sábado, 30 de mayo de 2009

Berlusconi, pecata minuta


¿A que la vida de Berlusconi parece un cruce de cables entre "Saló y los 120 días de Sodoma" y una película calentorra de los años setenta en plan "La profesora lo enseña todo"? No se me ocurre otra manera de definir la historia de un Presidente del Gobierno que se maneja como un dictador y que se ha construído un harén de jovenzuelas (llamadas "bailarinas") a las que regala un colgante en forma de mariposa como obsequio pero también como señal de propiedad. Me estoy acordando de que Räel, el de los raëlianos, esa secta que dijo haber clonado al primer ser humano, tiene también todo un grupo de muchachas (llamadas "ángeles") a las que regala un collar de donde cuelga una pluma.
Me imagino que para encontrar a un dirigente europeo con harén propio habría que remontarse a los árabes del Al-Andalus y eso rechina bastante en la biografía de un presidente que tiene unas relaciones impecables con la iglesia.

Cuando escuchamos estos dobles raseros de la iglesia incluso los ateos levantan la voz y dicen: "¿Cómo es posible que un hombre que ha sido infiel a su mujer y liga con menores no reciba la bronca del Vaticano?".

Muy sencillo, sólo hay que buscar en las últimas declaraciones de los representantes de la Iglesia católica en España para escuchar cosas como que la pederastia es un delito que no puede compararse con el aborto...o que la violación deberíad de desaparecer del código penal teniendo en cuenta la banalización que hay del sexo (en general). No olvidemos que esta iglesia, la católica, fue la que persiguió el divorcio en siglos pasados hasta provocar que los ingleses decidieran seguir por su cuenta...por lo que mi pregunta ya no es sobre sus razones, sobre si lo que hacen es hipocresía, ganas de molestar o una absoluta pérdida de la realidad si no la siguiente: "¿Es posible que haya extraterrestres con forma humana viviendo entre nosotros y que vivan en El Vaticano?".

Berlusconi es así, no me cabe la menor duda de que es de los que comulga y luego se bebe un martini seco para que no se le haga bola. Para nuestra desgracia "Il Cavaliere" no pasará a la historia por ser un tipo que controló los medios hasta hacerse omnipresente, que secuestró las instituciones para convertirse en plenipotenciario, que rebajó el nivel de vida de su país, que emponzoñó la vida pública italiana, que recortó los derechos a las mujeres, que se rió de Europa proponiendo una lista de 25 übermodels...el Presidente pasará a la historia por sus divorcios, sus harenes, sus regalitos y sus menores por lo que corremos el riesgo de que, en unos años, se le recuerde como un simpático populista. Es decir, volveremos a encontrarnos a otros como él en otros lugares que habrán tomado nota de su irresistible éxito y de su capacidad para que todo lo que hace lleve una etiqueta genuinamente italiana: Pecata minuta.

viernes, 29 de mayo de 2009

Sus vidas pueden ser apasionantes


Un día estás con la panda en el bar y se hace el silencio. Ese es tu momento. Pegas un trago a la cerveza, das una calada al cigarro y dices eso de: "¿Os sabéis ese de Jesucristo que va por el desierto y se encuentra a Mahoma llevando una puerta de un 600 y...". Cuentas el chiste esperando la carcajada que inscribirá tu nombre entre el de otros cómicos como Tony Antonio o Mariano 1´85 y, nada, el silencio. Sonrojado por tu falta de capacidades sociales te hundes un poco más en la mugre e, incluso, recibes una colleja. Es más, un tipo sevillano con mucha gracia se entromete en el grupo y dice: "¿Os sabéis ese del mariquita de Huelva que va al Rocío y...". Y él sí sale por la puerta grande y se le apoquinan dos cubatas por saleroso.






Nada de eso hubiera ocurrido si tu vida llevara incorporada unas risas enlatadas. El jajá y el jijí asegurados. Vale que dan mal rollo porque las risas enlatadas pertenecen a gente muerta pero todo buen productor de TV sabe que tienen su aquel y que pueden hacer digerible un mal sketch del mismo modo que un poco de azucar hace digerible cualquier píldora como bien decía esa filósofa del ofuscamiento y la confusión infantil llamada Mary Poppins...¿Habéis pensado alguna vez en la empanada mental que tendrían esos pobres críos yendo del brazo de una niñera que convertía cada paseo por Hyde Park en un número musical de Dick Van Dyke? La única canguro que he conocido en mi vida era una que venía a cuidarnos a mi amigo Pulido y a mi cuando nuestros papás se iban los sábados por la noche a "visitar a un señor enfermo" y su único poder relevante era revolvernos las tripas cuando la veíamos comer sandwiches de jamón de york con tomate frito Orlando. De hecho cuando vi "Halloween" (1978, John Carpenter) no sentí más que afinidad y compasión por Michael Meyers. A saber qué comería su canguro para que el muchacho se pusiera así de nervioso...

Pero me estoy (a)largando de nuevo. A donde yo quería llegar es a que, en realidad, cualquier vida es interesante. Incluso apasionante si se la dota de algunos aderezos técnicos. Los paseos en bicicleta (y digo paseos no esas etapas que se cascan esos vecinos que se compran una bici de montaña y la equipación completa de Alberto Contador) son un coñazo si nadie hace la gracia de silbar la sintonia de "Verano azul" de cuando en cuando o al menos una vez y, leches, haced la prueba, subid las escalinatas de cualquier fachada canturreando el "papapá-papapá" de la BSO de "Rocky" (John G. Avildsen, 1976) y ya veréis qué se hacen menos cortas.

Gracias a los efectos de sonido de la tele, a los "tantarantán" de suspense, a los "po-po-pó" de frustración y al "fiiiiiuuuuuuuuuuuuuuuu....pst" de la caída del Coyote en el abismo del Gran Cañón podemos decir que casi cualquier cosa puede tener interés. Si además agarramos todo eso y le damos un buen montaje, un poco de ritmo...la cosa queda fetén. Con interés.


¿Qué hay vidas que no son interesantes? Todas después de una buena puesta a punto lo son. Bien lo saben en las televisiones donde asistimos todos los días a la retransmisión, en cuasi directo, de la vida de una ciudadana española llamada Belén Esteban. Sí, la vida de una mujer de San Blas que tiene una hija con un nuevo rico andaluz y está casada con un camarero mileurista llamado Fran ocupa más tiempo en antena que la cobertura que las privadas mayoritarias hacen de las elecciones europeas, es más, generan, al parecer mucho debate.

Un debate lleno de preguntas morales interesantes como: ¿Cuanto tiempo debe de permanecer un padre separado/divorciado/desarrejuntado en la boda de su hija? ¿Debe de llevarse 300 gramos de jamón y unos picos de pan para el camino o es más elegante hacer mutis y parar en la primera estación de servicio para comerse un plato combinado?

La vida de Belén Esteban, nuestra "Princesa de los pobres", tiene todos los componentes aburridos y mezquinos de todas las vidas pero, ahhhhhh, tiene efectos de sonido, tienen tantatachanes, cortes a publicidad, tomas cámara en mano, persecuciones, palabras altisonantes sacadas ingeniosamente de contexto, humor plano, comentarios de comentaristas que hacen las veces de los comentarios del director del DVD y un sinfín de trucos hechos para llamar nuestra atención.

Ustedes, mucho más que yo, se merecerían del mismo modo participar de esa cosa llamada fama y de ocupar cientos de minutos de televisión a la semana si un avezado productor le pusiera a sus vidas una buena banda sonora y algo de ritmo. Nada más y nada menos. Al menos podemos afirmar una cosa: La próxima revolución será televisada pero, cuidado, que tengan cuidado donde la emiten porque es posible que en otra cadena esten, en ese mismo instante, retransmitiendo en directo como la Esteban compra unos tomates y nadie se entere del asunto.

miércoles, 27 de mayo de 2009

Punk Politik


Mayor Oreja es bastante punk. Lleva corbata y tiene cara de alcaide malo de película de serie B. Es de esa gente que uno se imagina que es de los que no cuenta un chiste ni con dos copas o, peor, de los que no aguanta un chiste. A su lado el otro viejito apocalíptico que el PP presentó como opción a Solbes en las generales, Manuel Pizarro "El Breve", tenía algo de abuelo encantador.

Mayor Oreja me da bastante miedo desde que dijo eso de que con Franco los Guardias Civiles pedían como destino Euskadi sin aclarar si era por tomar clases de txistu o por disfrutar de los pinchos de los bares de San Sebastián. Es normal que alguien que se cree esas cosas piense que España ha perdido el norte y el sur, el este y el oeste.

A mi me gustaría que los políticos en España pudieran firmar un papel donde se comprometieran a no alabar o a no ser condescendientes con el Franquismo. De hecho creo que debería de haber un delito tipificado como "apología del Franquismo" porque no veo ninguna diferencia entre defender la gestión de un dictador y apoyar a una banda armada. Llamadme loco. Nosotros a cambio les permitiríamos ir a los actos oficiales en modesto chandal (patrocinado por Madrid 2016 y así matamos dos pájaros de un tiro) para que no tengan que recibir regalos de terceros en forma de trajes y otras lindezas. Una ley que podría llamarse "Antes sencillo que imputado".

Mayor Oreja está haciendo una campaña tan punk que parece que fuera, en realidad, un dirigente antisistema. Lo delata el amor que de pronto le ha entrado por repetir este mantra:

"Máxima protección para PYMES y autónomos"

O sea, o eres empresario por tu cuenta, o te dan por culo. Si eres obrero lo vas a tener claro porque las medidas de protección van para los que son propietarios o no son una carga para la Seguridad Social. Y es que eso pone mucho a la derecha, que nos pongamos malos y que seamos un estorbo, de ahí su interés por comentar que hay un brote de Gripe A...¿Donde? En Madrid, en un cuartel. "Malditos militares" estarán diciendo en Génova "Primero se empeñan en palmar en el YAK 42 y ahora se lo pulen en kleenex". ¿La culpa? Poner a una ministra "incompetente" dicen en el senado los peperos con la espuma saliéndoles por las comisuras. "una ministra incompetente que por su condición de mujer va soltando feromonas a su paso lo que amaricona hasta al legionario que cuida de la cabra" podría añadir Mayor Oreja en su próximo mitin para demostrarnos que la cosa está no ya mala, si no peor.

Mayor Oreja se ha pasado al punk y ya debe de estarse buscando un palestino para su próxima intervención mitinera porque como él mismo piensa "todo podría empeorar en las próximas horas".

Nosotros, idiotas de nosotros, mientras España arde por los cuatro costados asistimos al akelarre de la destrucción de España, de la desaparición de la familia tradicional, de la imposición de la píldora postcoital, de los matrimonios gays, el paro, la cagalera y la desmembración de la patria con la cara enrojecida por las llamas sin hacer nada mientras Mayor Oreja, como el Sumo Sacerdote de Indiana Jones en el Templo Maldito, invoca a los espíritus de los Jinetes del Apocalipsis utilizando un tono monocorde y cenizo de asustaviejas, hablando para su cuello y esperando que detrás de él sólo queden cenizas. Va a ser la única forma de que estos tíos se queden contentos.

martes, 26 de mayo de 2009

Parecidos razonables

No suelo jugar mucho a estas cosas pero una coincidencia facial me tiene comida la moral desde anoche en que Raquel me puso sobre la pista de este cantante zaragozano llamado PIGMY, antiguo frontman de Los Carrots, una banda de rock psicodélico...ahora le pega a una especie de country de cantautor con pegadizo sonido 70 y adora el rhinestone de los trailer parks americanos. Este es el tema que se puede encontrar en youtube. Se titula "Válsamo" (así, sin B, juego de palabras).







Y encuentro esta foto..

Y digo: "Coño lo que se parece a este otro..."

Que es Nacho Campillo de Tam, Tam Go! Pero luego veo esta otra...


Y pienso: "Vale, se parece a Nacho Campillo pero con toques de este otro...".


Que es el compositor Paul Williams interpretando a "Swan" en una de mis películas preferidas de todos los tiempos: "The Phantom of the Paradise" (Brian de Palma, 1973). Será por eso que el disco de PIGMY, que se llama "Miniaturas", es tan ecléctico.

lunes, 25 de mayo de 2009

En ocasiones veo muertos (en sketches cómicos)


No entiendo como es posible que Florentino Fernández y Josema Yuste incluyeran un sketch en la emisión de su programa, titulado "¿Y ahora qué?", en el que el Flo imitaba a Agustín González como si este hubiera interpretado a Hannibal Lecter en "El Silencio de los Corderos" (1991, Jonathan Demme) mientras que Josema imitaba a Carmen Sevilla como si esta hubiera interpretado a Clarice Sterling en la misma película.


Cosas como estas son las que me hacen plantearme si el escalón generacional en nuestro país no es, en realidad, un abismo insondable por el que se cae nuestro sentido común.

La primera regla del humor, y por la cual difícilmente este es universal, es que exista un referente: es decir, necesitamos que objeto del chiste sea reconocible por todos los que escuchan o ven el chiste.

"Jaimito" es, por ejemplo, el niño trapisonda y encantadoramente estrangulable de los chistes de la infancia (y de las películas italianas de Alvaro Vitalli...pero sólo en nuestro país porque allí el personaje se llama "Pierino") y Hitler, bueno, todo el mundo cuenta chistes donde está Hitler o Franco o o esos de "Un español, un inglés y un francés van y..." que siempre acaban con el español saliendo triunfante y los otros quedando como unos gilipollas. Esos son, más o menos, los referentes del humor del subdesarrollo.

Lo que empuja a dos cómicos a incluir a un personaje fallecido es, a mi entender:
1. Que al ser imitadores su nómina de "imitados" sea corta o esté poco actualizada.

2. Que los referentes culturales de su público objetivo, desgraciadamente, hayan fallecido y que, pese al luctuoso acontecimiento, por narices haya que meterlos en el chiste ya que los actuales o no les interesan o no los conocen.

En Saturday Night Live se hace, aprovechando la emisión cercana a Halloween, un sketch donde se incluye a Vincent Price (lo hace Bill Hader), el pianista Liberace (Fred Armisen) y un largo etcétera de muertos famosos...pero, claro, el punto fuerte de SNL son otras cosas que sí parecen referentes más actuales.

Por desgracia que en los programas de humor españoles se acuda necesariamente a películas y a actores clásicos para hacer chistes y, sin embargo, sea casi imposible ver una película dirigida por Fernán Gómez o escuchar en la radio una canción de Joan Manuel Serrat (este vivo y por muchos años) es un claro ejemplo de que hemos perdido el norte y que tendemos a que todo, para ser digerido tenga que llevar la etiqueta de lo nuevo o lo seminuevo o que, por el contrario, sea lo suficientemente antiguo como para captar la atención del mayor número de televidentes pero dejando a un montón de ellos fuera que no sabrán quién era Agustín González (para su desgracia...pero es que el asunto es el pez que se muerde la cola...si no pones películas antiguas...).

Todavía no entiendo muy bien si alguien se ha dado cuenta de que la televisión todavía está a tiempo de seguir cosechando televidentes menores de 55 años con una sencilla maniobra: atender a ese grupo de televidentes. En serio, es fácil, sólamente hay que dejar una parte de las parrillas televisivas a programas donde se hable de música, cine, teatro, libros o se hagan chistes de escritores vivos que muchos conocen y que jamás salen por televisión. De verdad que es un pequeño esfuerzo que se vería recompensado recibiendo, de nuevo, el interés de gente que ve series de televisión americanas (¿Cuanto tardará A3 en emitir "The Big Bang Theory"?) y a la que le gustaría disfrutarla, seguramente, en el televisor del salón...no se, de ese modo, seguramente nos ahorraríamos ciertos desacertados sketches que tienen como objeto gente muerta y nuestras televisiones podrían dar una imagen que, de verdad, fuera moderna o, mucho mejor, que estuviera con los tiempos.

Es posible que nuestra tradición cómica se merezca una revisión a fondo y, sobre todo, que coloquemos a cada uno en su lugar, en lugares mucho más dignos (y no niego que un programa de humor lo sea) pero sobre todo en un lugar donde podamos reconocer el talento de cada uno. De ese modo tendremos una visión menos deformada y más interesante de nuestra cultura que, en estos tiempos absurdos, en el que la gente se niega a hablar de sus influencias (seguramente porque no le da la cabeza para tenerlas o porque, simplemente, se niega a reconocerlas) pudiéramos entender de donde vienen las cosas.

domingo, 24 de mayo de 2009

¡Feliz Cumpleaños, Mr. Zimmerman!


Casi se pasa el día y no le felicito el cumpleaños a Bob Dylan. A ese Dylan, al tipo que se ha pasado toda la vida siendo genial, un cuarto de la misma empeñado en ser famoso y casi más de la mitad intentando asesinar a su sombra y ser simplemente un músico. Pese a las veces que se ha deformado, autodestruído, puesto sombreros absurdos, hecho declaraciones infames o, incluso, servido como entretenimiento en el Vaticano no ha conseguido que le dejemos en paz.

El Bufón que nunca quiso reinar cumple hoy 68 primaveras. Es posible que él se haya olvidado de que es un genio pero nosotros, oh pobres mortales, que no tenemos ni Dios y fantaseamos con no tener amo sólo esperamos un nuevo advenimiento de Bob y que alguna vez nos regale un disco como "Blonde on blonde" o "Highway 61 revisited"...mientras tanto nos conformamos con que sigas vivo y dando por saco.

Te queremos...ya sabemos que tú a nosotros no, no hace falta que nos lo repitas más veces ni que vuelvas a tirar un disco de Calamaro a la papelera, que el hombre te lo dió con su mejor intención.


sábado, 23 de mayo de 2009

Macaco y la Falange Española


Soy un fan de los espacios electorales gratuítos...creo que es lo mejor de las elecciones junto a los intentos de mi padre y de un servidor por buscarle los tres pies al gato a los de la Mesa electoral donde votamos todos los años para que la anulen por pucherazo. En realidad sabemos que un 90% de los votos van al otro lado y sentimos una envidia tremenda. Estuvimos a punto de conseguirlo porque nos pusimos una camiseta donde ponía "No a la guerra"...un intento que puede parecer pueril si no fuera porque dimos con una interventora del PP que intentó impedir que entráramos en el colegio electoral de esa guisa. Nuestra cara de felicidad fue incluso detectada por los dos policías nacionales que nos dijeron: "Menos cachondeo". Luego intentaron que nos pusiéramos la chaqueta y, luego, viendo que nosotros solo decíamos "impugnación, impugnación" prefirieron no liarla y dejarnos pasar...ante nuestro desánimo.

Pues soy fan de los espacios electorales...por cosas como estas:



Con los años no han mejorado mucho: partidos que piden igualdad para hormigas y personas, muchas falanges, muchos partidos comunistas, chifladuras simbióticas, carlistas, partidos de jubilados, de amas de casa...un festival de bailes de siglas y democracia pese a que, un alto porcentaje de los partidos minoritarios, quieren que la democracia se elimine.

Pues el otro día estuve disfrutando de mi ración nocturna de Espacios electorales cuando vi esto de Falange Española de las JONS...un vídeo que me niego a poner, claro, porque sólo me faltaba darle bola a los falangistas...No llamó mi atención ni el hecho evidente de que, en realidad, el espacio estaba hecho para captar la atención de los más despistados con frases como "El trabajo no es de los políticos..." y cosas así como que sonara esta música de fondo...es una canción que se llama "moving" (No "mobbing", que eso es una cosa muy fea) y que es el himno del Día de la Tierra.

Macaco. Ya ves. Catalanes y perroflautas. De los que canta por la unión de las razas, la eliminación de las fronteras y el entendimiento entre los pueblos metido, como música de fondo en un vídeo de Falange Española ¡Y de las JONS! que es el único partido político del mundo con apellido.

Me imagino que el desliz se deberá a dos cosas:

1) La persona que ha montado el vídeo no sabía de donde salía la música.

2) Alguien de la Falange pensó que si Macaco es un músico de esos que defiende el "Mes-ti-za-je" pues que no le importaría mezclar su música con el mensaje falangista ¿no?

Pese a lo que pudiéramos pensar a Macaco le ha sentado bastante mal el asunto y pidió inmediatamente la retirada de la música del vídeo electoral además de interponer una demanda por entender que dicha cosa vulnera su imagen pública. Pero detengámonos en unos versos de la canción:

"Tiempos de pequeños movimientos, movimientos en reacción
Una gota junto a otra hace oleajes, luego mares... océanos
Nunca una ley fue tan simple y clara: acción, reacción... repercusión
Murmullos se unen forman gritos, juntos somos evolución"

Llamadme inocente pero es uno de esos mensajes que puede ser utilizado por todo el mundo ¿no? Y más por un partido pequeño que quiere ir uniendo adeptos aprovechando el desastroso momento económico...qué mejor que decirle al puñado de falangistas cosas como que las gotas hacen mares en unos años y, mucho más a un grupo con una ideológía donde siempre ha primado eso de la "acción/reacción".

Cualquier cosa sacada de contexto, que no tenga un color definido puede ser utilizado por cualquiera para decir cualquier cosa así no es difícil leer en ciertos blogs de ultraderecha párrafos enteros sacados de los manuales de agitación política utilizados por la extrema izquierda en los años 60 y 70 o, curiosamente, frases del "agit prop" maoísta sin citar su procedencia para remover conciencias y, sobre todo, sacar a la gente a la calle. Es posible que muchos piensen que el marxismo o el anarquismo andan más muertos que vivos y que ya no son ideologías válidas pero, evidentemente, han dejado un interesante poso en lo que a zarandear a las masas se refiere, mucho más que las teorías propagandísticas de Goebbels que parece que pierden fuelle por pertinaces y poco sutiles y han soportado peor el paso del tiempo. Macaco ya puede decir que ha sido una víctima de este cambalache...ahí es nada.

Nota del Insustancial: ¿A ningún dospuntocerista le habrá parecido que este si era un mal uso y una vulneración del malvadísimo copyright?

jueves, 21 de mayo de 2009

La excepción Baldwin


¿Cómo es posible que Alec Baldwin se haya convertido en un actor tan grande? Es posible que sea la excepción que confirma la regla. La regla de que todo el que tiene el apellido Baldwin no puede tener talento.

Los Baldwin fueron una especie de mal sueño que recorrió la filmografía de los 90 y esos cabrones se reproducían más rápido que un brote de rabia en Racoon city. Los Baldwin eran un buen ejemplo de una década que comenzaba a sufrir los excesos de la juerga de los años 80 y todos presentan un cuadro ansioso parecido: eterna cada de recién levantados, barba de varios días, ojazos de manga japonés ofrecidos por el Cartel de Medellín o Sinaloa, cansina fiereza de clan irlandés, aspecto de borrachines que no han dormido en varios días, adscripción a una especie de sentimiento de culpa al que se adscriben todos los católicos norteamericano-irlandeses con tendencia a la chapuza pública...unos desordenados vamos y, sin embargo, ahí estaban, sin dejar de currar ni un solo instante. Analicemos a los Baldwin por separado:
Daniel Baldwin: Adicto a la cocaína y a la priva se desmayó como un saco de patatas dirante la grabación de un reality show de MTV donde se invitaba a las estrellas a ponerse en forma en directo. Reconoció también que era bastante aficionado a los tranquilizantes ¿Por qué los americanos se enganchan a los tranquilizantes? Mi teoría es porque los recetan pastilla a pastilla y eso pone ansioso a cualquiera. Pese a su medianía artística ha sido capaz de trabajar en 81 producciones diferentes. Este año estrenará seis más donde nos sorprenderá haciendo, más o menos, los papeles de siempre. En la actualidad vive en Malibú con una nueva novia y espera a su primer hijo con ella...lo que convierte su injusticia doble: le permiten currar como actor y reproducirse. Que haya llegado a su edad sin palmar en un callejón o sin ser asesinado en una pelea a botellazos en una taberna irlandesa del Hell´s Kitchen de NY es toda un misterio pero es que, al parecer, los Baldwin tienen un punto de roca indestructible que soportaría cualquier cosa y que como el robot Bender de Futurama se alimenta encuentra su energía vital en una estricta dieta de líquidos de alto octanaje y un combi de todo tipo de elementos químicos.



William Baldwin: Al igual que se identifica a uno de los Hermanos Calatrava por "el feo" dejándonos con la duda de si hay otro, que no está nunca en el escenario, que es "el guapo" porque los dos que conocemos no pueden identificarse con ese adjetivo a este Hermano Baldwin se le identifica como el "Baldwin guapo" o mucho peor como el "Baldwin sexy". De hecho la broma ha llegado tan lejos que nos hicieron creer que era capaz de ligar con Sharon Stone en "Acosada" (Philip Noyce, 1993), un thriller genuínamente noventero crecida al amparo del éxito de "Instinto básico" (Paul Verhoeven, 1992) y con tanto sexo que debería de haberse llamado "Acostada" y con ¡Cindy Crawford! en "Caza legal" (1995, Andrew Sipes). Gran bajón que, sin embargo, no ahogó su carrera en un océano de carcajadas. Más a tono con los tiempos Baldwin vive una verdadera segunda juventud interpretando a Patrick Darling IV en la serie "Dirty Sexy Money" (en nuestro país emitida por el canal TNT y vapuleada por Antena 3) donde hace el papel de Fiscal General enrollado con una transexual llamada Carmelita interpretada por la actriz Candis Cayne que, la verdad, no te tragas que pueda sentir ningún interés por semejante bicharraco.

Stephen Baldwin: Sin duda mi preferido por ser el más mostrenco, alcohólico, drogadicto y zote de todos los Baldwin. ¿Quieren un buen papel de este trozo de carne con ojos? Búscadlo en la muy noventera y modernita "Threesome" (Andrew Fleming, 1994) donde compartía protagonismo con Lara "¿Qué cojones le han hecho a mi cara" Flynn-Boyne y Josh Charles. El resto intentos por convertirse en héroe de acción o en actor cómico igualmente frustrantes. Pese a todo y, seguramente, gracias a algún tipo de diabólico plan diseñado para sacarnos de quicio Stephen ha participado en 74 producciones y tiene cuatro a punto de estrenarse. ¡Rajao! En realidad Stephen pasó por una de esas curas de desintoxicación de los grupos religiosos extremistas americanos y reapareció en los medios renegando de Satán, de sus borracheras, de la necia droga y, por lo tanto, de todo lo que supone ser un Baldwin. Se declaró cristiano renacido, apoyó a Bush en su reelección (también es de esos cristianos arrepent...renacidos) y abrazó a Jesucristo como su único salvador para anunciar luego que dejaba la actuación. Al parecer como el maná no llegaba, seguramente espantado por los aplausos de todos los que esperábamos quitarnos a semejante ex pendejo de las pantallas de cine, ha decidido volver a la cucamona interpretativa y a dar charlas aquí y allá sobre sus charlas con Dios...al que pedimos desde aquí que, por favor, no ocupe la línea hablando con gente tan estúpida cuando hay peña que de verdad le podría hacer sugerencias interesantes que no tengan que ver con invadir países o condenar conductas morales.

Sin duda Alec Baldwin es la excepción de unos hermanos muy chungos porque ha conseguido superar ese rollo de ser, para siempre, de buen irlandés y ha hecho de todos sus defectos una maldita virtud artística. Echadle un vistazo a su papel cómico en Rockefeller Plaza donde interpreta a un ejecutivo con muchos, pero que muchos problemas de todo tipo, derechista, ligón, alcohólico y muchas otras cosas más y sabréis de lo que hablo se os olvidará que ese tipo, alguna vez se apellidó Baldwin....y ahora que me acuerdo, si os acordáis echadle un vistazo a "Miami Blues" (George Armitage, 1990)...lo único malo es que sale Jennifer Jason Leigh pero eso, queridos insustanciales, es otra historia.

miércoles, 20 de mayo de 2009

Camps, ese hombre...


Ayer volvía a casa en Metro. Estaba sentado frente a tres personas agarradas a una de las barras: dos mujeres leyendo el mismo libro (ese que va de una española que se casó con un Sultán de la India) y un tío viejo con empanadilla capilar "anasagasti style" y un pequeño maletín de cuero marrón que nervioso, miraba a izquierda y derecha. Cuando un tío mira así, con esos nervios, siempre pienso dos cosas muy malas: es carterista o está buscando un culo al que arrimarse. Desde tiempo inmemorial los vagones de Metro son el lugar preferido de los "froteurs" o personas que se pone tocando a otras personas, de hecho creo que este tipo de personas dan todos los días gracias al cielo por este transporte público y también porque haya abonos mensuales para moverse por toda la red de túneles buscando una víctima propiciatoria con la que mantener un torpe y clandestino contacto humano.

Pues ahí estaba el señor viejuno, con la frente perlada de sudor, nerviosete y yo enfrente, sentado, mirándole el careto por encima de las páginas del periódico cuando el tío que tenía sentado a mi derecha se levantó para salir dejando su asiento libre. Las dos mujeres fueron a dar un paso para sentarse cuando, el viejito enano, dijo muy serio y en voz alta y clara: "Disculpen, por favor, disculpen, gracias". Las dos mujeres se quedaron paralizadas, pensando que el señor estaba buscando un hueco para salir también, se les adelantó y se sentó en su lugar dibujando una sonrisa maliciosa y dejando a las lectoras con cara de "menudo cabrón". El viejo se la había metido doblada. Toma ya. Sacó un periódico gratuíto y juro que silbaba un poquito mientras se aparranaba cómodamente ocupando, por cierto, parte del exiguo espacio que dejo y del espacio del otro tipo sentado a su izquierda. Siempre esperas que a la gente que se conduce así les de una embolia fulminante cuando hacen ese tipo de cosas.

Mi reflexión fue la siguiente: una frasecita amable y un maletín en manos de un cabrón pueden ser armas mortíferas. Lo repetía un amigo mío con sorna: "Buen traje y buenos modales abren puertas principales". Es cierto, el mal se puede hacer calentando al personal desde una tribuna utilizando palabras duras, escupiendo odio, maldad, violencia; puedes abrir cabezas de tus enemigos, dispararles, echarles ácido en la cara incluso deportarlos y, sin embargo, siempre habrá algún listillo que se haya leído a Martin Luther King o a Gandhi y te diga eso mesuradamente "asesinarás pero no convencerás". Que asco. Los mansos digo. Siempre con sus buenos modales. Corderitos. Víctimas. Cabrones y cabronas con sus deditos haciendo la señal de victoria mientras le pasas con una división de tanquetas por encima, con sus caritas de tener razón mientras ponen claveles en las bocanas de nuestros fusiles, cantando y bailando de camino a las duchas de gas Zyclon. "Mataréis pero no convenceréis". Malditos. Eso es lo que suele pensar un malo violento y, normalmente, ridículo que encima pasará a la historia por ser un criminal con las manos llenas de sangre.

Hay otro tipo de malvados mucho más peligrosos que son los que adoptan la postura de los mansos, estos son los peores. Demagogia en vena, es la guerra. Sin mancharse las manos, dejando que otros hagan el trabajo sucio mientras ellos ponen cara de mirar los peces de colores, de amantes de las obras públicas, de prohombres de la cultura. ¿Saben esas historias las atenciones que Hitler le regalaba a su perra Blondie? ¿De las horas del domingo que perdía Goebbels ensayando con sus hijos ante el piano? ¿De los poemas de amor de Mussolinni a la Petacci? ¿Los jueguecitos de Pinochet con sus nietines? ¿Y ese Franco que cenaba sopita y tortilla? ¿No es vomitivo que alguien pueda, a la vez, enviar a miles de personas al paredón? Pues mucho más lamentable es ser un corrupto y, además, no querer parecerlo.

Fascinado me tiene Camps y no solo por su elegancia y su estupendo bronceado...ya sabemos como consigue llenar su fondo de armario, lo otro, lo de como mantenerse con la piel naranja o del color de las galletas Oreo durante 365 días al año es lo que me tiene completamente obnubilado.

Les cuento una historia: Jimmi H. Davis fue actor pero alcanzó la fama como compositor (aunque es posible que la canción fuera en realidad de Paul Rice) de "You are my sunshine", canción country adoptada como himno co-oficial del Estado de Louisiana. Hubiera podido vivir bien de los royaltis y de la fama pero también quiso ser político y fue en ese campo donde alcanzó la mayoría de sus éxitos como ser elegido dos veces (1944 y 1960). Sus dotes de actor le sirvieron para mezclarse con las buenas gentes de su Estado, para pasar por ser un pobre cateto de buen corazón que se miraba las puntas de las botas y se echaba atrás el sombrero antes de contestar a una pregunta complicada, de extracción muy pobre (lo que le valió para afiliarse al partido demócrata) sabía como manejar a las masas y participar como juez en una carrera de gorrinos o sacar el banjo en un mitin. A nadie le extrañó que ganara unas elecciones y pasara a la historia como uno de los mayores corruptos en un estado muy corrupto pero a todo el mundo le sorprendió que volviera a ganar unas elecciones cuando estaba considerado como un mal bicho que, sin embargo, sabía remover el voto popular. Su segunda legislatura fue aún más corrupta y caótica que la primera pero nadie pidió jamás su cabeza. ¿Les suena la historia? ¿A que suena como cuando George W. Bush se compró el rancho en Crawford y se hacía esas fotos de cowboy? ¿Alguien sabe por qué alguien tan pegado a la tierra texana ha puesto su rancho a la venta?

Davis y Camps saben perfectamente lo que les mola a sus votantes: Davis sabía que el banjo y la pose de catetín le valían y por eso su mejor slogan electoral fue "He´s one of us" (él es uno de nosotros) y Camps, el rutilante Camps sabe que ir vestido como un San Luis, acompañado siempre de esa alcaldesa maravillosa que muere de populismo, con esas uñas de oficinista cuidadas a tope, con ese gesto afrancesado cautiva a cualquier buena señora y a cualquier sencillo hombre porque, de Finisterre a Estambul, no hay cosa que más ponga a un ciudadano sencillo que ver como el señorito se arremanga para marcarse unas sevillanas. Si el Rey se ha ganado una fama de "campechano" y de "molón" practicando deportes o haciendo de ultrassur del equipo de voleibol español (o lo que sea), es posible que muchos hayan tomado nota. Claro.


Fallas, obras públicas del tamaño de pirámides, contratos aquí, contratos allá...¿Alguien le puede explicar a la gente que los políticos hacen esas cosas porque tienen que hacerlas y no porque quieran hacerlas? ¿Que no nos regalan nada? A Camps le va bien así, pese a ser un vanidoso, hace que le va el contacto, que no puede vivir sin estar rodeado de valencianos de pura cepa y por eso paga autobuses y bocatas y banderitas valencianas para no ir solo incluso cuando tiene que ir a un acto extraoficial como declarar en un juicio. Por ello los ultra-Camps cuando se grita contra él dice: "¡Están matando a la Madre de Deu!". Es cierto, la están matando a disgustos porque quién no iba a pensar, mirándolo a la cara que Francisco Camps es un hombre tan limpio, tan bueno, tan serio, tan formal, tan buen padre, tan campechano, tan lozano, tan fallero, tan piadoso, tan devoto, tan gestor, tan, tan, tan, tan...¡`Bronceado! ¡Tan Camps! Que ni la Virgen misma se sienta dolida por este juicio y no sienta como propia la afrenta que le regala el Juez Garzón al mejor de sus hijos con domicilio en el Levante Español.


A golpe de parecer un hombre sencillo, apegado a su tierra y a los suyos cuyo único afán "es servir a Valencia" Camps se ha convertido en un rodillo humano que aplasta cualquier disensión y todo con palabritas amables, sosteniendo un discurso emocional que llega al corazón de todos los valencianos por igual...ahí es nada...ante la falta de razones siempre es bueno parecer educatito, simpático, calladín, del pueblo y, sobre todo, que se nos escuche decir muy alto eso de ¡Amunt Valencia! o "Senyor pirotecnic, ya puede encender la falla". Ahí está el truco. En eso será en lo que consiste el "Rollo Camps" del que hablan mis amados Rajoy Division.

martes, 19 de mayo de 2009

Gordos y sueños


Existe la creencia erronea de que los gordos somos un puñado de indolentes sin voluntad incapaces de controlarnos delante de cualquier cosa comestible. Que nuestro pulso sólamente se aceleraría si andáramos más de quinientos metros seguidos, que somos poco atractivos, que enfermamos con rapidez y que, en líneas generales, estamos así porque queremos.

Es curioso porque del mismo modo que se habla de forma despectiva de la obesidad se suele justificar la anorexia como una enfermedad que se produce cuando alguien va a la caza de un ideal de belleza, como si la búsqueda de un ideal de belleza fuera intrínsecamente bueno y francamente parecido a la búsqueda de la sabiduría o algo así.

Menos mal que la profesión cinematográfica está llena de gordos con sueños, de tripones nerviosos que se mueven por obsesiones que no tienen que ver con el paladar, que son insistentes y que se han convertido en motores del cine. Ahí está Francis Ford Coppola enloqueciendo en medio de la selva de Filipinas para reproducir Vietnam o chalándose mientras construía unos decorados que fueran Las Vegas para "Corazonada"; Orson Welles y su búsqueda de un lenguaje nuevo para el cine, ALfred Hitchcock aterrorizando al mundo y asegurando que tenía una extraña enfermedad que consistía en que si alguien se comía una almendra a su lado, él recibía las calorías de la misma en lugar del que se la había comido.


En España tenemos a otro gordo obsesivo cuyo talento es inabarcable incluso para el parámetro de su estomago: Es Alex de la Iglesia. Y una de estas mañanas se levantó con la idea de renovar el cine español desde la Academia del mismo modo que una vez decidió ser director de cine, como si fuera un tío atlético y delgado.


Todavía no entiendo muy bien como lo hará, si será capaz, si los productores le harán caso, si este nombramiento conseguirá que en España llegue el talento a las salas, reverdezca el interés de la gente por nuestras películas, al fin los directores,guionistas, iluminadores, maquilladores, conductores, carpinteros, cocineros y camareros de catering y un largo etcétera de profesionales dejen de ser unos "sinvergüenzas que viven de las subvenciones" para ser reconocidos.


Lo tiene difícil porque el patio está jodido pero, un momento, ese tipo fue el que rodó "Acción Mutante" y dio esperanzas a toda una generación de directores hace ya dos décadas...No tengo muy claro porque alguien que ha conseguido caer tan bien, que siempre recibe buenas críticas y que cuenta con la simpatía de todo el público ha querido meterse en un puesto tan complicado como el de Presidente de la Academia y ponerse en el disparadero de unos y de otros...sus razones tendrá. El tiempo dirá si es una acción kamikaze o si se va a zampar esto con la misma alegría que le he visto comerse un carpaccio de buey. Trabajo tiene por delante. Podremos ser el hazmerreir pero queda demostrado que los gordos también tenemos sueños.

lunes, 18 de mayo de 2009

Peligrosas paparruchas


Si voy a ver "Ángeles y Demonios" estoy seguro de que me voy a sentir igual que un neonazi leyendo "El niño del pijama a rayas". Más que nada porque el asunto va de una secta centífica, Los Illuminati, que quieren cargarse el Vaticano lo que me va a poner, irremediablemente, del lado de los malos pese a que tengo reparos arquitectónicos y conservacionistas sobre arte y arquitectura (esta mal cargarse el patrimonio cultural) y la ejecución de personas me parezca una forma algo ruda de llamar la atención (esta mal cargarse a la gente).

Dan Brown, el autor de esta y de "El Código Da Vinci", siempre me ha parecido un bulto sospechoso de muy poco calado intelectual que ha pretendido, y conseguido en parte, que un par de best sellers muy mal escritos pasen por ser obras serias de investigación histórica y, como tales, material perfecto para la controversia y la discusión de otros bultos sospechosos que se dedican a la investigación de "lo oculto".

El asunto de Dan Brown, y sus bien calculados pasos para hacer pasar una obra de ficción por un riguroso estudo, me recuerdan la historia de Maurice Joly. Joly fue un escritor satírico francés que en 1864 publicó "Diálogos en el Infierno entre Maquiavelo y Montesquieu", una obra provocadora en la que criticaba el gobierno de Napoleón III. La obra que enfrentaba el discurso de un liberal (Montesquieu) y un absolutista (Maquiavelo) fue arduamente perseguida en Francia y su autor encarcelado. Se suicidaría en 1871 francamente asqueado...y con razón.

Algún miembro de la Okhrana, la policía secreta zarista, halló este libro de Joly en Suiza, donde se editaba con regularidad, y pensó en utilizarlo para un fin mucho mejor: la creación de uno de los mayores mitos de la historia moderna que, no es otra, que "los Protocolos de los Sabios de Sión".

Publicados en 1903 "Los Protocolos..." son una "veraz" transcipción de las actas de los "Sabios de Sión", una malvada organización judía que tendría como objetivo aniquilar el orden establecido y, por ende, dominar el mundo...sin que faltaran ni las conexiones con los masones ni, claro está, las infiltraciones de los malvados judíos en el peligroso e incipiente movimiento marxista. Ni que decir tiene que la publicación de semejante "revelador documento" le venía como anillo al dedo a su Majestad el Zar que, curiosamente, tenía que justificar los pogromos (o linchamientos) de judíos que se producían por todo el país y, claro está, de paso eliminar a los masones (que por aquellos años detentaban el poder liberal frente a la monarquía) y comunistas (que ya comenzaban a hacerse populares por la madre Rusia).


Poco importó que en 1921 el periodista Philip Graves publicara en el diario The Times que dichos textos eran un plagio de la obra de Joly porque el texto ya se daba como auténtico en todo el mundo e, incluso, fue incorporado por Adolf Hitler algunos años después como argumento principal para justificar el genocidio alemán. Lo triste es que, actualmente, mucha gente sigue creyendo que el texto es cierto.
En 2005, un poco antes de morir, el dibujante Will Eisner (creador de Spirit y de tantas otras obras maestras) publicaba la novela gráfica "La Conspiración. La historia secreta de los Protocolos de los Sabios de Sión" (Norma Editorial) que esperaba sirviera para "acabar con este aterrador fraude vampírico". En él cuenta como se fraguó una de las mentiras más dañinas de la humanidad y una de las que peores efectos ha tenido sobre nuestro devenir contemporáneo en el último siglo. No os perdáis tampoco el emocionante prólogo de Umberto Eco en el que habla de la dificultad para luchar contra la mentira y, mucho más, cuando esta va disfrazada de documento histórica de gran importancia. Como para pedir que torpedeen la Nave del Misterio, vaya.
Y es que la mercanchiflería es un atrayente negocio que deja grandes dividendos (que se lo digan a más de uno que no se llama Dan Brown y que sigue teniendo la cara de presentarse ante la audiencia con la etiqueta de "riguroso investigador", "periodista de lo paranormal" o "resolvedor de misterios varios) pero en la mayoría de los casos sus infinitas dosis de ignorancia suelen salir bastante caras.

domingo, 17 de mayo de 2009

Siempre nos quedará Benedetti...(1921-2009)


Me acuerdo de aquel día en el que un amigo mío se hinchó del valor que son capaces de imprimir dos cubatas y me declamó a una moza un poema de Benedetti. Se lo estaba soplando, en plan Cyrano, otro amigo. Mal comienzo.

La risa tontorrona del whisky no ayudó nada. Tampoco que la escena se desarrollara al lado de una verbena de pueblo donde un conjunto músico-vocal se desgañitaba cantando los éxitos de ayer y hoy. Es posible también que las musas estuvieran a esas horas de la madrugada despatarradas y ausentes en el asiento trasero de algún coche y no pudieran acudir para provocar el efecto que mi amigo esperaba de aquellos versos...la chica se echó a llorar pensando que mi amigo la estaba, en realida, insultando. Desde entonces, no hemos hecho otra cosa que acordarnos de aquello con el mismo desconcierto con el que nos acordaríamos de una aparición mariana o una abducción extraterrestre...¿Cómo iba Benedetti a provocar semejante reacción en una chica?

Ya terminaba la noche y nos marchábamos cada uno a nuestra casa cuando mi amigo con andares de ave herida por un disparo en un ala y uno de los faldones de la camisa fuera del pantalón se giró hacia todos nosotros y dijo: "¡Me cagüen Benedetti!". La frase ha quedado para los anales y para subrayar cualquier acto fallido, cualquier empresa que comienza mal y termina como el culo. Los versos eran estos...


Tiempo después alguien cayó en la cuenta de que eran, en realidad, de Oliverio Girondo...daba igual porque la expresión ya estaba acuñada y quedaba bien. Y no fue obstáculo para descubrir al verdadero Benedetti y separarlo de Juan Gelman o del propio Girondo. Tampoco para, por nuestra cuenta, buscar a aquella que sí entendiera el puñado de versos, que los apreciara y que, de una vez por todas, no terminara muerta de aburrimiento en nuestros brazos suplicándonos un "¿Quieres besarme ya y dejarte de poesía?". Corazón coraza, que diría el uruguayo...

Desde entonces Uruguay y el tango nos han acompañado en el momento exacto en el que la noche se vuelve para los valientes, para los suicidas o para los idiotas, en el momento de levantar la copa y de bajarla. En el momento de la tristeza pero, también en los buenos momentos. Hoy se ha muerto el tío que escribió "Hagamos un trato":

Compañera usted sabe puede contar conmigo
no hasta dos o hasta diez
sino contar conmigo

Si alguna vez advierte que la miro a los ojos
y una veta de amor reconoce en los míos
no alerte sus fusiles
ni piense qué delirio
a pesar de la veta
o tal vez porque existe
usted puede contar conmigo

Si otras veces me encuentra huraño sin motivo
no piense qué flojera
igual puede contar conmigo

Pero hagamos un trato
yo quisiera contar con usted
es tan lindo saber que usted existe
uno se siente vivo

y cuando digo esto quiero decir contar
aunque sea hasta dos
aunque sea hasta cinco
no ya para que acuda presurosa en mi auxilio

Sino para saber a ciencia cierta
que usted sabe
que puede contar conmigo.

Hoy me gustaría decir bien alto "¡Mecagüen Benedetti!" porque se ha largado un grande y, es absurdo, pero me da la sensación de que siempre va a quedar un vaso vacío.

viernes, 15 de mayo de 2009

Francisco Nixon en El Plaza


En los años 90 se puso de moda un entrenador llamado Juan Manuel Lillo. Acuñó una de esas frases en forma de epitafio que tanto gustan en el mundo del fútbol porque son como goles de falta directa. Pim Pam. Espectaculares y sencillos, directos a la red, directos al corazón. Lillo dijo esto: "Jugar en zona, es vivir en zona". ¿Mola no?

Jugar en zona es ocuparte de tu trabajo y ser solidario apoyando al compañero, se trata de jugar en equipo, de que todo el mundo participe en la victoria y se coma la derrota. Francisco Fernández nos demostró anoche que su formación (Francisco Nixon) tiene mucho de "tocar en zona" cuando se bajó del escenario en los bises para ir a buscar una copa mientras Ricardo "Richi" Vicente cantaba "Notre Dame" (Dime cuanto puedes amar/ a alguien que no lleva a casa dinero/ ni la prensa le aclama/me asusto por nada/por nada de nada...). En una profesión como la musical, donde hay carreras enteras construídas alrededor de un enorme ego, es raro que el frontman, el protagonista, abandone el escenario para permitir que su segundo guitarra cante. Ya lo había hecho en dos ocasiones anteriormente cantando "Banderas rojas" y "Museo británico".

Concierto en zona, entonces. Una zona por definir que es eso que nos empeñamos en llamar "indie pop", una etiqueta demasiado amplia para meter en el mismo saco a Travolta, Manos de Topo, Love of Lesbians, Secret Society...sonido diverso al que unen unas referencias culturales comunes que es una de las pocas cosas con las que vertebrar, de algún modo convincente a una generación de músicos españoles tan brillantes como, en muchos casos, sangrante y estúpidamente minoritarios y sostengo esto último porque no estamos hablando de propuestas elevadas o experimentales si no de algo tan simple y tan sencillo como un puñado de buenas canciones escuchables y radiables como cualquiera de esos "hits" dirigidos a grandes audiencias pero con un punto más de personalidad.

Raquel se preguntaba algo sorprendida viendo a Travolta en Valencia sobre la razón por la cuál ese tipo de música no llegaba a las grandes audiencias y fue una pregunta que también estaba flotando anoche en el concierto de Francisco Nixon...¿Cómo es posible que un tipo que canta cosas como "Luna de miel", "Nadia", "Erasmus borrachas", "Nombres y teléfonos", "Mereces toda mi antención" no despierte un interés más evidente en nuestro país?


La respuesta la intentaba dar Edu Galán comentando que Jackson Browne (¡Jackson Browne!) había cancelado el concierto de Madrid porque no había conseguido vender un numero mínimo de entradas y si un tipo mítico no lo consigue...es que "lo siguiente será el apocalipsis o el budismo" según las palabras del colaborador de la Nueva España de Oviedo entre trago y trago de cerveza sumiéndome en la duda de si estaba frente a un loco en estado de gracia o a alguien peligrosamente alcoholizado.
De hecho, el concierto ofrecido dentro de una iniciativa llamada Madrid Circuíto Independiente, demostró el poco interés del Ayuntamiento de Madrid (gobernado por KAOS) por conocer a los adscritos a su circuíto y colocó a Francisco Nixon en un local pequeño -100 personas-, el coqueto El Plaza de Martín de los Heros, desconociendo seguramente que en el concierto ofrecido por el grupo en la Sala El Sol meses antes convocaron a casi cuatro veces más personal que pasó por taquilla. Es normal, este ayuntamiento está mucho más interesado en promocionar actividades mucho más populares como la ópera (que tiene mucho arraigo entre la ciudadanía madrileña...aquí si no sabes quien es Puccini el frutero te retira la palabra) o los happenings de La Fura dels Baus que, como todo el mundo sabe, siguen generando inflamados debates entre los jubilados de la capital que, cuando no están jugando a la petanca o hablando de la obra de David Hockney, desgranan el significado y significante de toda la obra del grupo de teatro catalán llegando incluso a las manos en más de una ocasión. Es lo que tiene querer de verdad promocionar la cultura popular que siempre daños colaterales y gente descalabrada.

¿El concierto? Bien, muy bien, según su protagonista ("Puedo decir que este ha sido uno de los mejores conciertos que hemos dado"). Hay que estar de acuerdo aunque sólo sea por lo bien que se lo pasan estos dos tíos, lo compenetrados que están y lo generosos que se muestran. Los flamencos, y Ortega Cano, dicen que eso es "estar a gustito". Efectivamente, dos tíos que parece que ponen a la audiencia de pie tocando con dos guitarras y haciendo juegos de voces, sin alarde, dos buenos compositores, en acústico se merecen seguramente un puesto en la Champions League aunque sólo sea por el placer de ver a un concursante de OT destrozando una versión encargada por un despiadado personaje con orejas de madera armado con un Casiotone (¡Redios, los arreglos de las canciones de OT cada vez tienen menos medios!) de "brackets" o "Vagamos por las calles". Canción que abrió el concierto y que Nixon dedicó a Antonio Vega como parte del homenaje que el Ayuntamiento de KAOS había propuesto a todos los grupos...y le dije a Edu Galán mientras me trasegaba una cerveza que me parecía que "habría sido más justo que a Antonio Vega le hubieran regalado una cura de desintoxicación en condiciones y no tanto silencio, a lo mejor así el homenaje no tendría que haber sido póstumo" y me miró como si estuviera frente a un personaje que pierde el respeto a la tercera cerveza. La chica que estaba delante de nosotros farfulló que odiaba que la gente hiciera ese tipo de bromas. Entonces Edu Galán comenzó a hablar de Lydia Bosch y la muchacha nos miró como si estuviera frente a dos personas que no cogen las indirectas.

De vuelta a casa me sorprendí pensando en que el momento del día en el que me siento más solo es cuando voy a coger el autobús, una sensación ridícula que me apretuja el pecho como navegar entre el gentío nocturno de la Gran Vía. Estoy seguro que estos dos te hacen un temazo con esa sensación.

jueves, 14 de mayo de 2009

Ramoncín salvará España






Si me llamara Zarzuela ahora mismo para consultarme sobre cómo recuperar la imagen pública de la Casa Real le diría a su Majestad que se dejara de cazar osos alcohólicos rumanos e iniciara una montería con el único objetivo de cazar a Ramoncín.


José Ramón Julio Martínez Márquez alias "Ramoncín", un ciudadano de 54 castañazas, tiene la llave para articular de nuevo España. Sin duda. Ya que no somos capaces de encontrar unos símbolos nacionales positivos que articulen este país lo mejor será unirnos en el odio. De hecho ya no seremos más España, seremos la Asociación de Enemigos de Ramoncín o la Unión de Estados que Odian a Ramoncín ¿Qué más dará el nombre cuando de lo que se trata es de llevarnos todos bien?


De hecho el Rey debería de darle caza públicamente y luego llevarlo de un lazo como hacía Jabba The Hut con la mascotica esa que mostraba en "El Retorno del Jedi" a todos los actos oficiales. De ese modo, si alguien osara pitarle a su entrada a un estadio la TVE podría poner la secuencia íntegra diciendo: "¡Y mientras suena el himno nacional los aficionados se han puesto en pie para silbarle al malvado Ramoncín!". Dime tu si así no nos ahorraríamos estas peleíllas pueblerinas de los himnos, las banderas...



¿Qué tiene Ramoncín que tanto molesta? Es algo que se me escapa. En los 70/80 ser de Ramoncín era bastante molón. Los discos no estaban mal del todo y se permitía hacer giras por toda España llenando plazas de toros y polideportivos. En serio. Ramoncín era "El Rey del Pollo Frito" y MOLABA. De hecho molaba tanto que sin tener un discurso tan macarra como los grupos del Rock Radical Vasco conseguía remover más titulares que Kortatu y la Polla Records juntos, en serio, los pesos pesados de la prensa derechona se batían en duelo entre ellos por ser el que más insultos fuera capaz de verter contra Ramoncín en una columna y él, nada, impávido a su puta bola, riéndose de los peces de colores,aguantando el tirón, bailando "cheli, reggea y rock and roll", apoyando a la causa sandinista o manifestándose a favor del aborto, presentando programas, sacando libros. Pues eso, el Rey del Pollo Frito. Y del Mambo.



Pero, de pronto, las simpatías populares se volvieron contra él porque, decían, había perdido la chola...que si cobraba pasta por un pregón, que si era un artista paniaguado, que si no era auténtico, que si no había pisado Vallecas en su vida, que se había operado la nariz, que si tenía hijos ilegítimos. Mal rollo. Daba la sensación de que tantos años de malísima prensa comenzaban a hacer mella en el subconsciente popular y que era verdad que se había convertido en un supervillano que vivía del dinero público y que se financiaba los vicios con nuestros impuestos.

Como en todas las persecuciones daba igual que los que escribían contra Ramoncín hubieran tenido despachitos de prensa puestos por el Generalísimo, que disfrutaran de un puesto en vitalicio (y no merecido) en la R.A.E. o, incluso, que hubieran cobrado subvenciones para montar obras de teatro, pasaran por caja cada vez que daban una conferencia o pillaran cacho de esta o de aquella editorial por presentar libros o se hubieran valido de sus puestos para sacarle al estado uno o dos viajecitos al año para asistir a esos simposiums de prensa, rollitos con el Instituto Cervantes...daba igual porque, al igual, que antes se invocaba el nombre de Rusia o del contubernio internacional judeomasónico de corte marxista para echarle la culpa a una infausta epidemia de escarabajo de la patata o de una inundación ahora parecía que Ramoncín tenía la culpa de todo (aunque en realidad todo fuera obra de Yoko Ono y del espíritu de Lennon que le sale por los poros).

A los españoles (sean de Bilbao, Barcelona, Cáceres o Sevilla) les estomaga Ramoncín y no pueden soportar, ni perdonar, que trabajara como presentador del LINGO, la SGAE (que creo que es una asociación de gente satanista que come niños y además nos impone el canon...de Pachelbel y el otro, el malísimo), Crónicas Marcianas y, claro está, tampoco en Operación Triunfo. Haga lo que haga será un pesetero y un vendido pese a que nuestra península, de Lisboa a Andorra la Vella, esté lleno de locutores de radio que se desgañitan contra él y que cobran una cifra de seis cifras (en euros) y tienen un pasado como militantes en el maoísmo, ex ministras socialistas que se han sacado el carnet del PP (todo sea por no perder el puestillo), arrepentidos del ultraderechismo que se pasaron al anarquismo y dan clases en una facultad de Ciencias políticas y ejercen de palmeros de la peor telebasura y un largo etcétera de conversos de toda índole que por el parné o el desencanto (ese desencanto que llega con la crisis de los cuarenta y uno descubre que se ha subido al caballo equivocado) han trabajado descaradamente cavando trincheras para el otro bando en un momento u otro.

Pese a que pudiera parecer que Ramoncín no es más que un tipo que se ha buscado la vidilla desahogadamente lo cierto es que no, que es una mala persona, la peor de todas, la víctima propiciatoria que nos puede servir para unir a España de una vez por todas en una misma nación de Algeciras a Finisterre, de Lanzarote a Formentera. El día que el Rey se decida a cazar a Ramoncín y así ganar puntos y justificarse el sueldo este país será otro, un país unido por el odio y la mala hostia y ya no habrá más ellos y vosotros. Seremos NOSOTROS y podremos volver a gritar "oé, oé, oé" con una sola voz. ¡Muerto el Rey del Pollo Frito! ¡Viva el Rey de todos los que odian a Ramoncín!.

miércoles, 13 de mayo de 2009

Políticas de grandes superficies



El problema de la política en España es que no es tan imaginativa como la de las grandes superficies. Cuando la crisis arrecia el super de turno no tiene empacho en anunciar una reducción de sus precios de entre un 5 y un 25% en artículos de primera necesidad. Eso evita algunas cosas incómodas como, por ejemplo, que un día una masa hambrienta entre en tromba en el establecimiento y arrase con todo lo que encuentre a su paso, eso evita perder pasta y, sobre todo, evita la contratación de un mayor número de guardias de seguridad que disuadan con su presencia la previsible segunda oleada de ciudadanos hambrientos.


Los de las grandes superficies han llegado a la conclusión de que ya no es suficiente dar facilidades de pago o implementar el crédito de las tarjetas de plástico para atraer clientes y prefieren ajustarse a los nuevos tiempos y bajar sus precios un poco. Eso evita el endeudamiento de la clientela y, sobre todo, evita tener que contratar a una agencia de impagos para que persiga a los morosos que no pueden hacer frente a sus facturas, gastos en papel para escribir cartas amenazantes, franqueos, sobres, llamadas telefónicas...



Los de las grandes superficies saben que es mejor vender, aunque sea a menor precio, que tener que cerrar porque nadie puede pagarse los filetes y, siguendo esa lógica, como la gente tiene la manía de comer todos los días es posible que un día se harte y se reúna en la puerta de tu establecimiento en forma de horda hambrienta. Las revueltas son un gasto absurdo pero, sobre todo, evitable.

El Gobierno ofrece masters a parados titulados pero los titulados ya sabemos que, a lo mejor, debimos de no haber estudiado tanto y haber fundado una inmobiliaria cuando tuvimos tiempo porque, la verdad, eso de que "tener un título era una garantía de tener empleo" se ha revelado como una trola del tamaño de la Unión Soviética. De hecho saber lo que era la Unión soviética no nos ha servido para nada excepto para darle una paliza a alguien en el Trivial. También ventajas en el transporte público cuando ya no hay que moverse a ninguna parte para ir a trabajar y, en el colmo de la tontuna, ventajas a la hora de comprar un coche o una vivienda extendiendo ese asqueroso mito de la clase media española de que nadie ha conocido la felicidad completa sin ser el propietario de un utilitario y de un chalet adosado...es más...creo que no hay muchas ganas de comprar ni coches, ni casas.

En la bancada del otro lado no dicen nada porque sólo tienen que esperar a que el electorado se desencante y no se manifieste. Da igual. Lo bueno de estar en la oposición es que, en realidad, y aunque pueda parecerlo no hay responsabilidad de gobierno y, claro, se pueden seguir manteniendo trolas como que, para generar empleo, hay que permitir que el "despido libre" y potenciar una bajada de los impuestos...yo me pregunto cuáles son las razones del PP para pensar que esas dos medidas serían útiles si no hay a quien despedir y, por lo tanto, no hay donde recaudar.

Como ejemplo un botón: la política del "New Deal" de Roosvelt fue ampliamente criticada por la oposición republicana (y ampliamente liberal en lo económico) que ofrecía una receta parecida a la que ofrece ahora Rajoy que no es otra cosa que una fe ciega en el sistema bancario y empresarial, por otro lado, culpable de la debacle del 29 y de la actual. Dicha política roosveltiana (mucho menos "roja" y más parecida a un capitalismo de cara amable) sacó a Estados Unidos del callejón. Su rápida decapitación posterior, éconómica e ideológica, que sobrevino en los tiempos de la Guerra Fría desembocó en miles de terrores pequeños que han dibujado la cara menos agradable de la política norteamericana posterior y que han provocado tres enormes crisis económicas (1973, 1986 y la actual). Y esto lo digo pensando en que mis apuntes de COU sean correctos...joder, si un zote como yo es capaz de saber esto me cuesta creer que un cargo público electo no lo sepa. Sinceramente.


Hubiera estado bien que en el Congreso de los Diputados alguien hubiera hablado claro, sin miedo a perder electores, y hubiera dibujado el perfil de los tiempos que corren, que hubiera reconocido que nuestra economía se basa en la especulación y que eso no es del todo fiable. Que hay que cambiarla de arriba a abajo y que hay que subir un poco los impuestos y ampliar el déficit público para generar algunas industrias competitivas. No refiriéndose sólo, claro está, a hacer ladrillos o bidets si no, por ejemplo, a tener más empresas que hagan componentes para coches o diseñen métodos para ahorrar energía. Es más pueden ser empresas farmacéuticas o, yo que se, empresas cinematográficas...¿Alguien puede imaginarse la cantidad de empleo que generan unos estudios bien gestionados? Incluso podíamos potenciar empresas de videojuegos...¿Alguien sabe la cantidad de beneficios que da un estudio de desarrollo funcionando a pleno pulmón? ¿Y una empresa editorial que venda cómics que interesen en el extranjero? ¿No hay nadie que se anime a dibujar unos putos cómics en condiciones? ¿Y empresas que se dediquen al medio ambiente?

Joder, no puede ser tan difícil, pero claro hay que poner palabras feas como "Subida" e "impuestos" en la misma frase y seguir escribiendo para incluir en el párrafo otras palabras feas como "esfuerzo". Vale, eso te va a dar mala prensa, los de la bancada de enfrente se van a poner de los nervios y van a pensar que te estás colgando con tu propia soga pero hay que pensarlo de esta manera: subirás los impuestos de un montón de padres que tienen a sus hijos treintañeros todavía en casa o, peor que peor, a un montón de padres que han sido amenazados por sus hijos treintañeros con volver a casa. Estoy seguro de que todos están dispuestos a pagar para que eso no ocurra y por deshacerse de todos nosotros de una vez por todas y que si nos mantienen a raya alejados de sus neveras y sus mandos de la televisión te lo recompensarán dándote su voto. Los americanos lo hicieron. El DIA y Mercadona lo hace ¿Que pasa contigo Zapatero? ¿Te van a enmendar la plana esos imperialistas y los de la empresa privada? ¿Soraya y Rajoy acaso? ¿Quién dijo miedo?

martes, 12 de mayo de 2009

El chico de ayer, Antonio Vega (2009-1958)


Hoy me he acordado de una entrevista que Toni Garrido le hizo a Antonio Vega en un programa de madrugada que condujo en la SER en el verano de 1997. Yo tenía que haber hecho la crítica de cine ese día pero, al final, la entrevista con Vega se comió mi sección. Ni que decir tiene que la entrevista fue muy buena y que mi sección era muy mala, tanto, que jamás volvió.


Aquella madrugada pegajosa Antonio Vega estuvo hablando de astronomía. Toni sabía que era astrónomo aficionado o que había intentado estudiar física porque una noche había coincidido con él en un local y cuando intentó hablar de música el compositor salió por peteneras y prefirió hablar de estrellas. Garrido quiso reproducir esa conversación en la radio y descubrirle a los oyentes una faceta diferente.


Desde aquella entrevista siempre he observado a Antonio Vega como un planeta extraño de atmósfera inestable y órbita errática.


Siempre en la cuerda floja, apareciendo y desapareciendo, las malas noticias sobre el cantante que iban desde una precaria situación económica hasta problemas graves de salud han sido algunos de los murmullos más latentes en el universo de la música. Para su desgracia la mayoría eran verdad porque la situación de Vega en muchos momentos ha sido completamente insostenible. Pese a todo ha sobrevivido a todo, incluso a la fama de la que siempre quiso alejarse, incluso a un disco con olor a homenaje mortuorio editado en 1993 y titulado "Ese chico triste y solitario". No comprendo como alguien que decidió vivir como un naúfrago urbano ha tenido tiempo para componer algunos de los mejores temas de las tres últimas décadas sin doblar la rodilla nada más que lo estrictamente necesario.


Como los funambulistas o los toreros aficionados a la tauromaquia de la trágico cada paso público de Antonio Vega ha sido catalogado, veladamente, como "el último" desde aquella infausta fecha. Ha sacado discos, ha dado actuaciones y siempre había una parte de sus fans que acudía por verlo pero también azuzados por el pánico de que aquella vez fuera la última en la que podrían reencontrarse con esas canciones y con ese personaje. Seguramente su trabajo cada vez más intimista, su voz cascada y su cuerpo partido, ese aire meditabundo han anunciado demasiadas veces un adiós que ha llegado, al parecer, cuando nadie se lo esperaba. Algo muy propio de un artista que siempre se ha dirigido por una brújula interior indescifrable.


Hoy me acuerdo también de Ignacio Gasca "Poch", fundador de Derribos Arias y de aquella cosa llamada "Hornadas Irritantes" (Derribos Arias, Cavernicolas, fracción del Ejército Rojo...) que en los años 80 le declaró la guerra a "los babosos" (Nacha Pop, Secretos, Objetivo Birmania...). Murió en el año 98 de una rara enfermedad (Huntington) y también sobrevivió siete años a un disco homenaje titulado "el chico más pálido de la Playa de Gros". Eran otros tiempos en que era posible tomar partido por un bando y disfrutar de ello. En la actualidad estamos tan necesitados de buenos compositores que cualquier comparación es completamente ridícula ya que sólo se puede elegir entre lo que es bueno (y hay que rebuscar) y lo que es simplemente una mierda asquerosa.


A estas alturas ya se escuchan cosas como que Antonio Vega podrá tocar la guitarra en el cielo con Enrique Urquijo, ya sólo falta que alguien se atreva a imaginarlos a ambos sentaditos en una nube, con alitas de querubín, eternamente jóvenes...my god...espero que la próxima gala de OT no diga ni una sola palabra de este fallecimiento y que alguien aleje un poco a los buitres del tópico. La muerte siempre es fea y para desgracia de Antonio Vega su vida distaba mucho de estar a la altura del éxito de sus canciones.

La noche en la que el SAMUR descubría el cadaver de Enrique Urquijo en un portal de la Calle Espíritu Santo, Jaime Urrutia y Loquillo bebían unos whiskys en un bar situado unas calles más abajo. Alguien entró en el bar e informó de cómo habían encontrado al cantante de Los Secretos. Dicen unas lenguas que Urrutia miró a Loquillo y le pidió que no permitiera que le ocurriera algo así. El barcelonés hizo lo propio.

Antonio Vega se ha ido hoy y nos deja con la sensación que deben de tener los astrofísicos cuando, desde la Tierra, observan como lentamente se va apagando una estrella que está a varios millones de kilómetros de distancia.

domingo, 10 de mayo de 2009

Implementando las cosas...

Hay muchas cosas que serían mejores si se siguieran unos preceptos básicos. He aquí algunas mejoras que molaría introducir...

Internet mejoraría si...Enrique Dans no tuviera acceso a la red. En serio, si vuelvo a escuchar una patraña más le mando a los Miami. Estoy seguro que alguien que se peina así tiene un esqueleto (o varios) en el armario. Además todos los que se han puesto el apelativo de "gurús" suelen ser gafes y no miro a nadie, ni tampoco, claro está a ninguna brillante "start up", claro. De hecho molaría que en este blog no se hablara más de Enrique Dans.

"Perdidos en la tribu" de Cuatro mejoraría sí...entre las tribus se escondiera una tribu antropófaga sorpresa. Risa y violencia a partes iguales, que una de las parejas participantes conviviera con una tribu que, literalmente, se muriera por sus huesos estaría muy bien y le daría un puntito muy hitchconiano al rollo. ¡Canibales, now!


El Campeonato de Fórmula 1 mejoraría mucho si...volvieran a la parrilla corredores con nombres molones como Nikki Lauda, Emerson Fittipaldi, Keke Rosberg, Emilio de Villota, Giuseppe Farina...también si volvieran los coches guays como el Tyrrell de 6 ruedas y patrocinadores pintones como el tabaco John Player Special, Martini o Lois. La Formula 1 antes era una cosa molona ahora prefieren hablar de telemetría que de la velocidad que llevan los coches....además que no se escuchen cosas como "Farina está en la primera línea" hace que la cosa pierda gracia.



Los pubs mejorarían mucho sí...volviera la estética de pub inglés de palo (¿Es que en vuestro barrio no había un pub con ínfulas de pub inglés llamado "Thamesis", "London" o "Canterbury"?) y esos camareros con pajarita que te servían el copazo acompañado de un plato con almendritas, avellanas y gominolas (todo junto y revuelto). Aquello era elegancia.


Las calles mejorarían mucho sí...se prohibiera a los grupos que celebran despedidas de soltera ir disfrazadas con mandiles y diademas-polla (ya sabéis). A la vergüenza de ver a una futura novia al borde del como etílico perseguida por una jauría de cuarentonas intentando abarcar con sus manos la medida exacta de la minga de un boy brasileiro es too much...

Los disco bares mejorarían mucho sí...se prohibiera el acceso a los grupos que celebran despedidas de soltero con un desgraciado disfrazado de vikingo, superman o Nerón al borde de coma etílico y empeñados en intentar que este se acerque "para ligotear" a todos los grupos de chicas mientras se le obliga a repetir eso de "endroshates conmigos que maniana me cassos tíiia...".


Madrid mejoraría mucho si...de una vez por todas se celebrara un combate a muerte entre Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz Gallardón en la Puerta del Sol. Eso acabaría con las tensiones internas entre Ayuntamiento y Comunidad y, por fin, podríamos saber quien manda y porqué. Creo, sinceramente, que eso recortaría el gasto público en un 50%. Y lo digo basándome en las mismas pruebas que hay para creer que un abaratamiento del despido aumenta los puestos de trabajo, es decir, ninguna.

La información televisiva mejoraría mucho sí...Pedro Piqueras reconociera que lo único que pretende es provocar una pandemia de depresión generalizada porque cobra dinero de una de las muchas logias masónicas dedicadas a hacer el mal porque sí.

Europa mejoraría mucho sí...alguien prohibiera a gente como Berlusconi salir de su país, es más, mejoraría si semejante menda no pudiera presentarse a una elecciones.


El mundo editorial mejoraría si...Dan Brown nunca hubiera cogido un lápiz para escribir una cuchufleta sobre El Vaticano vs. Illuminati. Joder, que tostón.

La poesía mejoraría mucho sí...nadie volviera a utilizar palabras como "flamígero" para referirse al pelo rubio de alguien.

La publicidad mejoraría mucho sí...alguien en nuestro país volviera a hacer cosas inteligentes y se olvidara de repetir topicazos ochenteros sin ton ni son.
Las opiniones sobre la música de los años ochenta en nuestro país mejorarían mucho si...los que las profieren hubieran escuchado algo más que Alaska, Hombres G y Mecano.

Las opiniones sobre cine español mejorarían mucho si...los que suelen proferirlas fueran a ver cine español y no se quedaran en la puerta hablando mal del cine español.

sábado, 9 de mayo de 2009

De estrellas invitadas en el blog de Antonio Rico


Antonio Rico nos ha convertido, de pronto, en personajes de su columna sobre el Saturday Night Live Español. Todo lo que cuenta es verdad: comimos oreja (una especie de rollo iniciático como aquel brindis con champán de los freaks del Circo de "la Parada de los monstruos", hay que meterse un trozo de oreja de cerdo a la plancha en la boca e intentar no potar mientras se canta a coro lo de "gabba-gabba we accept you, we accept you one of us"), estuvimos en un bar con grasa (el dueño se cuida muy mucho de golpear a los que osan lamer la barra a modo de tapa), el camarero contaba chistes (unos chistes mejores que los de los guionistas de Telecinco) y el pobre Rico se quedó solo ante el empuje anti SNL-Spain que demostramos Miss Kiddo, Edu Galán, Carlos, Raquel y un servidor de ustedes (sin llegar a ofrecernos voluntariamente a batirnos en duelo porque Galán se olvidó las pistolas en casa).

Desde aquí, y por la parte que me toca, le agradezco mucho a Antonio su deferencia de incluírnos en su columna y obviar algunos detalles escandalosos de la noche que tienen que ver con cosas que deben de estar prohibidas en Dakota del Norte y que no podría reproducir aquí por temor a incriminarme (¿Será legal abrir la jaula de unos mapaches rabiosos en pleno centro de Madrid?).