domingo, 16 de noviembre de 2008

¡Viva el cine, cabrones!


Mi señor padre y yo hemos ido a ver esta tarde Sólo quiero caminar dirigida por Agustín Díaz Yanes. No me quería ir a dormir esta noche sin recomendaros una de las mejores películas españolas del año y, seguramente también, una de las más interesantes que he visto en el año. Es curiosos que, cuando más se habla de la crisis del cine de aquí haya visto tres títulos que me han encantado: Casual day, Cronocrímenes y esta mismo. No entiendo la reticencia de los medios a la hora de apoyar a una industria que podría generar empleo, beneficios y gustico al cuerpo.

Nadie podrá pillarme en el renuncio de decir que al cine español hay que apoyarlo ciégamente pero tampoco me uniré nunca al coro de borregos que, por sistema, no se plantean siquiera ver una película española por el simple hecho de que está hecha aquí.


En principio Sólo quiero caminar es una continuación de Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto (1995) porque recupera al personaje protagonista de esta, Gloria Duque, para urdir una nueva trama pero, en realidad, puede verse sin haber disfrutado de la primera. Sólo quiero caminar es una película excesiva, violenta, chunga, dura y retorcida pero, sin embargo, también es oscuramente tierna y tristona. Digamos que al verla tienes la sensación de estar viendo un film dirigido por Peckimpah, escrito a medias con un Almodovar que se hubiera empapado de Brother de Takeshi Kitano (pese a que no aparece en los créditos Díaz Yanes trabajó junto a Almodovar como guionista en ¡Átame!) y que el proceso final hubiera sido revisado por Tarantino (el personaje de Ariadna Gil parece Black Mamba).


Oscuramente romántica y violenta a partes iguales, Díaz Yanes aprovecha mejor que nadie el talento de un reparto acojonante en el que nadie destaca porque destacan todos: Diego Luna está increíble, José María Yazpik hace uno de los mejores mafiosos de los ultimos años, Ariadna Gil está tan contenida que dan ganas de zarandearla y Pilar López de Ayala y Elena Anaya vuelven por la senda de sus mejores papeles. Un punto aparte merece Victoria Abril que, cuando encuentra un personaje, demuestra que sigue siendo una de las mejores actrices de nuestro cine.

Ya advierto que la película no es nada fácilona, ni sencilla, que hay que estar atento a la trama durante las dos horas que dura y que no te va a regalar nada pero si no sois capaces de emocionaros con la historia de estas mujeres y de no contener el aliento en la última secuencia es que no se nada de cine. Os devuelvo el dinero, personalmente.


Por cierto, y sin que venga mucho a cuento, mientras veía la película me ha sobrevenido una absurda reflexión: ese aspecto de algunas estrellas de cine tan sano y tan aseado me resulta cada vez más repugnante...lo digo porque viendo la promo de High School Musical 3 me ha dado la sensación de que todos estaban maquillados como putas puertas o que, incluso, estaban retocados con algún tipo de programa digital. Me ha dado miedo. Sólo quiero caminar es una película llena de rostros descuidados pero humanos, tíos con barba, tías horteras vestidas de mala manera pero, sobre todo es una película de rostros donde se intenta reflejar el paso del tiempo, es una película con arrugas. Me ha parecido que en la uña sucia de Ariadna Gil había más morbo que en todas las películas americanas de este año. Cosas mías. Agustín Díaz Yanes ya está perdonado por haber participado en Alatriste.

10 comentarios:

manu dijo...

Tomo nota, pues leía una crítica que la ponía a caer de un burro.

¿Tag Yazpik?

Señor Insustancial dijo...

Hola Manu, ´

peliculaza, he leído alguna reseña mala también pero Díaz Yanes es muy bueno cuando se pone a hacer sus cosas que son estas y no los Alatristes

Yazpik es el apellido de José María Yazpik que hace de mafioso en la peli y tiene ese raro apellido me imagino que será de origen armenio o sirio como la gente de la productora El Atascadero que produjeron la interesante, e inédita, Drama Mex. Te la recomiendo también.

Un abrazooooo

raquel dijo...

a mí me pasó igual,leí una crítica fatal.la veré,entonces.me encantó cronocrímenes,literalmente, me hipnotizó .todavía no la he conversado con alguien que la haya visto.la comparto,pues, con ud.vengo de ver a albert pla,qué risa,y qué amargura,por favor,no se lo pierda.después rollo fan alrededor de él,vivan las fallas.

Señor Insustancial dijo...

Hola Rak,
Vete a verla y me cuentas pero, ya te digo, me ha encantado de todas todas y cuantas peores críticas leo mejor me parece. En realidad todo el mundo esta obsesionado con que no te cuenta nada de los peraonajes y que es inverosimil. No entiendo lo primero ya que no es necesario para la historia y, en realidad, la película no tiene tintes realistas como no lo es ninguna historia de ladrones.

Cronocrímenes es una de las mejores películas de los últimos años, me pareció imaginativa, divertida, loca, bien contada, un enorme cómic construído por un tipo que narra de forma solvente, que maneja bien el medio y que es capaz de sacar petróleo de algo de lo que otros no hubieran sacada un corto.

Soy fans de Albert Plá y cuando venga a Madrid iré a verlo...si es que me entero, que ando muy despistado.

Tengo entendido que Plá es de los que reacciona mal a esos halagos...y, por otro lado, vivan las fallas...¿No se habían acabado ya? Estás loquísima, buenas noches y un abrazo.

gromland dijo...

"Nadie hablará de nosotras..." tenía una extraña mezcla de Jim Thompson con "La familia Cebolleta", de Vázquez, que me hipnotizó. Sin embargo, tras haber visto el trailer (a un volumen atronador, por cierto), "Sólo quiero caminar" me huele a Michael Mann más Robert Rodríguez más Iciar Bollaín y una pizquita de Jose Luís Rodríguez "El Puma"; y no sé si me indigestará (cada vez que pienso en "Sin noticias de Dios" se me pone el estómago de curva praxiteliana).

No obstante, compartiendo completamente su criterio en torno a "Casual day" y "Los Cronocrímenes", aceptaré gustoso su recomendación. Ahora bien: en caso de que no me fuera del agrado de mi escaso gusto cinéfilo, preferiría que me devolviera el dinero en billetes pequeños sin marcar.

Jordim dijo...

Realmente he leído varias reseñas muy malas sobre ella; habrá que catarla.. Diaz Yanes me gusta, (aparte de haber querido adaptar un montón de libros de una tacada para una sola peli...)

Jordim dijo...

Ah y sí, Los Cronocrímenes es gloriosa.

Señor Insustancial dijo...

Hola a ambos,

Grom: Nada que ver, esta es como muchísimo más sobria, como silenciosa y con litros de sangre, sexo chungo y mala baba. Más cerca del cine japo que de Robert Rodriguez. Es excesiva. Me encantó, aunque viendo que todo el mundo la ha puesto a caldo es posible que sea una opinión demasiado personal. En todo caso todas las críticas resaltan algo de manera negativa que a mi me parece positivo: no me mascan demasiado la historia y todo está expuesto en plan sutil lo que le da un rollo más realista...joder, en realidad nadie que quiera montar un robo o una venganza te cuenta lo que va a hacer como pasa en todas las películas. Está bien que se mantenga la intriga a costa de tener que ir descubriendo pequeños detalles de la trama. Si hubiera sido una película de Tarantino o de Scorsese se hubiera habla de todo esto en un tono mucho más positivo...todavía me acuerdo de aquella crítica de Eyes wide shut publicada a página por El País donde Torreiro o Fernández Santos resaltaban que era una "bella oquedad" que había que rellenar...creo que no se referían a Nicole si no al guión...

Por otro lado se dice que no es "creíble", como si el cine tuviera que serlo o lo fuera...me temo que una tipa que recorre el mundo a lomos de una moto cortando cabezas tampoco lo es...

Jordim: A Yanes ya se le puede perdonar que hiciera Alatriste o que "Sin noticias de Dios" le quedara más flojucha pese a que partía de una interesante sinopsis.

En todo caso creo que el Tano lo borda aunque es posible que me queráis tirar piedras después de verla. Las recibiré encantado pero me da cosica que os gastéis el dinero en algo que a lo mejor no os gusta, no se, vosotros mismos, soy inseguro, como las compresas antes de las alas.

moonriver dijo...

Agustín Díaz Yanes es uno de los mejores directores del cine español de todos los tiempos Y Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto es un PELICULÓN. Hasta Alatriste me pareció buena, claro que no me he leído ninguno de los libros y seguro que eso influye. El caso es que no entiendo por qué Sólo quiero caminar ha tenido tan poca repercusión. De hecho, aún no he ido a verla, en parte por falta de tiempo, pero también porque no hay muchos cines donde la echen.

En cuanto al cine español...durante un tiempo lo defendí a capa y espada dada su gran capacidad par contar historias. Después...llegó la crisis y perdí toda mi fe en él. Con el tiempo me he dado cuenta de que el problema del cine español es precisamente un problema de marketing: se gasta mucho dinero en publicitar las películas malas y ni un céntimo en hacer propaganda de las películas buenas. Es algo que no entiendo.

Señor Insustancial dijo...

Hola Moon,

Identificas algunos problemas del cine español:
1. distribución. Digamos que, al igual que en Francia, debería de haber una ley que regulara la cuota de pantalla ¿Es necesario que en este país se estreno todo el cine americano que ocupa más del 80% de dicha cuota? ¿Que los del cine son unos pesebreros? Vale, imaginemos, por un instante que los supermercados se copan de un 80% de productos alimenticios extranjeros...¿Qué pensaríamos?

2. Marketing. Las productoras y distribuidoras manejan fatal ese puñetero asunto.

Son dos puntos flacos. Por otro lado no entiendo el interés de cierta parte de quienes ya sabes por cargarse el cine Español y, sin embargo, darle 16 kilos de euros a Garci para rodar una sola película. Indecente que un asunto como este haya caído en manos de voceros.

Un abrazo y gracias por venir.