domingo, 19 de octubre de 2008

¿Por qué no se ríen los políticos?

Ciudadano Bob Roberts (1992), primera película de Tim Robbins como director, es un mockumentary sobre la campaña electoral del político extremista del mismo nombre. Por desgracia es una de esos chistes que ha pasado de moda ya que la exagerada dimensión de sus chistes (políticos que provocan guerras para lucrarse, políticos pringados en oscuros negocios inmobiliarios, políticos pringados en operaciones paralelas de la CIA, políticos que manejar los medios derechistas americanos a su antojo, políticos desleales que simulan situaciones de peligro para relanzarse en las encuestas, políticos que basan su campaña en organizar redes de contrapublicidad que pongan en solfa la moralidad de sus candidatos, políticos que pueden presentarse a un debate electoral para no decir absolutamente nada etc.) ha sido desgraciadamente superada por las tres últimas campañas electorales norteamericanas y sus efectos colaterales han infectado los procesos electorales europeos recientes (Italia, Francia y España).
En una de las secuencias de la película Bob Roberts acude con todo su equipo a una especie de Saturday Night Live capitaneado por John Cusack para cantar un par de canciones (Bob es también una especie de cantautor derechista que ha versioneado las canciones de Dylan a su antojo) lo que provoca el mosqueo del equipo de actores y el de una de las productoras ejecutivas que es despedida.

Podríamos decir que la peli de Tim Robbins es completamente premonitoria: anoche Sarah Palin acudió a Saturday Night Live. Ni que decir tiene que el gesto ha sido interpretado como la última pirueta mortal de la campaña republicana para alcanzar a una audiencia mayoritariamente compuesta por estudiantes, profesionales liberales y, sobre todo, para alcanzar a aquellos lugares donde los republicanos no tocan pelo que no es otro que estados como Nueva York, Massachusset o California (en lo que ha elecciones presidenciales se refiere).


SNL se ha convertido en uno de los bastiones del pensamiento demócrata, sus guionistas se eligen, normalmente, entre licenciados y doctorados de universidades como Yale, Harvard o Berkeley y eso se nota. Lo normal es que uno llegue a ser guionista de dichos programas cuando ya ha pasado de largo la treintena y acumula mucha experiencia en otros programas o publicaciones tipo National Lampoon. La mesa de guionistas de SNL no ha dudado tampoco en recoger talentos mucho más naturales como los de Eddie Murphy, Chris Rock, Steve Martin, John Belushi, Andy Kauffman y un largo etcétera.




El caso es que Tina Fey (¡Dime sí o me iré con Sarah Silverman!), que ha vuelto a SNL para hacer estas parodias porque sigue embarcada en la serie 30th. Rock, se parece bastante a Sarah Palin y se ha pasado los últimos meses haciendo descarnadas parodias de la protovicepresidenta. La más celebrada es confrontar el discurso de Hillary Clinton (interpretada por Amy Poehler) y el de Palin en diálogos chiflados como este:


Hillary: Creo que el Cambio Climático está causado por el hombre.


Sarah: Yo creo que es simplemente Dios que nos abraza con fuerza.


Anoche Lorne Michaels (productor y creador de SNL, el que tiene que hacer ese trabajo de bregar con los invitados incómodos ya que es parte de la decisión de traerlos y el depositario de las quejas si es que las hubiera) compartió el arranque del programa junto a ella y el comienzo de un sketch sangrante en el que Alec Baldwin confundía a la gobernadora de Alaska con la actriz. Ni que decir tiene que Fey, furibunda demócrata, no se permitió pelotear a la Palin y que SNL no tuvo piedad con las meteduras de pata de la campaña republicana pese a su presencia en el plató. Fey no compartió ni una línea con ella e hizo mutis por el foro en el momento en que la Palin dijo eso de: "¡Desde NY, en directo, es sábado por la noche!".

Pese a que en España nos las damos de campechanos los políticos españoles no suelen prestarse a ests cuchufletas ni en campaña (Antonio del Real sacó en un pequeño papel a Mariano Rajoy en Villa Arriba, Villa Abajo y la Junta electoral suspendió el episodio...esas cosas están expresamente prohibidas aquí) ni fuera de ella. Mala señal que no tenga ningún interés invitar a un político a un programa que no sea estrictamente de entrevistas o de temática política...¿Es que esta gente no se tira pedos? ¿No le gusta la música? Me molesta profundamente la falta de calidad cultural de nuestros políticos y que no sepan mantener una conversación medianamente interesante, cuando se quieren hacer los campechanos dicen que les gusta leer cosas como La Catedral del Mar o escuchar a Mocedades y cuando se quieren hacer los intensos...bueno, es de coña, la verdad. ¿Es que ninguno tiene gustos normales? ¿O es que en realidad no tienen ningún interés por nada? ¿Se acuerdan del pollo que se montó cuando Trinidad Jiménez quiso llevar una chupa de cuero? ¿Y cuando Carmen Calvo dijo que el "heavy metal y la música rock también eran cultura"?

El Hormiguero lo demostró el 16 de octubre invitando a González Pons, diputado del PP, al programa. El desastre fue evidente por la sencilla razón de que esta generación de políticos españoles no sabe nadar contra corriente y prefiere entregarse a entrevistas y francachelas de informadores afines que les allanan el terreno con todo tipo de preguntas que parecen hechas por su propio gabinete de prensa. Que Aznar, siendo presi, se negara a dar entrevistas a El Pais o a la SER ha sido un precedente criminal y poco edificante.










Digamos que Pons, que sabía que estaba en un programa de Cuatro, no se prestó nada más que a los sketches que él mismo trajo preparados pero no mucho más ni siquiera en un absurdo concurso de jeroglíficos y contestaba entre risitas nerviosas o "ZP" o "Rubalcaba" sin que nadie cogiera la dimensión cósmica del chiste. Se hizo un flaco favor apareciendo como un muñeco sardónico, plano, sin punch, sin ninguna gracia...muy en el tono del programa, por cierto. No hacía falta ir hasta el plató de la Calle Alcalá para decir que Rajoy te había mandado un SMS diciendo que le gustaba el programa, la verdad, y menos para poner cara de palo por un clip bastante flojito. Fuera queda el comentario sobre la ilusión que le hace a Pablo Motos mande un SMS...si yo hubiera sido el asesor de imagen del político le hubiera dictado lo siguiente: "Me encanta el Hormiguero...¡Pásalo!"
¿No hubiera estado mucho más en línea con el programa? La verdad es que todos tienen una intensa reticencia a reírse de ellos mismos y eso es muy malo porque el que sólo tiene sentido del humor para hacer gracias sobre los demás demuestra no tener, en realidad, sentido del humor si no una capacidad más o menos desarrollada de señalar los fallos del contrario, ser un acusica vaya.



Además los colaboradores de Motos tampoco estuvieron mucho por la labor y prefirieron o entrar y salir tímidamente y hacer como que este señor no estaba ahí o como Flipy hacer una reivindicación por la inversión en investigación científica que Pons intentó justificar como un error de ZP para luego decirle: "Me gusta más tu hermana" por el personaje que hace el cómico vestido de chica. Flipy contestó: "Mi hermana es gilipollas". Una salida de tono que, en realidad, venía a decir "voy, hago mi mierda y usted no se meta, por favor".




Entre medias Pablo Motos que en los últimos tiempos demuestra más tino bregando con mancuernas y aparatos para ponerse fuerte que para dirigir su programa procuró salir en auxilio del político (al que me imagino se cruzará por Valencia) de la peor manera posible echando broncas y acelerando los chistes tontos e infantiles que se hacían sobre el PP que, la verdad, tampoco eran como para salir en defensa del invitado. Un cambio en la actitud de Motos que, sin embargo, no tiene empacho en poner en peores situaciones a otros invitados ya sea Matt Dallas (Kyle XY) al que entrevistó sin tener ni idea de inglés ni intérprete o Sylvester Stallone al que sólo faltó que le recordara que había hecho películas porno.

¿Se merece un trato diferente González Pons que un actor norteamericano? Motos pensaba que sí y esa es la actitud que hace que muchos de nuestros políticos piensen que los medios están a su servicio, para hacer la pregunta que toca...la verdad me quedo más con la cintura de los políticos americanos, ni que decir tiene que Sarah Palin rió cada uno de los chistes malintencionados que se hicieron sobre ella durante toda la noche, aplaudió y se fue de allí con un enorme dolor de estómago pero, al menos, nadie se salió intencionadamente de su papel: los cómicos hicieron comedia y nos políticos repartieron sonrisas y se prestaron a lo que sus potenciales electores esperan de ellos: que se pongan a su servicio sea para hacer carreteras o convertirse en parte de un chiste.

8 comentarios:

manu dijo...

¿Es que esta gente no se tira pedos? ¿No le gusta la música?
Pensar que pueden ser humanos me intranquiliza, porque entonces resultará que el extraterrestre soy yo.

El periodismo político, en lo tocante a entrevistas a los susodichos, es de bajo perfil, aséptico y -valga la rebuznancia- políticamente correcto a más no poder.

Tanto reirnos de los USA y realmente son ellos los que saben reirse de sí mismos. Aquí se toman demasiado en serio, y pobre del que no tome a nuestros politicuchos con la debida reverencia y boato :(

Jordim dijo...

En España tenemos mucho que aprender de la televisión americana, o sea de los americanos, y eso es muy duro tener que admitirlo.
Cuando oigo hablar a cualquier politico español me da la sensación de que su verdadero discurso u opinión está a miles de kilómetros de distancia..

Azul (MrBlue) dijo...

Cassettero: término acuñado por los periodistas argentinos para denominar a los futbolistas que repiten una y otra vez las mismas respuestas sin esperar ni siquiera a la pregunta (aquí se podría aplicar a los Políticos)....Mientras el humor la capacidad de reírse y hacer reír es síntoma de inteligencia en la cultura anglosajona en la nuestra, en la judeo-cristiana, se toma como símbolo de idiotez y simplicidad...mal vamos...

Edu Galán dijo...

Cuando estuvo en el Festival de Cine Solidario de Madrid, le pregunté a Tim Robbins sobre esta película. El tipo, alto de webs, me miró y me dijo: “Tío, muchas gracias. Es raro que alguien se acuerde de esa peli. Estoy pensando en volver a editarla en DVD con un montón de extras. En ellos, mostraré cómo ha sido una película profética en todos los sentidos”. Después, criticó a Gallardón por apoyar la guerra de Irak ... y Robbins y el festival no volvieron nunca más.

Señor Insustancial dijo...

En realidad lo que creen los políticos es lo que dijo esa sapiencia suma con patas llamada Eduardo Zaplana durante los días del 11-M: "Los socialistas están intentando aprovechar un hecho aislado de nuestra historia para que afecte al normal curso de la política".

Ergo, los políticos en España piensan que lo que ocurre en la sociedad no debería de afectar a las instituciones...¿comor? Pues sí, ese intento de separar sociedad y política los lleva a funcionar como una clase apartada del resto y, claro, una clase que cada vez se ríe menos, que está menos en conexión con lo que ocurre a su alrededor y que tiene que marcar mucho los hechos diferenciales tipo "no puedo ir a comprar al mercado por las cosas de mi cargo y por eso no se el precio de las cosas".

Mentira. Su obligación es saberlo porque están ahí gracias a los que les votan y para servir a todo quisque.

Esa manía de querer parecer más cultos despreciando la cultura popular pero luego, a la mínima, irse a dar una vuelta por la verbena de turno para fotografiarse con un gorrito regional para hacerse los campechanos es lo que es ridículo. ¿Por qué alguien querría parecer más tonto y poco instruído de lo que realmente es? Pues será porque, en realidad, esta nueva clase política es así de mediocre que no vale ni para hacer un chiste con gracia.

¡Edu! ¿Tim Robbins? ¡Qué grande! La verdad es que la película pasó very desapercibida en los States donde es casi imposible encontrarla en DVD; curiosamente tampoco en Londres pude encontrarla y las veces que se ha puesto en el Plus lo ha hecho sin remasterizar, con los colores algo jodidos y un doblaje lamentable pero es un peliculón donde ¡Gore Vidal! hace un papelón de oponente y se marca un speech increíble cuando comenta la propaganda de la Casa Blanca para intervenir en la Guerra de Kuwait. ¡Jack Black! haciendo de fachita...¡Alan Rickman! de asesor...grande, grande. Lo que no entiendo es por qué la TVE no la emite...por cierto que dicha peli fue publicitada por Telemadrid en un late night que tenía el Gran Wyoming que se llamaba "La noche se mueve" donde las críticas de cine las hacía Máximo Pradera haciendo de decapitado...o sea también premonitorio.

Un saludo.

raquel dijo...

creo que sólo se ríen de sus propias gracias,y esperan que les siga el resto, como cualquier narcisista(aislamiento,falta de contacto con la realidad,enriquecimiento sin apenas esfuerzo,corte de aduladores), veamos: quién en su sano juicio podría soportar sin rubor ver su fea cara colgando de todas las paredes y farolas de la ciudad cada cierto tiempo?

ENRIC dijo...

Merhaba Mr. Insustancial,
Vi ese Hormiguero y, la verdad, estuve vomitando durante tres cuartos de hora. La jeta de Pons se me había quedado adherida a la mente como uno de esos perfumes pegajosos que de vez en cuando tenemos que sufrir. Esas sonrisas forzadas, esa cara de "que se acabe, que se acabe ya, jodeeer"...(y eso que le dieron vidilla -mucha más de la que dan a algunos periodistas "sospechosos" de estar "seducidos por las izquierdas" en Intereconomía o Veo TV-, ese nivel supino a la hora de contestar los acertijo-bromas de tres al cuarto... vaya, un asco total!
Los políticos de aquí son de plástico transparente, como esas muñequitas tan molonas que se usan para jugar a juegos privados. Lo son porque se les ven las intenciones a la legua. A menudo se nos muestran como son, aburridos, incultos, falsos e interesados. Llegan a un mercado municipal en plena campaña electoral y tragan carros y carretas del viejo pescatero facha o rojillo que algún día soñó con este momento y ¡por Tutatis! no lo desaprovechará; reparten flores y pegatinas, se dejan rozar por el populacho sudoroso... Un mes más tarde "ni cobrando" pisarían ese mercado y, si en un mal trance se cruzan con los de Caiga quie caiga, o huyen o ponen cara de poker maldiciendo su mala fortuna.
Los Yankees son de un plástico más duro, más resistente y opaco. Se rien, sí. Son complacientes con el público, sí. Encajan, como buenos actores, todos los insultos y escupitajos verbales que se les lanzan, si. Pero después resulta que aparecen escándalos por doquier. Mienten cada vez que abren la boca, sí. Usan un lenguaje prepotente y nos miran por encima de nuestro hombro, desde las atalayas donde tienen preparados los misiles apuntando hacia Europa y Asia y la otra America...
Entrevistar a un político, por lo general, suele ser una pérdida de tiempo. Jamás dirán lo que esperarías que dijera un politico honesto y dispuesto a servir al pueblo.
Y luego les extraña que la abstención avance como un bulldozer. Vivir para ver...
Cordiales saludos camarada.

P.S. Lo que dijo de Angelopoulos me parece injusto. Bien que "True blood" (ya comencé ¿para cuando el 7º?) es una serie excelente, ágil, molona porque sí pero, amigo, ¿vio Ud. Paisaje en la niebla? ¿es eso cine aburrido? NO NO y NOOOO!!!
Moretti es otras cosas, maravillosas cosas pero distintas.
Las imagenes de Angelopoulos son puro arte (¿es aburrido un cuadro de Turner, un Constable, un Pollock...un Fontana?
No todo tiene que ser tan rápido, y repleto de color. Dale tiempo a Theos y te sacará luz de las tinieblas, fuego del hielo, musica del silencio y blancos del negro.
¡Viva Theos Angelopoulos!!!
Carajo!!! (y perdón por el tono camarada).

Señor Insustancial dijo...

Ok, gentes levantinas...

La clase política está últimamente aleccionada para lo que se da en llamar como "respuestas que hasta un idiota podría entender y dale una palmadita para salir corriendo.

Si te identificas como votante te dirá "verás es que yo pienso igual que tu pero este o el otro no nos deja...", si le dices que no le votarías ni de coña lo normal es que te diga algo así como "en el fondo todos perseguimos lo mismo pero con diferentes fines". Lo normal es que te den una palmadita y salgan corriendo. Parece que no quieren cometer el error de que tengas estudios primarios y los pilles en un "Ej que" o en un "haiga". Lamentable. A costa de rebajar las expectativas de su política para alcanzar el power son como más torpes. Aznar puso de moda a un tipo de político que de neutro daba asco: no tenía nada excepto el mensaje de que "peor que estos no lo voy a hacer". Jamás se le vio en un concierto decente, ni leyendo un libro normal, ni haciendo cosas de persona normal. Le dio al padel, al ski de marcha ese y a eso de correr cuando ya estaba en el poder, nunca dijo si le gustaba leer y qué autores le gustaban o si escuchaba música. Si les preguntas las respuestas son estandar: sí, leo a los clásicos, mi libro preferido es El Quijote. Sí, escucho música, sobre todo a Mozart. Sí, me gusta el cine sobre todo Berlanga. Sí, me gusta la pintura sobre todo Velazquez. No, no cuento chistes porque se me da fatal.No, nunca me he emborrachado o sí, espere una vez siendo joven pero no me acuerdo. No, nunca me ha gustado salir de marcha. No, nunca me gustó dar la nota excepto en las manifestaciones propias de mi cargo electo como secretario de juventudes. Sí, me gusta la mujer, mujer. Sí, veo la tele, los partidos de fútbol y los documentales de la 2 (¡Ni siquiera dicen los Informativos para que no les pregunten cuáles ven!). No, no voy a misa pero respeto a quién lo hace...

En dicho perfil encaja el 99% de la población dejando claro que han mentido en lo que leen, lo que escuchan y lo que ven. Clinton podía ser un cabronías con su señora pero su gestión económica fue impecable, dijo que le había pegado a los canutos y que le gustaba el jazz descubriéndose como un tío con una biografía juvenil bastante intensa. ¡Coño el propio Reagan había sido delator de comunistas en Hollywood y lo decía super orgulloso! ¡Bush le pegaba a la farlopa y a la priva y lo dijo! ¡Y lo votaron!

Pues aquí nada, mediocridad. Una pena.

Le tengo ley al Estados Unidos ese de Kerouack, Mapplethorpe, Allen, Twain, Dylan, Guthrie y tantos y tantos y tantos. Su convulsa historia sindical, los años 20, el crack, los 60...demasiado interesante para que caigan en el olvido. Me parece un sitio estupendo para sentarse a mirar sin complejos y que los tiempos en los que estaban gobernados por militaristas mangantes (Wilson, entre ellos) han vuelto pero vemos como lánguidamente se van cayendo del tiesto y es posible que veamos uno de esos renaceres ideológicos tan interesantes y refrescantes.

Ay...Amic Enric...siento lo de Angelopoulos y que te vaya el cine así como artístico...creo mucho en Fuller, Hitchcock y Peckimpah y que el cine tiene que irse a ver al cine y no a los museos.

Angelopoulos tiene un hueco en mi corazón por ser de los nuestros pero la cámara es algo para mi sagrado y ha de adorarse como tal. El que quiera hacer cuadros que compre pinceles. Lo dije por ahí elogiando a Boyero. De todas maneras, y como te tengo ley, le daré una nueva oportunidad que es posible que me haya perdido algo.

Un salud-azo enorme.

PD: Creo que se me ha ido la olla, ustedes perdonarán.