domingo, 23 de noviembre de 2008

¡Que bien lo "pasemos"!

Un país que persigue a sus cómicos a pedradas hasta arrinconarlos en las puertas de los juzgados se merece un sino terrible: convertirse en un mal chiste.
El chiste que más nos gusta en España es ese en el que van in inglés, un francés, un italiano y un español y los tres anteriores acaban haciendo completamente el ridículo. Si además el francés se muere, el italiano resulta ser un cornudo y el inglés nos devuelve Gibraltar ya, directamente, lo estás recibiendo día si y día no en el e-mail.
A los españoles no les gusta que lo toquen lo suyo: Ahí está Ángel Martín que va a pasar por los juzgados por una demanda de Telecinco o Jordi "El Follonero" Évole que se las va a tener que ver con los tribunales con la Falange a la que le pareció que el programa "Salvados por..." (La Sexta) "se burlaba y atacaba a miles de españoles". En él se pudo ver como el cómico depositaba unas flores con los colores de la República y a dos actores vestidos de falangistas dándose piquitos y bailando un cha-cha-chá.
No está en mi ánimo darle argumentos a la Falange, claro está, pero Évole no es el primero que habla de falangistas homosexuales ("maricones" según ellos mismos o "desviados" según los pasquines repartidos esta semana por la clínica Carlos III). Muy pocos años después de la fundación de ese simpático partido con ínfulas de "único y transversal"(ahora cómicamente separado en facciones como las de La Vida de Brian), en los años 30, ya se rumoreaba de forma insidiosa, venenosa y también humorística sobre la afición de muchos falangistas de captar a la muchachada juvenil que se reunía en los billares de la capital y de tener cierta tendencia a introducirse con otras razones que las meramente políticas. El muy interesante mediometraje "El elefante del Rey" (Victor García León, 2000) hace un chiste, extendido en la época, sobre esto mismo en una foto fija en la que José Antonio Primo de Rivera besa a un aguerrido falangista en la calle durante una algarada. Será que no fueron a verla.



De todas maneras no me extrañaría que en la ultraderecha hubieran militado muchos gays a tenor de lo que ha ocurrido con Haider, Fortuyn, o en la alemania nazi con Rohm...obviaré dar nombres, porque la seguridad es lo primero en ese caso, pero existe una persona que conozco que vive atrapado en una rara parafilia sexual rollito pronazi y que alterna con grupos de radicales del fútbol, partidos de ultraderecha, organizaciones nazis y otras lindezas atraído por la estética y ligando de cuando en cuando con algún sujeto que, claro está, sufriendo "el síndrome del novio de Falete" sigue siendo heterosexual (en su imaginación, claro). Como dicho testimonio forma parte de la vida de otra persona no daré más detalles.

Lo del sketch del "facha-chá", bueno, puedo entenderlo pero me ha hecho mucha gracia que se enfadaran por lo de las flores cuando, por ejemplo, en una visita que hice con el Instituto al Valle de los Caídos más de uno y más de dos de mis compañeros escupieron sobre la tumba (que nadie se crea que fueron los primeros, que hay gente que lo hace y de ahí que el mármol presente un interesante aspecto aleopardado) o pegaron pegatinas con la A anarquista, la bandera republicana, la hoz y el martillo o de la Teleindiscreta a la mínima de cambio y en cuanto no parecía que nadie los mirara. La imagen de la virilidad de la Falange sin duda se va a ver tremendamente mermada por culpa de este incidente de las florecillas pero claro, antes se vivía mejor, y siempre podías juntar a unos cuantos y salir por ahí a dar hostias con la connivencia de más de uno y más de dos comisarios.


En España nos gusta mucho reírnos pero de los demás y hay que evitar reírse de cualquier institución. Las instituciones está repletas de gente que dice "yo me río como el que más de un buen chiste pero..." y que cuando te lo está diciendo te está contando que no te rías del rey, de los curas, de los políticos, de los militares, de los dictadores y ahora, tampoco, de las empresas privadas.


¿De qué podemos reírnos entonces? Pues de los pobres, por ejemplo, de las prostitutas, de las hijos de las prostitutas, de los gitanos (de estos mazo), de los homosexuales, de los gangosos, de los gordos, de los enanos, de las mujeres en general, de las personas de pueblo, de los que van en silla de ruedas de los tartamudos, los mudos, los mancos, de los enterradores, de los camareros, de los animales de la selva, de los calvos, de la gente con síndrome de down, de los tontos del pueblo, de los cojos, los yonkis, los alcohólicos...sólo con esa temática y sus posibles combinatorias muchos humoristas han hecho una larguísima carrera que los ha llevado hasta los top five de ventas de cintas de gasolinera y con esos mismo mimbres todos los graciosos oficiales de bar se han labrado una fama de "cachondos" que, a veces, los ha llevado incluso a ser considerados como imprescindibles en bodas, bautizos,comuniones y fiestas de empresa.


Gracias al blog del Juez Roy Bean leí hace unos días esta más que interesante entrevista a Eric Idle componente de la Monty Pithon. Si le echáis un vistazo os enteraréis de lo serio que es hacer humor, de lo que cuesta y, claro está, de donde sale tanto talento. Es muy posible que, hasta ahora, las instituciones españolas se hayan enfrentado sólamente a un grupo de cómicos armados con algunos cuantos chistes chuscos y que no se cargaran a Azcona por la simple razón de que no entendían muy bien de qué coño iban sus películas (para mí sigue siendo un misterio cómo fue posible que películas como El Verdugo o Plácido se estrenaran en nuestro país sin ningún problema...aunque hay que decir que en ningún momento fueron películas muy taquilleras en su época) y que ahora se enfrenten con una pandilla de mozos y mozas con un título universitario que además quieren hacer reír a costa de lo que sea.

Todo es una cuestión de enfrentarte con alguien que quiere de verdad poner al Emperador en pelotas frente al espejo y no ser el más simpático de la Feria. Es el momento de ser unos pecadores de la pradera, unos fistros capaces de meter en la misma línea cómica las palabras Dictador y gay con total libertad. Que nos perdone Vasile y la Falange pero es que la mayoría de nosotros hemos nacido después de los dolores y nos apetece reírnos de lo que nos da la gana ya sea el dictador o la forma en la que rellenan su parrilla. A veces es muy jodido escuchar una verdad y más cuando te la están diciendo con una sonrisa en la boca pero es lo que hay, pecadores.

Para que no quede duda nosotros creemos en que España es UNA, GRANDE y FOLLONERA.

21 comentarios:

gromland dijo...

Es que resulta obvio que se enfanden, amigo mío (si me permite que le llame "mío"): esta juventud artificialopécica y tirando a cabestra se han grabado a fuego como único recurso para salir de la podredumbre mental en la que se hallan inmersos la adhesión a un ente superior, una fagocitante camarilla que envuelve de manera mimosa a sus seguidores arrullándoles con la nana "negros, mendigos y maricones, mátalos y te crecerán los cojones"; y los pobres muchachos, incapaces de ver la insesatez de esos razonamientos aunque se la tatuteen a lo Memento, no aceptan el que su ÚNICO modo de vida se vea atacado tan vilmente como hace el estimado Evolé (es que poner esas flores en la tumba del Innombrable no tiene perdón de Dios, coño!!).

Quizás, y no se crea que lo digo en broma, debería llegar el día en que dejáramos de reírnos de esos benditos anormales y comenzaramos a explicarles con paciencia y buenos modos que están completamente equivocados...

... Y si la paciencia y los buenos modos no funcionan, se les aplica el programa Ludovico (el que le enchufan al "drugo" Alex de "La naranja mecánica") y santas pascuas y feliz año nuevo.

Afectadísimos y republicanos saludos.

manu dijo...

¿Era El gran dictador o El gay dictador? Joé, la dichosa neurona.

Y luego dirán que somos 5 ó 6... ¿eso lo canta la Falange?

Todos somos muy campechanos hasta que nos pisan los juanetes. Como siempre, los poderosos tienen la piel más fina y abogados estupendos, de manera que riámonos de los mierdecillas como nosotros, que eso es fácil y no tiene peligro.

Señor Insustancial dijo...

Bona nit a totom (y a vosotros también),

Gromiano,
La muchachada fascista está despistada pero, sin duda, me asusta un poco que cosas que pensábamos que ya no iban a pasar nos ocurran tan de poco en poco...estos no se extinguen y persisten pero porque son muy útiles a los que, de verdad, tienen voluntad de poder...de ese y del de tocarnos los cojones. Que esa es otra.

Yo a estos, y por venganza, los hacía escolarizarse pero en el distrito educativo de Karachi a ver si nos dejan en paz.

Manu,
Era el Gran dictador gay, si no me equivoco y, sí son mucho más de cinco o de seis mendas. Sobre el humor que se hace en España me quedo con eso que decía Sabina de Sardá: "Es como ver a un señorito haciendo chistes a costa de la criada". Qué sabio.

Un abrazo enorme a los dos (y a totom).

raquel dijo...

Por distintos motivos que no vienen a cuento,busco pasajes biográficos de la infancia de personajes relevantesde la Historia (cosa harto difícil,le aseguro,la vida de la mayoría empieza tras su paso por el ejército o similar) y al hacerlo,me llamó la atención la de algunos cómicos, marcada por el abandono afectivo o distintas formas de explotación..ahora me encuentro de nuevo con la de Eric Idler,que nos llevaría ,así a primera vista,a relacionar una cosa con la otra,..pero entonces,este, sería,necesariamente un país con un gran sentido del humor,no cree?

Señor Insustancial dijo...

Hola Rak-el,

Pues no lo se, en España, tradicionalmente, el cómico era pobre y se dedicaba al faranduleo como herencia familiar mientras que en Inglaterra los actores y los cómicos siempre han sido muy respetados socialmente...

Por seguir en esta línea me imagino que a lo que se refiere Idle en su entrevista es más a lo meramente afectivo que a lo económico. Aquí el cómico es pobre pero querido por su familia cosa que a Idle o a Lenny Bruce o a Richard Pryor les faltaba. Creo que,muchas veces, pasarlo mal por cualquier aspecto hace que las cosas se vean con más claridad, de forma más cercana y, por tanto, sea mucho más fácil hablar de ellas para darles forma y, por fin, sacarte la espinita.

Intencionadamente te proteges contando cosas tristes como cosas divertidísimas o no tienes más remedio que descojonarte de las desgracias para seguir viviendo. Luego está el humor como liberador de los complejos, siempre se suelta más uno que despreocupadamente se ríe de sí mismo para luego, más tranquilo, poder sacarle los colores a los demás. Asumirte como objeto o personaje cómico te procura una coraza tremenda ¿Quién puede llamarte gordo? ¿O gafotas? ¿o cualquier otra cosa si eres tú el primero que lo asumes y haces chistes? La crueldad de los idiotas consiste en señalar burdamente tus defectos, la defensa ante eso es adelantarles y señalárselos tú mismo...de eso modo se quedan sin argumentos.

Esa crueldad es muy típica en nuestro humor popular que siempre señala a un tercero, más débil. Es la diferencia entre el autor del Lazarillo y el autor de El buscón. Uno lo cuenta en primera persona y se implica yel segundo se ceba en el personaje principal. Lo segundo es mucho más fácil y, por lo tanto, más extendido.

Joder, creo que me he liado. Bueno,no importa, aquí queda.
Un saludo enormeous.

raquel dijo...

A mí me gustaba enlazarlo más con esa falta de humor de los falangistas..y de nuestra identidad cultural en relación con el humor.Es intersante saber,que en Inglaterra se valora más y mejor al cómico para que un niño triste pueda identificarse con otra forma de expresión de su malestar.En este inconsciente colectivo de nuestra querida españa,la culpa y el victimsimo,tienen mucho más valor social,son muchos años de nacionalcatolicismo,mírelos si no,como reaccionan ante la broma o el absurdo:se sienten atacados,victimizados y se defienden con violencia (esta vez la institucional)estos mismos que a su vez exiben una carjada vejatoria ante quién pueden y al que no entienden:amargados y paletos,es lo que son..la inteligencia,además les da envidia,y lo más triste es que tienen tantas o más carencias afectivas que los otros,pero se sienten reflejados en el estereotipo man que menos conlicto les crea y que más poder les da, esto si esta reforzado por la norma en este país nuestro.
cuantas más pelis de estas de hombres de las galaxias y leias inmóviles que no manejan espadas nos vayan dando,más frikis seremos unos y otras.Por favor,que las chicas puedan verse también en las pelis,no sólo en las muñecas.Y no hablo de las que hace angelina jolie.
Qué sueeeñoooo
Ah.se me olvidaba:el otro día albert pla salió corriendo:y es que mi amiga natalia vive en el lado más bestia de la vida,escribe poesía y es mejor que él,más buena y más vacilona(parece que no le sentó muy bien,hasta se dejó el plato en la mesa)
saludos a tothom(así se escribe)si va a venir por levante,recuérdelo,ah y recuerde también que en el levante hay crimenes en castellón , valencia y alicante.cuidado.
por aquí está invitado:podemos tomar cualquier edificio del río son todos de calatraba:monísimos,,y le enseñaremos algunos de los misterios mejor guardados de la ciudad.

Antonio Rico dijo...

Flipante la coincidencia fotográfica. Y de contenido también andan muy parecidas nuestras entradas, aunque contadas con muy diferentes estilos. Extraordinaria la tuya, por cierto.

Señor Insustancial dijo...

Hola a dambos!

Rakel...
En realidad las instituciones son igualmente reaccionarias pero, en realidad, no se les ocurriría llevar a nadie a un tribunal por muy sangriento que fuera el chiste. En realidad creo que es una forma de llevar el voto, que es un contrato social, hasta sus últimas consecuencias: usted me vota y yo le doy permiso para reírse de mi. En el caso de la institución monárquica pues lo mismo, me dejas sentarme en el trono y no pagar impuestos y puedes descojonarte.

Rick Mayall (uno de los mejores cómicos ingleses) firmó una serie en los 80 titulada "The New Statesman" (El nuevo hombre de estado) que era una descarnada crítica al Partido Conservador inglés -entre otras cosas los culpaba de las Malvinas, de enriquecerse a costa de los trabajadores, de ser asurdamente hipócritas etc.- y nadie lo llevó frente a un tribunal. Muy recomendable, por cierto.

Pero sí, de todo debe de haber y es cierto que aquí cualquier cosa que sepa a idea medio elaborada nos solivianta en exceso y más si la institución es poderosa.

No me extraña la salida de Albert Plá, la verdad, es huidizo en lo que al contacto humano no controlado se refiere y se muestra bastante poco dado al asunto de ser preguntado en público por sus actividades si, encima, tu amiga lo rodeó un poco pues mal tirando a fatal puso tierra de por medio ¿Por qué no dejásteis que fuera el más rarito de la reunión si es como mejor se lo pasa?

El género (cinematográfico y literario) sigue siendo masculino pese a la entrada de mujeres entre las filas de lectores y espectadores. De hecho las heroínas de acción atraen tanto a los mozos porque están buenas -evidentemente- pero sobre todo porque disparan y se comportan como tíos. En defensa de los freaks diré que ya intuíamos que Carrie Fisher era un cañonazo en las dos primeras partes pese a vestir como una monja setentera primero y como una monja alferez después. El Retorno del Jedi hizo que muchos gritáramos: "¡Lo sabíaaaaa!". Con placer, por cierto.

La toma de los edificios de Valencia se producirá en Primavera, gracias por la invitación. Te tomo la palabra y me reservo el derecho a exigir conocer todos los lugares escondidos de la capital (obviemos en esta primera visita, por el bien de todos, las macrodiscotecas...ya habrá tiempo).

Antonio,
Efectivamente hemos conseguido una rarísima afinidad en los temas. Te propongo que encuadremos estos asuntos en una campaña titulada: "12 meses, 12 guasas".

Un abrazo a ambos y gracias.

Azul (MrBlue) dijo...

Cuanta razón tienes señor Insustancial!! además esta entrada (y algún comentario de tus lectores) que el humor en España se identifica con alguna tara o incapacidad mental o física, con algún paleto haciendo gracia con su acento y cosas por el estilo...en fin, menos tenemos internet para poder reírnos con gente como Bill Hicks, Maher, Pallin y demás aristócratas del humor... Saludes a todos!

raquel dijo...

la verdad es que se hace difícil no encontrar personajes esteretipados en el cine en general,el de superheróes no va ser una excepción. aún recuerdo mis primeras pelis de peque,que lo que más me gustaba de ellos era lado tierno y las escenas con la chica.sobre todo si acababan juntos.no recuerdo nada más hasta mayor,pero ahí ando yo, disfrazada de leia con catorce años,supongo que la vería disparar también.
albert plà fuè un encanto,pero es verdad,tiene tanto de tímido que asusta,creo que lo pasó bien y se llegó a reir,pero al final había demasiada gente a su alrededor y ya le digo,sin terminar de cenar se fué.
estoy buscandole una obra de teatro de heroínas de comic que vi el año pasado aquí en valencia,y no la encuentroo,ahhh,
saludos

Tomás Verléin dijo...

De nuevo Señor Insustancial una entrada con la que me identifico plenamente. Tendía a no verlo de manera exagerada, pero con el tiempo me ido convenciendo de aquello de que el humor es tragedia+tiempo. Lógicamente eso también es aplicable con Paquito y las legiones de fans del cosplay falangista (vi las fotos en los periódicos del día siguiente de la manifestación de los pro y los anti y no sabía quién estaría más cómodo en un salón de manga, me temo que ambos bandos).

La radiografía que haces del chiste español es triste, pero realista, el que esté en contra que piense que Cruz y Raya han estado repitiendo el mismo programa diez años seguidos con cotas de audiencia millonarias. Hay otros ejemplos que me quitan la razón, pero no los voy a mencionar por no arruinar un argumento tan majo como este.

P.D.: siento volver con el tema. Pero a mí la princesa Leia me parece una precursora de otras heroínas (tipo teniente Ripley). Es soberana de un planeta (destruido, eso sí), la líder de la rebelión, no se manejaba mal con los blasters, no le tenía miedo al señor del casco negro, mantenía a raya al bueno de Han a base de bien. Besaba a su hermano, estaba bien considerada en los ambientes Ewoks... Para mí no era una mujer florero precisamente.

De nuevo, genial la entrada y la entrevista con el señor Idle

raquel dijo...

y donde están las demás chicas?seguro que se las comió,ah, no! que tenía sirvientas..no sé,cambia bastante en cada saga hasta acabar siendo un poco musa,no obstante me alegro mucho que la admiréis tanto los segidores y comparto con vosotros también esta admiración.la verdad es que estos temas del género cansan un poco y requieren de una mayor profundización..me quedo con la textura, la magia y la melancolía que respiran las primeras pelis

Tomás Verléin dijo...

Yo siempre he estado hablando de la Leia de las tres primeras películas. De su madre (el personaje de Natalie Portman), es decir, la de las nuevas (que galimatías, señor, que galimatías) pasó de reina con maquillaje a dirigir un ejército para luego acabar de esposa que se peina en el balcón y sufre mucho.

Tampoco es que tenga una admiración desmedida, simplemente me parece un personaje algo menos trillado que otros propios de pelis fantásticas, alguien dijo Flash Gordon?

Anónimo dijo...

si bueno,tarde o temprano aparece el mito penelope en algún personaje femenino...para mí es la amy winhouse de las falleras o la dama de elche galáctica(perdonadme,estoy en casa, enferma y me aburro..)

raquel dijo...

se me ha olvidado tomás, soy raquel la del comentario anterior

Señor Insustancial dijo...

Hola a todos again...que bueno que comenzáis a contestaros entre vosotros...que puntazo, la verdad.

Aquí el humorista, por tradición,solía trabajar como palmero de un cantaor hasta que, un día, se le ocurrió contar un chiste y saltó al estrellato. Los Cruz y Raya han hecho siempre el mismo programa desde que tengo memoria.

En USA es otra cosa aunque también tienen sus censuras previas. La diferencia es que allí se llevan las manos a la cabeza cuando ocurren estas cosas y aquí, cuando ocurren, la gente dice: "¿Cómo se te ocurrió meterte con Don nose quién?". Y les parece normal.

Sobre Leia que se puede añadir, una diosa...

Y sí tiene razón Raquel afirmando que hay muchos personajes estereotipados (masculinos también) y que es difícil encontrar personajes mejor dibujados pero el género es lo que tiene aunque, la verdad, en La Guerra... los personajes están estupendamente bien definidos. Pues eso que es un universo y ustedes son gente chachi.

Un abrazo a los tres, enorme.

moonriver dijo...

Definitivamente, soy rara: me paso el día riéndome de mí misma a carcajada limpia.

manu dijo...

se me ha olvidado tomás
Ya solo me falta cazarle el apeyyido.

Fdo.: CSI Romerales, de la Bemenéritarl.

Señor Insustancial dijo...

Hola a dambos,

Moon,
Pues me parece lo más sano del mundo...sinceramente.

Manu,
Le dices a Romerales que no me llamo Tomás, que Raquel se refería a Tomás Verláine, insustancial que se pasa de vez en cuando por esta página.

Un abrazo a ambos

Tomás Verléin dijo...

For the record...

Sí, yo soy el tal Tomás, un sosias bastante poco apañado del verdadero Tom Verlaine. Se me reconoce fácilmente porque tengo una patilla más larga que la otra.

Sí que mola que se monten debates aquí y allá, así puedo hacer en este blog mi actividad favorita: no tener razón. Al principio pienso que sí, pero luego me dan argumentos y me desinflo cual persona tratada con aerored. Aunque en esto me cuesta: creo, como el señor insustancial, que son personajes muy bien definidos, con pocos trazos sí, pero bastante acertados. A Leia (la dama de eleche fallera, Raquel dixit. Clamo venganza por ello) la defenderé siempre por brindarnos una frase tan gloriosa como ¿Puede alguien quitarme de delante a este felpudo con patas?. Insuperable!

Señor Insustancial dijo...

Hola Tom,
A mi los debates me parecen buenos mientras que la sangre llegue al río...bueno, no, que luego se pone todo manchadísimo y no hay manera de sacar las manchas de sangre.

Lo mejor de la saga (la original, las IV, V y VI según el órden global pero las primeras en nuestros corazones) es que los personajes evolucionan y eso, que vas viéndolos crecer a golpe de sorpresa. Mola todo.

Aquí a Leia se la tiene en un pedestal, como no...

Un abrazo enorme.