sábado, 18 de octubre de 2008

Otros mundos diferentes

Siempre me sorprende cuando acudo a una suspensión temporal de la ley vigente: un partido de fútbol provoca que la ley antibotellón no se aplique, que mágicamente se amplien los horarios de los bares o que la policía haga la vista gorda en cuestiones como tirar basura a la vía pública o destrozar mobiliario urbano. Te haces hincha de fútbol y llevas una navaja a un estadio, das palizas, exhibes símbolos nazis, te permiten desfilar por el centro histórico de las ciudades que visitas y encuentras un colchón institucional de políticos, abogados, directivos de clubes, columnistas, comentaristas, periodistas y todo tipo de fuerzas vivas que, de algún modo u otro, justificarán que seas un absoluto cafre y hagas honor a tu nombre de ultra comportándote como tal. Cuando Guus Hidink entrenaba al Valencia retiró al equipo al vestuario hasta que los trabajadores del Luis Casanova (antiguo Nuevo Mestalla) no retirarán toda la simbología fascista del estadio lo que provocó un montón de quejas por una actitud tan tiquismiquis del holandés, casi tantas quejas como esa manía de Jorge Valdano a ponerle bonitas palabras y seso al fútbol con las que se ganó el insulto de "poeta" con el que lo despedían de todos los campos de España...




Será que soy un quejoso que cada vez es menos futbolero pero, por Thor, que me gustaría que de vez en cuando también se suspendiera la ley para los que nos gusta, por ejemplo, ir al cine. Hay veces que salgo de la sala invadido por una euforia tal que casi no puedo reprimirme y me dan ganas de quemar contenedores, emborracharme hasta morir y juntarme con otros gafapastas para ir al encuentro de esos que dicen que no les gustan las pelis de Woody Allen y hacerles entender a golpes que Vicky Cristina Barcelona es sólo una pequeña cagadita de mosca en un impoluto curriculum.

Hace ya unos meses Nacho Vigalondo escribía en su twitter que se había cruzado con unos fanáticos literarios que iban por la calle gritando "¡Kenzaburo Oé,Oé,Oé!". Grazie Máyico Vigalondo, que diría Briatore. Este sería un mundo diferente si las discusiones sobre Filosofía terminaran a puñetazos o los kantianos y los hegelianos quedaran para darse de lo lindo en cualquier descampado. No ocurrirá más que nada porque dichas discusiones se producen entre gente que no suele tener ni media hostia y ver a un montón de ratas de cafetería dejando un rastro de pañuelos palestinos, zurrones de pastor y librillos de papel de fumar mientras intentan rodar por el suelo evitando que se les caigan las gafas es un espectáculo bochornoso.



Si este mundo fuera así esta mañana mientras que los policías se manifestaban en Madrid los que normalmente se manifiestan (mineros, señores de los astilleros, estudiantes, obispos pro familia...) tendrían que haber sido los encargados de seguir estrictamente las órdenes del Delegado de Gobierno y haber cargado contra los manifestantes. Hubieran ganado los policías, la verdad, aunque pensándolo bien Rouco Varela está bastante acostumbrado a repartir hostias todos los días. Ostias también pero lo que mejor hace Rouco es repartir hostias...

Pese a que los Cuerpos de Seguridad del Estado no suelen despertar muchas simpatías en nuestro país tampoc están solos. El Mundo lo deja bien claro: Los "agentes desafían al Ejecutivo". Un Ejecutivo personalizado, one more time en Zapatero, y que "ha chantajeado" a los "agentes" para que no acudieran a la manifestación. Este sería un mundo diferente si los periodistas no se hicieran empresarios, por ejemplo, y no se vieran obligados a escribir de esa forma sobre ciertas noticias. Digamos que su actitud ante otros huelguistas y otras huelgas en otros momentos puntuales ha sido menos favorable y más viniendo de un periódico cuyo editorial firma el accionista de un grupo editorial llamado Unidad Editorial. Me refiero a Pedro J. Ramírez metido en estos días en una pelea por el convenio del diario Marca cuya negociación gestiona el amante del periodismo de investigación y la cámara oculta de una manera que, fuentes sindicales indican, tachan de chantajista y amenazador. Ya me gustaría a mi que los periodistas y los informadores o como se llamen ahora pudieran salir a la calle alegremente a decir lo que piensan sin tener en cuenta el pensamiento generalizado de sus empresas...estaríamos ante un mundo completamente diferente, claro está.

Una cosa no quita la otra evidentemente pero, la verdad, era la mejor manera de terminar este post: futbol al principio y (diario de) fútbol al final. Y yo digo, y los atléticos se preguntarán hoy, para qué sirve un juego en el que, al final, siempre acaba ganando el Real Madrid. Y es que yo también estoy en este mundo, no se crean.

9 comentarios:

Paria dijo...

Y yo que pensaba que era el único que hoy se había quedado en casa...Malditos penalties en el descuento, sacan el antiglobalización que llevo dentro.

Por cierto tu que sabes de esto, ¿Cuál es la mejor manera de hacer llegar un guión de corto a una productora, si es que existe alguna manera?.

Lilith dijo...

Uff, ¿hubo penalties? Jo, me encanta... nada mejor que una tanda de penalties con Casillas, con eso, ¿quién necesita sexo?

Pero balompié aparte, flirteas muy bien entre el tema de los ultras y de la hipocresía y de Marián manifestándose y rasgándose la sotana porque a los niños en clase les enseñan educación.

Me gusta mucho esta entrada.

Señor Insustancial dijo...

Pretendo organizar una especie de chat que sólo se abrirá los sábados y que se llamará "El cementerio de elefantes" para compartir la enriquecedora experiencia de quedarse un día tan señalado en casa frente al ordenador....jajajajaa.

Ni siquiera he visto el partido porque le estoy haciendo una estúpida guerra al fútbol que, por otro lado, me gusta bastante. Cosas mías.

Unfffff...productoras y cortos...no controlo mucho como va el asunto por allí en Asturias pero sigue la optimística máxima de "con la mierda que se produce es posible que lo mío no sea lo peor que han leído".

O sea: échale huevos.

Lo mejor es que te hagas con un registro de productores de Asturias y rebusques a quien puedes conocer que conozca a un productor que te haga el favor de leer tu guión y comentarte.

Calcula: diputaciones, ayuntamientos, ayudas de la televisión autonómica...ese dinero se reparte todos los años y tú puedes ser el afortunado. Ánimo.

Si vas por las bravas a un productor lo normal es que te diga eso de "no leemos proyectos no solicitados" para no meterse en un lío de derechos, plagios y demás en caso de que estén preparando algo similar.

Procura conocer a alguien que conozca a alguien, llévate tu plan de intenciones preparadito y da imagen de solvencia. Es lo mejor. Si tiene pasta y es medianamente bueno lo producirán no tengas duda. Digo sólamente medianamente bueno, ni siquiera la hostia que es lo que será tu guión.

Si no lo ves claro autoprodúcete: tira de colegas, organiza alguna fiestica en un bar y atibórralo de tus colegas para que las copas sirvan para esa noble causa, vvende camisetillas, pegatinas o, más imaginativamente, proponte una especie de coproducción con colegas y sácales la pasta a ellos a cambio de un porcentaje en los,e ejem, beneficios futuros.

La mayoría de las tretas que funcionan están recogidas en "como hice 100 películas y no perdí ni un centavo" la biografía de Roger Corman, muy recomendable.

El sistema digital tiene muchas ventajas porque es muy barato y, si no necesitas muchas cosas, es lo mejor. Vigalondo rodó su primer corto con 500 pesetas. Quizás autoproducirse sea lo mejor a no ser que tengas una historia carísima.

Si necesitas ayuda házmelo saber, estaré encantado en echarte una manita.

Un abrazo y gracias por venir tanto...

Señor Insustancial dijo...

Hola Lilith,

Gracias por tus piropos y gracias por decirme que flirteo muy bien...aunque es mentira porque si fuera verdad no me hubiera quedado hoy en casa. Jé.

Un abrazako poetisa.

Jordim dijo...

Es una tontería decirlo ahora, pero cuando he visto que el arbitro añadía seis minutos, he visto el gol de penalty del Madrid en mi cabeza..

raquel dijo...

señor insustancial:suscribo lo que dice, aquí en valencia es algo a lo que nos tienen aconstumbrados más de lo soportable,con la cara al sol y la camisa del equipo toman la ciudad,no sólo el campo(de fútbol) y a esconderse toca!dan miedo,mucho miedo..además el estadio está cerca de los poblados marítimos,con sus emigrantes,prostitutas,y regias gentes a las que de vez en cuando dan una paliza,siempre en grupo,eso sí, que son muy deportistas ellos..y la policía?yo creo que son del mismo club de fútbol

Señor Insustancial dijo...

Hola Jordim y Raquel:

Siento lo del penalty, siento que Valencia esté como esta, la verdad. Pero que sepan que no se me quitan las ganas de caer de vez en cuando por allí.

Un saludo.

manu dijo...

Yo hice una huelga en la que ciertos medios de comunicación barrían hacia nuestros mandamases. Algunos colectivos laborales somos más proclives a ser utilizados como pinpanpum por la opinión pública.

Eso sí, éramos 3000 en la calle tranquilamente y nada. Salían 30 enseñando el culo en no sé dónde y a esos los sacaban en la tele. Mierda de pacifismo...

Señor Insustancial dijo...

Ah, es que eso es muy típico. Cuando los trabajadores de Sintel acamparon en la Castellana para decirle a todo el mundo que Telefónica los había dejado en la calle el alcalde Álvarez del Manzano salía cada dos por tres en Telemadrid diciendo que no estaba en contra pero que la ciudad estaba fea...

Luego reportajes y reportajes sobre las vecinas (todas de mucho dinero) quejándose de que no podían pasear a los perros y, en el remate, se denunció el asentamiento desde la misma cadena y los periódicos y radios que ustedes saben diciendo que estaban dando cobijo a vagabundos (era cierto pero no era malo) y que se vendían drogas y se prostituían señoritas a las que se les alquilaban las tiendas. Fue increíble.