miércoles, 16 de abril de 2008

Está pasando...aquí.

Telecinco es guay. Está pasando es guay y el pobre Pablo Pascual, sufrido reportero al que le toca dar la cara (por cierto Pablo, ¿Quién te robó el acento extremeño?) en este macroreportaje de investigación, pues eso que tiene que dar la cara.

Iker Jiménez, aparta, que aquí viene Está pasando dando caña e informando de avistamientos OVNIS, de extrañas luces en el cielo. No estamos solos...aunque algunos nos gustaría estarlo si es que la compañía es tan poco grata como esta. ¿El asunto? Pues tan falso como El Chupacabras, al parecer el avistamiento OVNI se montó desde un foro de amantes de los coches que querían hacerle tragar la trola al magufo de Cuatro pero no, que todos tenemos internet, y antes de que el vitoriano picara en el anzuelo los de Está Pasando, los de 20 minutos y los de algún medio más publicaron lo de "las luces en el cielo". ¡Que pocas luces!
El truco utilizado: fácil. Se mandan varios correos desde diferentes cuentas avisando de que se ha visto algo raro y se pone a los profesionales en la duda de si confirmar la noticia y ponerse en contacto con las fuentes o, por el contrario, rellenar unas cuantas páginas y unos pocos minutos. El resultado a la vista. Un despiporre.
Me contaban que en Guinea Ecuatorial es normal que se informe sobre brujos, gente endemoniada, espíritus de los bosques y cosas de esas en los partes informativos gubernamentales; en Senegal vi un noticiario donde se advertía a la población sobre el avistamiento de varios zombies y la manera de acabar con ellos pero no esperaba, en realidad, que esto comenzara a ocurrir en España donde es juntarte con dos periodistas y ponerse todo el mundo a invocar a Woodward, a Bernstein y al sacrosanto derecho a la información.
Lo siguiente, antes de que lleguen las cogidas de las fiestas patronales del verano, será informar sobre la aparición de niños-lobo, el jamón en el que se ve la cara de Cristo, la posesión de una niña del medio Levante si es que antes no hacemos carnaza barata con la siguiente desaparición de un pobre crío inocente...con lo bonita que era la tele antes, en serio.
Por cierto, nosotros nos hemos enterado del barullo a través del estupendo blog Magonia escrito por el periodista científico Luís Alfonso Gámez, que persigue con saña desde esa atalaya todos estos pufos de la pseudociencia con mucha gracia, por cierto.

6 comentarios:

F dijo...

Adios, pues. mil besos, besos

Slim Ferreti dijo...

Siento que este comentario quede bajo el tag de "mala televisión", pero necesito una minientrada tuya sobre la muchachada de manu chao que estoy viendo ahora mismo! Que me he acordado de ti. Mes-ti-za-je! Mesti-za-je! Fusión!
Un abrazo fuerte, y resiste, que, como dijo el gran editor "aquí son todos una borrasca de hijos de puta".

El Gran Faroni dijo...

Thanks Slim Ferreti,

Creo que nos conocemos de las otras vidas pero, la verdad, no consigo ponerte cara (eran tantos los niños perdidos...). Rebélate y no tengas miedo...

Prometo entradaka chanante que los tengo muy abandonados (hoy me he perdido el programa, cosas del trabajo)...

Señor Insustancial dijo...

Slim,

quise decir "revélate"...o sea, que me digas quien eres coño que el editor se pasó por aquí y dijo su nombre...

Slim Ferreti dijo...

Ferreti, Ferratino, Ferrero... no siempre oportuno, pero muy partidario del highlight!

El Gran Faroni dijo...

¡Joder, que buenos lectores comienza a tener este blog!

Un abrazo ferrero, cuidate y da recuerdos a los otros niños perdidos!