jueves, 7 de agosto de 2008

Impares y el efecto búfalo


"Efecto búfalo": Dícese del extraño fenómeno que se produce entre los programadores de las televisiones en España. Uno encuentra una fórmula de éxito y todos corren detrás de él intentando encontrar algo igual de malo e igualmente reconocible por la audiencia despeñándose todos por el desfiladero de la inteligencia cual simpático rumiante de la Pradera Americana.

Los programas de la mañana se llenaron de marujeo baratísimo pese a que Concha García Campoy, que debe de estar mal informada, diga que lo suyo es la “información”.
Los programas de la tarde de versiones de el tomate para luego travestirse todos en la versión fina de Está Pasando (Visto y no visto) y concursos para intentar pillar algo del éxito de Pasapalabra (Fifty-fifty, Password...a ver si los de Cuatro se enteran de que en España no sabe inglés si Botín y le ponen nombres en cristiano a las cosas que parece que sólo se ponen españolistas con la Eurocopa...).


Ahora el asunto va por encontrar un programa que de la réplica a Camera Café. La Sexta lo intentó con La tira (que no ha cuajado, seguramente porque no le da protagonismo a la pareja formada por Paco Churruca y Fernando Gil, que son dos cracks que podrían hacer ese programa durmiendo) y Antena 3 lo intentó fichando a la gente de Polónia (TV3) en un programa que creo se titulaba Mire usted. Ahora vuelve a la carga programando Impares, una producción que nació para las noches de NEOX (uno de sus canales de TDT) pero que ha seducido a los directivos de la cadena que lo han ascendido a Primera División.

La verdad es que es de esos formatos que gustan mucho a las cadenas de TV porque, a primera vista, son muy baratos. Equipo técnico muy reducido y actores que entran y salen a los que no hay que blindar el contrato. De hecho tiene buenos actores pero, es una pena, penita, pena, que los guiones sean tan malos y se le intente dar al asunto un toque de “frescura” por medio de la improvisación. Lo malo de la “frescura” y la “espontaneidad” en la interpretación es que hay que ensayarla muchísimo para que parezca real. De hecho para que Bardem parezca un asesino de verdad en No es país para viejos el hombre tuvo que ensayar lo suyo ¿No? Que nadie les engañe, los personajes que dicen que son "reales" o sea, costumbristas, suelen acabar en televisión siendo Fernando Tejero haciendo de portero en aquí no hay quién viva, Luisa Martín interpretando a la chacha de Médico de Familia y Juanjo Artero y Marcial Álvarez interpretando a dos policías en El Comisario...¿De verdad que son reales?


Es curioso que la serie publicite que se trabaja como en Larry David y The Office, dos veneradas producciones que han fracasado en nuestro país y con las que, por Alá, estos impares no podrían ni empatar. El simil es bochornoso y sólo cuela si uno no ha visto ninguna de las dos series. Se confunde, muy a menudo, el hecho de que el hilo conductor sea liviano con que, en realidad, no haya guión o dirección de actores, que nada tiene que ver. Es curioso porque lo que sí está marcado a fuego en Impares es su hilo conductor (una agencia, solteros chiflados que se conocen, tres pasos con entrevistas en medio) mientras que en The Office el hilo argumental es la vida en una oficina y en Larry David la vida impostada del propio Larry David. A partir de ahí cancha, cada episodio es completamente diferente y se plantea desde puntos de vista completamente únicos.


Los actores necesitan dirección. Lo sabía Kubrick que le dijo a Cruise eso de “Tom, quédate conmigo y te haré una estrella”. Estaban rodando Eyes wide shut y Tom YA era una estrella…o eso creía él porque el comentario de Stanley que ya había destruido egos como el de Kirk Douglas (“Es un gran director pero una mierda de persona” dice de él en su biografía El hijo del trapero) le valió para olvidarse de todo lo que había hecho y dejar de tocarle las narices al director con “sugerencias artísticas”.


Mi exigua experiencia me dice que los mejores actores son los que están más preocupados de ponerse en la marca adecuadamente que en construir sus papeles delante de un equipo entero. De hecho, intentar construir los matices de un personaje el mismo día de rodaje es como intentar aprobar el examen final estudiando cinco minutos antes. Lo normal es que te cateen que es lo que les pasa a los actores de Impares. Que no te los crees. ¿Alguien cree que Steve Carrell no prepara su presonaje antes de cada toma y que lo trae aprendido desde casa? Por cierto:¿Estamos hablando de The Office en su versión inglesa o en su versión americana?

Mi exigua experiencia como guionista me dice que el gag va de la realidad hacia adelante, una realidad sin aderezos que luego se va multiplicando en el absurdo. Y no lo digo yo solo....

-Un tipo llega con un loro a una tienda de animales….resulta que le han vendido el loro muerto (Monty Python).
-Reportaje sobre un dirigente del KKK…que resulta ser ciego…y negro…aunque él no lo sabe (Dave Chapelle).
-Una banda de Reggae es contratada para tocar en una reunión de veteranos de guerra…el éxito de la banda se llama “mata a la gente blanca”. (Eddie Murphy)
-Un vendedor llega a casa de una pareja ofreciendo…clases de español al instante (Steve Martin).
-Un tipo llega a una tienda de bocatas…regentada por un Samurai que no sabe inglés y que intenta hacerse el hara-kiri cada vez que la caga (John Belushi).
Y así, hasta la nausea…
Si los gags empiezan por mostrarnos a gente tarada no hay manera de que se multiplique el factor “risa” y nos quedamos con la sonrojante sensación de que estamos viendo un mal guión fatalmente interpretado por los actores.

Se dice también que Impares es “humor del absurdo”. Bien. Pues no. Muchachada Nui ya nos ha mostrado lo que es este tipo de humor y la diferencia es evidente ¿no? Andy Kauffman hacía humor del absurdo y no se parece en nada a Impares…me temo que alguien de allí ha confundido el hacer humor con situaciones absurdas provocadas por gente que no está muy bien de la cabeza con hacer humor absurdo, que no tiene nada que ver.
De todas maneras, por si no se fían de mi criterio, deberían de echarle un vistazo y una oportunidad (De lunes a viernes en Antena 3, a las 21:45, tras el telediario). Por cierto que sale, la he visto una vez, la excelente (y paisanísima) actriz Cristina Gallego, debilidad chiflada de este insustancial...es la chica del anuncio de Media Markt, que ya tiene fans por internet...si fuera una cinta de VHS diría eso de "hijosss de puta"...

4 comentarios:

Antonio Rico (antoniorico_tv@yahoo.es) dijo...

¿Que si "alguien ha visto ese engrendazo del Diablo" que es impares?

Yo sí. Y tú también. Unos cuantos más cometiendo semejante insensatez y convertimos al engendrazo ése en líder de audiencia.

Menos mal que yo ya me estoy quitando. Espero que tú también. Te deseo una pronta recuperación.

Señor Insustancial dijo...

Es de lo peor que he visto en mucho tiempo, destila un rollo a Escuela de Arte Dramático, a ejercicio televisado, a buenrollismo...uffffffffffffffff.

Que no, vaya, que no.

Fantômas dijo...

Buen blog che! Te invito a darte una vuelta por el mío, creo que te puede llegar a interesar por las cosas que veo que posteás. Y de paso si querés intercambiamos enlaces.

Soy del Montón

Ahora también Soy del Montón Info:

Soy del Montón Info

Un abrazo.

Señor Insustancial dijo...

Hola Fantomas,

Nos apuntamos la dirección de tu interesante blog y nos lo metemos en nuestros favoritos por la sencilla razón que nos hemos encontrado con que hablas de Soylent Green que es una de nuestra pelis preferidas.

Un abrazo desde Madrid, Sede internacional de SPECTRA,