MOLABA. De hecho molaba tanto que sin tener un discurso tan macarra como los grupos del Rock Radical Vasco conseguía remover más titulares que Kortatu y la Polla Records juntos, en serio, los pesos pesados de la prensa derechona se batían en duelo entre ellos por ser el que más insultos fuera capaz de verter contra Ramoncín en una columna y él, nada, impávido a su puta bola, riéndose de los peces de colores,aguantando el tirón, bailando "cheli, reggea y rock and roll", apoyando a la causa sandinista o manifestándose a favor del aborto, presentando programas, sacando libros. Pues eso, el Rey del Pollo Frito. Y del Mambo.



Pero, de pronto, las simpatías populares se volvieron contra él porque, decían, había perdido la chola...que si cobraba pasta por un pregón, que si era un artista paniaguado, que si no era auténtico, que si no había pisado Vallecas en su vida, que se había operado la nariz, que si tenía hijos ilegítimos. Mal rollo. Daba la sensación de que tantos años de malísima prensa comenzaban a hacer mella en el subconsciente popular y que era verdad que se había convertido en un supervillano que vivía del dinero público y que se financiaba los vicios con nuestros impuestos.

Como en todas las persecuciones daba igual que los que escribían contra Ramoncín hubieran tenido despachitos de prensa puestos por el Generalísimo, que disfrutaran de un puesto en vitalicio (y no merecido) en la R.A.E. o, incluso, que hubieran cobrado subvenciones para montar obras de teatro, pasaran por caja cada vez que daban una conferencia o pillaran cacho de esta o de aquella editorial por presentar libros o se hubieran valido de sus puestos para sacarle al estado uno o dos viajecitos al año para asistir a esos simposiums de prensa, rollitos con el Instituto Cervantes...daba igual porque, al igual, que antes se invocaba el nombre de Rusia o del contubernio internacional judeomasónico de corte marxista para echarle la culpa a una infausta epidemia de escarabajo de la patata o de una inundación ahora parecía que Ramoncín tenía la culpa de todo (aunque en realidad todo fuera obra de Yoko Ono y del espíritu de Lennon que le sale por los poros).

A los españoles (sean de Bilbao, Barcelona, Cáceres o Sevilla) les estomaga Ramoncín y no pueden soportar, ni perdonar, que trabajara como presentador del LINGO, la SGAE (que creo que es una asociación de gente satanista que come niños y además nos impone el canon...de Pachelbel y el otro, el malísimo), Crónicas Marcianas y, claro está, tampoco en Operación Triunfo. Haga lo que haga será un pesetero y un vendido pese a que nuestra península, de Lisboa a Andorra la Vella, esté lleno de locutores de radio que se desgañitan contra él y que cobran una cifra de seis cifras (en euros) y tienen un pasado como militantes en el maoísmo, ex ministras socialistas que se han sacado el carnet del PP (todo sea por no perder el puestillo), arrepentidos del ultraderechismo que se pasaron al anarquismo y dan clases en una facultad de Ciencias políticas y ejercen de palmeros de la peor telebasura y un largo etcétera de conversos de toda índole que por el parné o el desencanto (ese desencanto que llega con la crisis de los cuarenta y uno descubre que se ha subido al caballo equivocado) han trabajado descaradamente cavando trincheras para el otro bando en un momento u otro.

Pese a que pudiera parecer que Ramoncín no es más que un tipo que se ha buscado la vidilla desahogadamente lo cierto es que no, que es una mala persona, la peor de todas, la víctima propiciatoria que nos puede servir para unir a España de una vez por todas en una misma nación de Algeciras a Finisterre, de Lanzarote a Formentera. El día que el Rey se decida a cazar a Ramoncín y así ganar puntos y justificarse el sueldo este país será otro, un país unido por el odio y la mala hostia y ya no habrá más ellos y vosotros. Seremos NOSOTROS y podremos volver a gritar "oé, oé, oé" con una sola voz. ¡Muerto el Rey del Pollo Frito! ¡Viva el Rey de todos los que odian a Ramoncín!.

7 comentarios:

Paria dijo...

Me uniría al sarcasmo si de verdad no me diera tantísima grima Ramoncín...Me recuerda a un profesor que tuve que era un auténtico chaquetero que iba según soplara el viento, un auténtico demágogo y un hipócrita que decía una cosa y hacía otra. Pues este hace lo mismo pero lo deja grabado para que podamos hacernos unas risas con los vaivenes.

ENRIC dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ENRIC dijo...

Merhaba efendi... merhaba,

Mire, antes que nada quiero "advertirle" del post que explotará dentro de pocos minutos en Bosphorus y que se pasea por los arrabales más sucios y antiespañolizantes que me puedo permitirme argumentar.

Ahora sí, vamos con su, discúlpeme, perorata que reza "asin": "Dime tú si así no nos ahorraríamos estas peleíllas pueblerinas de los himnos, las banderas...
Vale ! Ud. ha prendido la mecha!
Mire, como en una gran pancarta publicitaria "pintada" por Milton Glaser mi post "bu gece", de esta noche tan romántica y mediterránea, con los pececitos agonizando en las redes, oliendo a pescado, con escamas sucias de pescado y ese rojo carmesí en las agallas que te está contando "fuí... que leches ! estoy muy fresco !!!!... bueno, de esta noche, se titula "YO TAMBIÉN SILBÉ AL REY DE ESPAÑA".
Asín-asín me sienta eso de las peleíllas pueblerinas ¡vos sabéis bien !...
Pero sí, quién no escucho eso de "litros de alcohol" mientras le metía mano a una Xibeca de litro y veía desmoronarse el mundo frente a él y en el Musical Express se desgañitaba el Coppini del incipiente Siniestro Total y se sorprendía uno palpándose "sospechosamente" la entrepierna frente a un gouache de algún ilustrados pervertido de El Víbora, dígale Nazario, dígale Ceesepe... y resultó ser rana ese monarca del kentucky fried chicken, rana su mensaje, rana su alcohol y su parche... de mierda...

Me planteo el suicidio si ese tipo y sus secuaces (SGAES) deben salvar al mundo artístico a base de impuestos y cánones (a Pajélbel no me lo toque ¡pardiez!). Que por cierto andan cobrándole a los enfermos terminales que pone una en MP3 para recaudar y poder morir sin dolor...

Yo no me uno al grupo. Conmigo no cuenten. ¿Un frente común para ir en contra de quien pide agritos que se forme un frente común para ir en contra suyo? ¡ni hablar!

De las críticas de comics en no recuerdo qué revista de Ramoncín, por aquel entonces experto en todo de todo, puedo destacar ese nada de nada acerca de los comics y ese "pesao-pesao" intento de buscarle tres pies al gato intelectualoide (no era Fritz, vos lo sabéis bien!) sacándome de mis casillas (...no el que se siente seguro... el perdedor...) y dándome motivos, precoz que "ce moi", para sentir un desprecio que con los años, paradojas de la vida, ha ido decreciendo y menguando hasta acabar siendo puro ignorar, que dicen que lo que más duele, más que la crítica, más incluso que lo soez e insultante.

Así las cosas, cada palabra, cada gesto (incluso en ese jurado en OT) y cada intento de hinchar la gola como un sapo me resbala soberanamente y ya ni la memoria consigue hacerme sentir nada cuando le veo... solo vacío, indiferencia y un intenso ignorarle, pirata sin pata de palo, sin sable ni ron.

Un abraZoo !

jordim dijo...

Ramoncín se ha currado los odios que tiene ahora en su contra. Ha ido siempre de moderno, de enterado (muy enterado), casi ha sido un símbolo del anarquismo en una España sumida en el horror. Y de repente ha comenzado a cagarla definitivamente con el tema de SGAE, simplificandolo con declaraciones absurdas, tan absurdas como los propios spots de sGAE en los que robarle un bolso a una señora es tan grave como bajarse un cd de Alejandro Sanz o similares, artistas que ya no necesitan dinero y los principales afectados, ya que el mercado musical se ha ampliado (oh si, gracias a internet y el acceso libre a la música), y sencillamente tendrá que readaptarse a los nuevos tiempos. Así que cuando el amigo ha visto peligrar lo único que parece preocuparle de verdad, montó en armas: ¡la musica se muere y esto no se puede admitir! Y todo eso mientras que grupos que con las ideas de sgae estarían comiendose los mocos ahora se ganan la vida estupendamente; algunos incluso, como los artic monkeys, batieron records de ventas cuando su primer disco salió al mercado, estando ya los temas disponibles por internet, (¿vaya, cómo es posible?). ¿Será posible que la gente amplie su criterio (o comiencen a tenerlo)?

Así que por mi parte, Ramoncín, Alejandro Sanz y conocidos, se pueden retirar e irse a celebrar el entierro de su música y sus ideas (Dios me oiga).

Señor Insustancial dijo...

Hola Antiramoncines,

Paria,
El sarcasmo es como el betadine: pica pero en el fondo cura.

¿Demagogo? ¿Hipócrita? ¿Chaquetero? ¿No ves? Se cumple mi teoría de que Ramoncín es el único español que es señalado por sus defectos.

¡Merhaba Enric!
Camarada tu haces bueno el dicho de que el fútbol es algo más que un deporte. Yo no entiendo nada pero tengo que darte la razón porque así es, el debate político en nuestro país es tan bajo que tiene que personificarse en la final de un trofeo, en un estadio...posiblemente el error más grande que se ha cometido es no poner las cosas en su sitio cuando hubo que ponerlas y que ahora todas las discusiones de relevancia tengan que dirimirse en los campos de primera división.

No me puedo creer que nadie pueda confundir al Real Madrid con el franquismo y al Barcelona con la democracia o a los equipos vascos con la causa nacionalista...más que nada porque no hay más que echar un vistazo a las celebraciones de los clubes para ver que los hinchas forman un conjunto plurinacional y que se celebran los triunfos de un equipo en peñas de Hong Kong o Quito con la misma alegría que en Villanova i la Geltrú o Algete.

Y mucho más cuando nuestras estrellas son en realidad franceses, ingleses, holandeses, argentinos, uruguayos...

Mientras que alguien no me explique mejor como es posible que insituciones completamente burguesas representan el sentir de toda una nación o pueden servir como identificadores de las virtudes de las mismas no me quedaré conforme. Es más, me gustaría que alguien me explicara como es posible mezclar nacionalismo con marxismo me quedaría mucho más tranquilo. Pero son cosas mías, ya ves, que estoy enrocado en esa duda.

Sobre Ramoncín, qué decirte que no hayas dicho ya. Los años buenos parece ser que pasaron hace tiempo y que no va a poder sacar un disco en su vida...seguramente porque él ha sido el que más veces ha intentado quitarse la etiqueta del Rey del Pollo Frito con una inconsciencia absoluta pensando que, a lo mejor, podía convertirse en otra cosa. Ridículo porque eso sería como si Elvis Presley no hubiera querido ser "El Rey" o Joey Ramone hubiera intentado hacer música melódica.

El problema es que me temo que en ese intento de proceso de normalización, de demostración de que se es más que un jovenzuelo gritón que se pone detrás de un micrófono se queman muchas, pero que muchas carreras interesantes que es una de las cosas que le han pasado al bueno (o al malo) de Ramón. Muchas veces es mejor no intentar "ir con los tiempos" cuando se ha intentado siempre ir justamente contra ellos.

Un saludo camarada.

Jordim,
Me circunscribo a lo dicho: fue una cosa e intentó ser otra.

En realidad Ramoncín me parece mal por las mismas cosas que me parecen malos otros. No por currar en la SGAE que, en realidad, y aunque se reconozca con la boca pequeña da de comer a muchos músicos que no son Alejandro Sanz o Bisbal y que, en petit comité, se cagan en las descargas musicales aunque sepan que públicamente no pueden hacerlo. Y te aseguro que hay muchos.

Que la desaparición de una forma de difusión de pago no haya venido en sustitución de otra es difícil de comprender y, lo siento, pero sigo en mis trece: los discos tienen unos dueños que tienen que cobrar por su trabajo. Podrán hacerlo a través de la SGAE o a través de otra fórmula pero, de verdad, creo que la gente es dueña de las cosas que crea.

Sobre el asunto de Artic Monkeys tienes razón, fue el primer grupo que triunfó gracias a la difusión de su obra por la red. Pero lo hizo por medio de Myspace.com y los temas que estaban disponibles en la red eran grabaciones hechas de muy baja calidad grabadas en directo. Yo los vi en Londres cuando todavía no tenían disco en el mercado pero ya eran una celebridad en las islas...metí la pata y al día siguiente fui al Virgin Megastore a comprarme el disco. Se rieron bastante ese día conmigo, sí.

Pero vamos que muchos otros músicos han defendido a la SGAE y no se les tiene la manía que se le tiene a Ramoncín...debe de ser una cuestión de olor o de lo que sea.

Ni idea.

Un abrazo a todos.

jordim dijo...

Obviamente el creador debe ganarse la vida con sus creaciones. Sencillamente, la industria debería hacer mucho tiempo que tendría que haberse puesto a trabajar para reformular sus metodos empresariales, en lugar de demonizar internet y criminalizar a quien se baje un disco para consumo propio. Así es como se han granjeado los odios y las acusaciones de capitalismo feroz, muchas veces más que justificados.

Obviamente el mercado se ha ampliado, y así no solo la música no va a morir, sino que está más viva que nunca. Creo que a largo plazo lo que preocupa a sgae no son tanto las perdidas económicas como el hecho de haber perdido el control del mercado para decirles a los chavales de quince años qué es lo que tienen que escuchar. En mi opinión se ha democratizado en cierto modo la opción de tener un criterio al margen de los intereses comerciales. Con lo cual, artistas que no merecen estar donde están salen perdiendo (porque funcionaban a golpe de markenting), y otros que no conoceríamos ahora pueden tener una carrera musical.

Y en cuanto a Ramoncín, simplemente se le ha convertido en la cabeza de turco. Pero de hecho se lo va buscando él también un poquito. Hace años cargaba en contra de los formulismos de OT y a favor de los artistas de verdad, y ahora va y se convierte en jurado de OT...
Vale sí, hay muchos más como él y en parte es una especie de víctima del linchamiento muchas veces descerebrado y gratuitio de internet, pero joder, su contribución a que eso pase también es notable..

Señor Insustancial dijo...

Hola Jordim,

Sí, es verdad que esta reconversión ha cogido a disqueras y productoras completamente fuera de onda...ahora llega el momento de que las editoriales demuestres que google books no va a afectarles tanto.

¿Crees que dichas empresas satanizan a la red y a los usuarios? Pues te recomiendo que le eches un vistazo a este enlace del blog de Enrique Dans...
http://www.enriquedans.com/2007/05/con-bob-young.html

En ella se narra una conversación con Bob Young, creador de Lulu, donde el americano se asombraba de la amenaza de la Recording Industry Ass. of America (RIAA)de promover juicios contra la gente que se descargara música ilegalmente. Young llega a su casa y le dice a sus hijas que no usen internet para bajarse música a lo que las hijas del norteamericano contestan lo siguiente: “o sea, papá, que pretendes que te demos la lata para que nos lleves a una tienda, que te demos la lata para pedirte veinte dólares, que compremos un pedazo de plástico con quince canciones de las que nos gusta sólo una, que lleguemos a casa y te demos la lata para ver como se graba esa canción en el ordenador, y que acabemos pidiéndosela a nuestros amigos? Dans apostilla: "La única respuesta posible era ‘vale, hacedlo, pero no me lo digáis’…".

¿Se puede ser más jeta? Creo que es difícil. Un simil muy tonto: imaginemos que las hijas de Bob Young, o de Enrique Dans, dicen "Papá, vamos a plantar marihuana en el jardín trasero". El padre les dice: "No, coño, que es ilegal". Las hijas contestan: "O sea que prefieres que te pidamos 20 dólares, que te hagamos coger el coche para llevarnos a casa del camello que, total, nos va a dar una mierda de hierba que no nos va a poner o, peor, va a ser demasiado fuerte y nos va a provocar un agresividad o algo peor...". Dans y Young preferirían decir: "Vale, plantadla, pero si viene la poli yo no he visto nada".

Evidentemente no creo que descargarse música sea como plantar marihuana (lo segundo es más laborioso) pero, nos guste o no, quebrantar los derechos de autor con fines comerciales si lo es. En todo este tiempo no he escuchado a ningún autor que quiera castigar al usuario pero sí a aquellos que se lucran con ello de manera ilegal y sin pasar por caja.

Te cuento un caso: hace unos cuantos años una amiga, abogada especializada en estos asuntos, recibió el caso de un conocido compositor punk de este país que no tenía registrada ni una de sus canciones, no había recibido un duro por los royaltis de su obra (muy conocida) y menos de los derechos generados por la utilización de sus canciones en películas, documentales o, por ejemplo, el uso político que se le dio a su trabajo. Mientras que el tipo vivía con estrecheces una discográfica de cuyo nombre no quiero acordarme explotaba los derechos de este tipo...pese a ese caracter oficialista que se le quiere dar a SGAE fue esa misma sociedad tan denostada la que ayudó a dicho artista (seguramente en la otra orilla de lo que pudiera ser un tío comercial) a recuperar los derechos universales sobre su obra que un tercero estaba explotando comercialmente.

Con esto no quiero decir que dicha sociedad sea lo más del cabás (que no lo es) pero también te diré que le da igual quien vende en España si no que se venda y que se pase por caja. Me parece lícito que si no hay una agencia gubernamental que se dedique a esto al menos, lo haga una institución privada.

Es posible que Ramoncín se lo haya ganado a pulso con eso de cambiar tanto de opinión pero, bueno, tú mismo reconoces que se le ha regalado un linchamiento excesivo para la importancia del personaje.

Un abrazo enorme.