jueves, 8 de mayo de 2008

Chistes de italianos



Es curioso pero la situación actual de la vida en Italia se tiene que parecer bastante a un cruce de cables entre una película de Mario Bava o Dario Argento (por lo fantasmagórico y siniestro) y una de Mario Monicelli o Federico Fellini (por lo cómico y surrealista). Seguramente porque así sea y, en realidad, el espectáculo lamentable al que asistimos con sonrojo a una noticia proveniente de ese país sea una enorme trola.

Miren si no la cara renovada, el pelazo plastificado de Silvio Berlusconi para comprobar que todo no es más que un chiste, un enorme chiste inventado por unos guionistas para convencernos de que lo que pasa en el país de las pizzas es cierto. No hay más que echar un vistazo al consejo de Ministros de 'Il Cavaliere' -que hay que tener morro para ponerse sobrenombre de futbolista- para darse cuenta que todo es como aquellas cámaras ocultas que Sergio Pazos hacía para el difunto Tutti Frutti de Telecinco pero, más bien, a nivel global.


A mi me da la sensación de que, en cualquier momento, van a salir las Mama Chicho cantado "A mi Silvio me toca/me toca cada vez más"... y que Berlusconi va a resultar ser Benigni con una burda careta. ¿Que no? La clave para descubrir que todo es una trola está en el nombre de algunos ministerios, por ejemplo, Simplificación Legislativa o Reformas Federales para el Estado.

También en la rara forma de repartir los cargos: 21 ministros para 12 ministerios, es decir, hay 9 sin cartera. ¿No es un ministro sin cartera como un perrito sin collar, como una rosa sin espinas, como unos spaghetti sin salsa boloñesa?
¿Y lo de Bruni y Sarkozy? ¡Pues lo mismo, hombre! ¡Una trola!

2 comentarios:

manu dijo...

Ministro sin cartera? En fin, mi sueño imposible es que me paguen por no tener que ir al trabajo (que no a trabajar).

Anónimo dijo...

pues esto suena a algo parecido, ciertamente...Umberto Bossi, Calderoli...joder, parecen la defensa de la Fiorentina...