jueves, 27 de noviembre de 2008

Recargando

Esta tarde he estado con Cesar Strawberry. Somos muy buenos y muy viejos amigos. Ya les digo el 10 de febrero sale su nuevo disco (por ahora se titula "hipotécate tú") y, la verdad, es un maldito trallazo, todo himnos. Cesar también sacará nuevo libro tras "Besando la lona" (Ediciones Irreverentes).
Strawberry es una bestia entrañable, viene a cenar a casa de cuando en cuando y se trae una botella de Tequila reposado. Es dado a la "guasa" -una palabra completamente Strawberryana- y a la "dolencia" o sea, que sabe ver las cosas con perspectiva y jamás le he visto quejarse de vicio. Les cuento una anecdotilla: estábamos ambos en un momento crucial de nuestra vida (él se enfrentaba a la disolúción de Def Con Dos y yo curraba con Gurruchaga de guionista) donde es necesario plantearse si vale la pena seguir hacia adelante o si es mejor parar y dedicarse a otras cosas. Esa noche hablamos mucho de una idea absurda "Los Hombres Bomba". "¡Se acabaron los pedos y eructos, gordito! ¡Hay que actuar!". Página web de por medio quisimos canalizar todo ese odio llamando a una especie de yihad cultural violenta, ataques a ARCO, soflamas escritas en las paredes contra nuestros escritores más odiados, lanzamiento de pasquines, avisos de bomba en las conferencias más asquerosas. No querían escucharnos pero iban a hacerlo. En la borrachera y el delirio todo tiene una forma nítida y la cosa más absurda cobra sentido. Escribamos un manifiesto, corramos a gorrazos a todos esos cursis. Reventemos como dos pobres infelices haciendo saltar por los aires toda esta patraña...


Joder, qué resaca.


Nuestros caminos se separaron esa misma noche y volvimos a hablar del tema con más serenidad. Seguía valiendo aunque necesitáramos abogados. Un manifiesto y a reventar. Al martirio cultural para que las nuevas generaciones de ciudadanos vivan libres de la opresión mental, de la mala televisión, de la estupidez de serie.


La realidad, al poco tiempo, nos ganó por la mano. Los atentados del 11 de marzo nos hicieron callar y reflexionar sobre la campaña. En realidad nos parecía que, pese a que la cruzada era justa, el momento no era el mejor. Quedaríamos como dos cochinos arribistas y el asunto daría munición suficiente a gente a la que no queríamos ver cerca de una pistola nunca. "Los hombres bomba" se disolvieron sin decir ni "ay" y nos dedicamos a nuestras cosas: Cesar volvió con Def Con Dos y publicó su primera novela y yo amplié mi campo profesional pasando de la tele a la prensa escrita. Corrieron buenos tiempos y todavía nos reímos de aquello. La última vez contándoselo a su chica en un bar de la Calle Pez, contándole eso y aquella vez que Strawberry me mandó su novela aún inédita e intenté cambiársela de arriba a abajo. Su contestación no pudo ser mejor: "Mira gordo, si quieres una novela te la escribes pero no me toques la mía".


Hacía mucho tiempo que no veía a Cesar, demasiado, y en solo dos asaltos me ha devuelto parte de la esperanza perdida. Con amigos así uno no quiere tener enemigos. Con amigos así a uno no le importaría reventar en pedazos.


Por cierto, que después de estar con esta buena persona, me he ido a tomar dos Sin alcohol con Miss Kiddo a la misma Calle Pez (es una calle guay, no se la pierdan), a un bar con grasa en las paredes y hemos estado hablando de todo. También hacía mucho tiempo que no veía a Miss y ha sido una buena reentré profusa en datos y milongas varias de las que teníamos que ponernos al día. Me ha devuelto mi volumen de "Un vestido de domingo" (Mondadori) de David Sedaris. Me lo ha devuelto sin leer y eso que se lo presté porque el escritor americano y la buena muchacha de la katana tienen un humor vitriólico muy parecido. Ya tendrá tiempo de leerlo si la Yakuza deja de perseguirla en algún momento, que ya les vale, que ella sólo quiere cargarse a Bill pero, nada, no hacen más que obstruir a la justicia del frío acero japonés.


Después he vuelto a casa, henchido de gracia, sin rastro de misantropía y acordándome de la señora cuarentona que, completamente cocida, me ha tirado los trastos en el intercambiador de Plaza de Castilla. Lo juro, no me lo invento, esa señora estaba literalmente ciega. Si a algunos el alcohol los pone cariñosos a esa pobre mujer la ingesta de Don Simón le quita completamente el sentido del gusto. Pese al amoroso requiebro -la verdad es que no la he entendido muy bien- me he hecho el Bjorn Bork (o sea el sueco) y se ha ido a intentar liar a un ecuatoriano que, completamente fuera de sí, le ha dicho que no bebiera y que rezara mucho porque era una pecadora. El ser humano no dejará de sorprenderme nunca, como la Calle Pez, como los amigos y como este año de las narices que no me está dando ningún descanso ni siquiera en esos días en que todo parece ir sobre ruedas.

16 comentarios:

gromland dijo...

Ufffff, estimado Insustancial, la calle Pez...

No tanto en esa simpática callejuela, pero sí en la pegada calle Pizarro sometí a mi hígado a duras sesiones de "cañaterapia" en la ya desaparecida taberna chilena "Los Andes" (¿le he comentado alguna vez que viví siete años siete en Ciudad Gato?), con la mejor galería de personajes lumpenclanescos que he conocido en mi vida: Santi, Sejo, Carlos el representante de aparatos de odontología, Emilio (que luego estuvo en la 2ª Edición de GH!), María la de "Picnic"... Y en la propia Pez ahogaba con Ribeiro mi morriña por Tierra Meiga en "un gallego" que había esquina con calle del Madero (o algo así, ¿puede ser?). Supongo que el bar ya no estará, como desapareció la tienda de comics que había casi llegando a San Bernardo, como desaparace casi todo...

Estimado Insustancial: sabe Vd. que le aprecio y le tengo en buena estima (y que espero llevarle a otro "gallego" - a no ser que lo hayan convertido en un aparcamiento, claro - a invitarle a tomar caldo de dioses si recaigo pronto por Ciudad Gato), pero realmente me ha jodido la noche esa extraña puerta que me ha entreabierto en la cabeza con su post...

Afectadísimos y noventeros abrazos.

Por cierto, ¿le he comentado que también yo debía utilizar el Intercambiador de Plaza Castilla para irme a casa? Buff, qué viejo estoy...

ENRIC dijo...

Merhaba, y vaya un frío...
Sí, el recuerdo de esos bares me llena de melancolía el corazón, el alma y un poquito, todavía, el higado. Tabernuchas (Ud. lo dijo muy bien) que sudan grasa por las paredes y serrin del pleistocenos incrustado en el suelo.
Tiempos de Toy Dolls, de tipos con crestas verdes y rojas, de alfileres sucios atravesando labios inbesables... pero, aqui estambos... y será porque hemos venido, que dijo aquel...
Sepa que si no le voto no será porque no sea lector incondicional de su página. Simplemente esa gente piden datos que no estoy dispuesto a ceder sin su proceso de tortura anterior... ahora me voy a currar y a seguir manteniendo las estructuras de esta mierda de sistema. Cuando tenga un poco de tiempo propio me dedicaré a hacerle comentarios más responsables. Upsss...
Un cordial saludo

manu dijo...

no le he visto quejarse de vicio
Ummmmm, entonces es "casi" perfecto. No te fies de la gente que no bebe y nunca se queja de vicio. Sospechoso ;-)

Hablar con gente que sabe escuchar es una gran terapia. Te ayuda a ver que, aunque el pozo está oscuro y parece profundo, al final hay una salida.

¡Ánimo, coño!

raquel dijo...

vaya,reaparece miss Kido,espero que para bien..bueno,estoy de nuevo sin internet,maldita crisis,maldita memoria,que no me acuerdo de pagar el recibo;este tipo me cae bien,presentaba un programa en localia tv(?)donde salían algunos conocidos de valencia,un hombre inteligente,sin duda;y su grupo:los def con dos,cuando la época de S.A.,etc.recuerdo un concierto en Valencia,que me tiré del escenario!!la primera y la última vez que lo dí todo para impresionar...no me extraña que se reunan Uds. dos para idear maldades, y que frescos y jóvenes se les ve,continuen,por favor;aquí se ofrece una para apoyo logístico o lo que haga falta.

pepeluxe dijo...

No deje de llamarme cuando pase usted por la calle guay, hombre. Que le tengo ganas.

Señor Insustancial dijo...

hOLA a Todos,

Grom,
Es, definitivamente, la mejor zona de Madrid actualmente. Han quedado cantidad de bares de cañas/tapeo y luego lugares de nivel para tomar el copazo a precios bastante razonables. Además, como le ocurre a usted, es una calle repleta de amigos por todos lados.

Siento haber abierto esa puerta, si nos juntamos en navidades le prometo un paseo por la zona para que su señora, sparky y usted mismo caten la gentileza de la zona antes de que se ponga más de moda.

¡No sufra! ¡Por Alá!

Merhaba Enric!
¡Vivan los bares cutres! Estoy contigo, amigo. Es lo mejor de lo mejor, no hay manera de tomarse una caña en condiciones si no hay un camarero tuerto, por lo menos. Es mi medida de calidad, si el camarero parece patibulario y hay un borrachín habitual ese es el mejor lugar para pastar.

Puede votarme, no piden datos. Es decir, picas y ya,pero ponen lo de los datos por si "aca...so". Tus comentarios siempre son agradables, consistentes y bienvenidos. Un abrazo grande camarada espero que este sistema de mierda me permita acercame por el Levante. Pienso recorrer La costa desde Cádiz a Barcelona. A ver como se da.

Manu,
Son días raros para mi pero intento no besar demasiadas veces la lona o, por lo menos, levantarme antes de la cuenta de diez.

Rak,
¿Y cómo es posible pasar de hacer moshing en un concierto de S.A./Def Con Dos y terminar cantando por Paco Nixon? Jejejeje...¿Cuantas veces ha contestado a esa pregunta? En cuanto la cosa de la promo de Def se calme comenzaremos a idear algo conjuntamente con el monster Strawberry a ver si se deja. Creo que sí, que pronto estaremos danzando de nuevo y tendremos que tirar de todo su apoyo logístico. A ver que ocurre. Jjejeee...se nota que te has leído el blog de arriba a abajo porque hablas de Miss Kiddo como si fuera un personaje del mismo. Sí, ha vuelto aunque nunca se fue. Es que la vida de la gente pues crece en otros campos diferentes.

Pepeluxe,
¡Ays! Lo siento Pepeluxe pero es que estuvimos de charlita y recogimiento y pensé que ya no andabas por allí. De todas maneras nos vemos la semana que viene que hay que hablar de cositas.

Un abrazo a todos y muuuchas gracias por vuestros comentarios. de paso me disculpo por no haber posteado ayer...soy un maula.

ENRIC dijo...

Mee er haaa baa...
... esteeee... disculpa pero he puesto una noto en la entrada que no toca y... bueno... está en la entrada de !1 año en un post" (comentario nº11, bonito number)... este trastorno... este trastorno.... jodeeeeeer!
Camarerooooooooooo!!!!

raquel dijo...

imagine a Candy viviendo en una casa okupada y lo entenderá todo..a fran llegué por niño gusano-costa brava y una conexión habitual por zaragoza y Gijón.los def con dos..se lo cuento otro día que ya vale de exibicionismo.Por favor cuenten en sus filas conmigo para cualquier acto de vandalismo artístico contra el mal gusto reinante,pedantería u otra cosa:tengo pinta de muy buena chica,puedo engañar a cualquiera

ROCKHUNTER dijo...

¡Quiero conocer a Cesar Strawberry! ¡Preséntemelo, por favor! Bueno, antes debería conocerle a usted. En fin, si en su día compartí púlpito con Juan Pablo II todo es posible...

Señor Insustancial dijo...

Hola a los tres insustanciales,

Merhaba Enric,
Ahora lo leeré que estás fatal...jajjajaa.

Rak,
Me lo creo, me lo creo, me lo creo...que cantidad de curiosidad me provoca (todo), joder, pero como solo puedo comunicarme con usted por aqui pues...me muerdo la lengua. Lo siento es deformación profesional.
Me temo que hemos seguido caminos paralelos, a mi se me puede ver en un concierto de Def Con Dos o disfrutando de Los Planetas.

Rockhunter,
Vóteme y luego hablamos...No, bueno, sí, hazlo. Gracias por pasarte. Por ahora somos pequeños y no tenemos pensado hacer ninguna presentación oficial pero, en cuanto hagamos fiestaka del blog está usted formalmente invitado. Gracias por pasarse, aposéntese cómodamente.

Un abrazo a todos.

raquel dijo...

ja,ja,somos los chicos tripolar
no nos van los prejuicios
abrazo

Señor Insustancial dijo...

Y además fan de los Manos de Topo...eso debe ser, que "semos" tripolares.

Abrazo pues.

moonriver dijo...

Una encarecida recomendación de la C/Pez: el restaurante Gumbo. A ver si te gusta.

Señor Insustancial dijo...

Ohhhhh, Moonriver...

Conozco bien el Gumbo, impresionante ese cangrejo "crispy" y esos tomates verdes fritos. Una pena que, desde hace meses, el local ya no sirva "Hurricane", un cocktail de Nueva Orleans que se hace con ron blanco y unos polvos tipo Tang. Se les agotó y Matthew, dueño y chef, no haya querido reponer existencias porque no lo pedía nadie.

Te recomiendo el nuevo que ha abierto en Calle Palma y que se llama Gumbo Ya-Ya...muy, muy parecido pero con carta de vinos. Si vas te recomiendo un Hartzenberg tinto, caldo sudafricano (aunque parezca mentira) de enormes posibilidades si lo acompañas de un atún braseado.

Un abrazo.

moonriver dijo...

También lo conozco, aunque no he probado sus vinos. Me lo apunto para la próxima ocasión. ;)

Señor Insustancial dijo...

Pues no te pierdas el vino indicado que es canelita fina.

Un saludo.